Cada organización tiene sus propios valores y principios, esencialmente reunidos en el epítome que conforma su misión y su visión. Sin embargo, en las ocasiones en que el ideal trasciende esta estructura corporativa por ser mucho más disruptivo, se expresa en forma de manifiesto: un texto breve en el que se dibuja la fe de un mejor futuro en el área para la que se busca un cambio. Bitcoin nació del Manifiesto Cyberpunk, pero ahora cuenta con su propio manifiesto gracias a la Fundación Bitcoin, que publicado recientemente, se puede resumir en una sola frase: todos tienen derecho a la moneda digital. Básicamente, el documento se divide en dos partes: la primera, que sirve para enumerar los problemas del sistema financiero tradicional, y la segunda, donde se enumeran los derechos financieros que debería poseer cada ser humano, por supuesto, estrechamente ligados a Bitcoin. Entre dichos problemas se cuenta que las monedas fiduciarias no digitales se han convertido en un depósito de valor a largo plazo bastante pobre, la inflación, las altas comisiones y baja velocidad, la poca inclusión hacia la gente en situación de pobreza e incluso se acusa a la banca de no ser todo lo segura, rápida y eficiente que se necesita. Así que, en este sentido, se afirma que cada ser humano tiene ciertos derechos financieros que “no deberían ser impedidos por gobiernos, reguladores, instituciones financieras u otros humanos”. Estos, igualmente, se resumen a la descentralización y privacidad financiera otorgada por la moneda digital. Cada ser humano, entonces, tiene derecho a realizar sus transacciones de forma privada, sin intermediarios y como Bitcoin como medio de intercambio. Sobre este tema, Llew Claasen, CEO de la Fundación, comentó:

El sistema financiero actual no es perfecto y no sirve a las necesidades de todas las personas que deban tener acceso a un cambio de divisas y depósito privado, seguro, estable y asequible. El que los bancos estén adoptando la tecnología Blockchain no soluciona el sistema. Bitcoin es un regalo de Satoshi para todos nosotros y debemos aceptarlo. Creemos que Bitcoin debe ser ligeramente regulado en estas primeras etapas del proyecto y no visto como anti-banco, pues Bitcoin no reemplazará el actual sistema financiero, sino que lo incrementará.

Llew Claasen

CEO, Fundación Bitcoin

Regulación vs. Adopción

Precisamente, ahora mismo existen fuertes iniciativas de regulación y de adopción alrededor del mundo, por parte de gobiernos y empresas. La privacidad de las criptomonedas es algo que preocupa especialmente a las autoridades, al no poder tener un control establecido sobre ellas, lo que puede permitir que se cometan crímenes como el lavado de dinero. Así lo han expresado la Comisión Europea y el Banco Central Europeo, mientras que en Italia la principal inquietud se ha vuelto en las criptomonedas anónimas como la recién nacida Zcash, por lo que 14 de sus parlamentarios están buscando prohibirlas en el país. Sin duda, algo totalmente en contra de este nuevo manifiesto, que exige derecho a las transacciones privadas “que no involucren daño hacia otros”.

Zooko Wilcox, fundador de Zcash, ya ha mencionado que en realidad los criminales utilizan todo tipo de bienes activos para lavar dinero, desde automóviles, hasta inmuebles y monedas como el dólar, y que arrebatar el derecho a la privacidad a las personas no es la solución para que ellos dejen de utilizar las criptomonedas o inclusive el dinero fiduciario como herramienta.

Por otra parte, la adopción generalizada que persigue este manifiesto también está dando buenos pasos alrededor del mundo. Apenas en junio supimos que Brasil, Colombia y Venezuela aumentaron su número de transacciones con Bitcoin, mientras que en este último país, gracias a la dura situación económica que se vive y las estrictas restricciones aplicadas al bolívar, moneda oficial, acaba de dispararse de nuevo la compra de esta moneda digital.

Adicionalmente, según Coin.dance, en países como Chile, India, Rusia y Sudáfrica, el volumen de transacciones Bitcoin realizadas asciende a las dos cifras en millones. Y si bien hace poco esta criptomoneda tuvo un descenso, ha vuelto a recuperar su tendencia alcista en el mercado para el momento de esta nota. Por todo ello, es probable que el Manifiesto de la Fundación Bitcoin llegue realmente a cumplirse durante los próximos años.