La cadena de bloques ya ha sido aplicada en una gran cantidad de áreas, pero quizá hasta ahora su uso principal ha sido el financiero. Con este objetivo, de hecho, se formó el consorcio R3CEV, mayormente conformado por bancos y que actualmente cuenta con más de 70 compañías. Pero ahora parece que la blockchain está a punto de dar un nuevo salto hacia otro gran uso: la logística.

Como iniciativa del Instituto Holandés de Logística Avanzada, TKI Dinalog, acaba de nacer un consorcio basado en este territorio y conformado por 16 grandes empresas e instituciones relacionadas al sector, que esperan poder explorar en conjunto la tecnología blockchain y desarrollar aplicaciones de la misma para el área logística.

Entre los socios se cuenta con el Puerto de Róterdam, que fue durante 42 años el más activo del mundo y aún sigue siendo el mayor de Europa, y el banco ABN Amro, que de hecho ya se ha mostrado interesado en esta tecnología en diversas oportunidades y forma también parte del R3CEV. Además, también se incluyen la Universidad Técnica de Delft, la Organización Holandesa para la Investigación Científica Aplicada (TNO), la Universidad de Windesheim y la Comunidad Financiera Internacional de la Cadena de Suministro (SCF).

Por ahora, su presupuesto llega a los 2.2 millones de euros, y es un proyecto complementario a la iniciativa público-privada del Ministerio de Economía para establecer un instituto nacional de investigación blockchain. Con estos recursos la Universidad de Delf planea desarrollar una infraestructura corporativa de código abierto basada en la blockchain que pueda ser utilizada en el proceso logístico. Asimismo, el consorcio se centrará en tres casos de uso: financiación de la cadena, financiación de existencias y economía circular.

Respecto al tema, Martijn Siebrand, Director del Programa Financiero de la Cadena de Suministro en TKI Dinalog, comentó:

Si me preguntas, utilizar la tecnología blockchain para las rutas financieros de la logística es sólo el principio. Veo esto como un trampolín hacia un sector de la logística con una mejor colaboración a lo largo de toda la cadena.

Martijn Siebrand

Director del Programa Financiero de la Cadena de Suministro, TKI Dinalog

Este es el primer consorcio de su tipo en el mundo, pero el uso de la blockchain en logística y cadena de suministro no es nuevo. En Finlandia la ciudad de Kouvola recibió en junio una cantidad similar para mejorar su cadena de suministro, mientras que Walmart continúa trabajando para asegurar la inocuidad alimentaria utilizando esta tecnología. La gigante IBM, además, se unió a finales del mes pasado con una startup para resolver el problema de la última milla y a principios de este mes la compañía Chain of Things anunció que investigará las aplicaciones de la blockchain en el transporte marítimo. Así que sin duda este uso específico está aumentando alrededor de todo el globo, por lo que no sería extraño que este nuevo consorcio de TKI Dinalog creciera en lo próximo.