Las nuevas tecnologías en nuestro siglo siempre son bienvenidas para construir ese futuro de ciencia ficción que todavía imaginamos, lleno de robots y autos voladores. Pero lo cierto es que no sólo lo más vistoso forma parte de ese futuro, pues solemos pasar por alto las cosas más cotidianas. Ya existen prototipos de autos voladores, pero el proceso para adquirirlos, incluyendo las transacciones y el papeleo, sigue siendo igual de engorroso para todas las partes. ¿No sería genial poder acabar todo el proceso con sólo pinchar un botón?

Para eso, entre otras cosas, tenemos la tecnología blockchain o cadena de bloques. Su primera aparición se dio en el 2009, cuando vino profundamente enlazada con la primera moneda digital, Bitcoin. Su función era registrar cada bitcoin y marcarlo como único, así como asegurar la transparencia permitiendo el acceso público, a cualquier hora y en cualquier lugar conectado a la red, a cada transacción realizada desde la primera, ocultando además la identidad de todos sus usuarios mediante la criptografía. La cadena de bloques serviría para asegurar que cada intercambio Bitcoin se llevara a cabo correctamente, sin intervención humana.

En resumen, la blockchain es como un gran libro de contabilidad protegido por criptografía. Hackearla resulta casi imposible en la práctica, así que se puede confiar ampliamente en su código; y ya no sólo para utilizar Bitcoin. Esta tecnología ha excedido todas las expectativas y hace mucho que ha dejado de ser tan sólo una estructura para las criptomonedas. Actualmente, cientos de empresas y organizaciones en todo el mundo parecen ansiosas por utilizarla, y la razón es sencilla: puede registrar cualquier cosa y, por tanto, agilizar casi cualquier proceso.

Pero vayamos a la práctica. Más allá de lo técnico, a continuación te enseñamos 6 formas en que la blockchain puede cambiar tu día a día próximamente.

Podrás realizar transacciones instantáneas

Esta, por supuesto, es la función obvia, pero no podemos pasarla por alto. Muchos bancos en todo el mundo están probando la blockchain para realizar distintos tipos de transacciones, no sólo en moneda digital.

Si eres usuario de la banca, sabrás que, a pesar de sus plataformas digitales, en muchas ocasiones enviar y recibir dinero se complica, especialmente entre distintos bancos y días como los fines de semana. No hablemos ya de las transacciones transfronterizas, donde el papeleo puede ahogar a cualquiera, y el proceso es de todo menos instantáneo. Pues bien, la blockchain acabará con todas estas complicaciones.

Ya existen, de hecho, servicios como Circle, una app de Android y iOS que permite a sus usuarios realizar transacciones tanto en moneda digital como en dólares, euros y libras esterlinas a cualquier lugar del mundo, tan sólo con presionar un botón y en tiempo real. Por otro lado, tenemos las distintas pruebas que han realizado los bancos miembros del consorcio R3CEV para mejorar la experiencia de sus usuarios y, en un futuro no tan lejano, hacer instantáneas las transacciones de moneda fíat nacional.

¡Se acabó el papeleo!

La razón de tanto papeleo es que son demasiados datos los que deben manejar las empresas, bancos e individuos; de algún modo hay que organizarlos para que el sistema funcione. Aunque, por supuesto, no siempre funciona: hay demasiados intermediarios y siempre se traspapela algo importante o incluso se falsifica, permitiendo la corrupción.

Esto está por acabar con la blockchain, que es como un enorme libro contable donde todo se registra una sola vez, automáticamente, y cualquiera que esté autorizado, en cualquier momento y lugar del mundo, puede ver ese registro sin cambiarlo. Por ello ya se está utilizando para guardar los historiales médicos de cada paciente y enlazar así a los hospitales, prestamistas y aseguradoras; y, claro, para resguardar documentos personales de todo tipo, desde títulos de propiedad hasta actas matrimoniales. De hecho, ya existe una aplicación blockchain que permite verificar la autenticidad de cualquier documento: Stampery.

Sabrás exactamente de donde proviene cualquier cosa

Seguramente, ignoras del todo si tu ropa fue realizada con algodón en una fábrica decente que paga a sus empleados, o si se hizo en cambio con materiales de baja calidad por una niña esclavizada clandestinamente. Lo mismo ocurre con los alimentos que te llevas casa: ¿sabes cómo fue empacada esa leche o de dónde salió esa carne? ¿Y cómo saberlo? Pues con la blockchain.

Esta tecnología puede seguir desde su nacimiento todo el ciclo de vida de cualquier cosa, marcándolo con una huella digital única que el consumidor final puede consultar en forma de código QR. Esto ya ha sido aplicado por Provenance para evitar la pesca ilegal y Walmart lo está probando para asegurar la inocuidad de los alimentos. Por otro lado, la firma de moda estadounidense Baby Ghost decidió sellar su última colección con la blockchain, de forma que sus compradores finales podrán tanto verificar la autenticidad de sus prendas como acceder a toda la información posible sobre ellas. La compañía Everledger ha dado un paso más hacia el mercado de lujo, pues se encarga de marcar los diamantes y hacer cumplir el proceso Kimberley dictado por la ONU.

Jugarás con más velocidad y recompensas

Los juegos y apuestas en línea también se verán beneficiados por la blockchain, pues desde ahora puedes asegurarte más velocidad y transparencia, además de poder conseguir recompensas en moneda real. Tal es ya el caso del juego Spell of Genesis, construido sobre la blockchain, que cuenta con su propio token, el BitCrystal, intercambiable por cualquier otra moneda digital o fíat. Asimismo, tenemos Takara, que es como el Pokemón Go de las criptomonedas, donde se utiliza el geocatching para ‘dejar caer’ fichas digitales en cualquier sitio del mundo que luego podrán ser recogidas por usuarios que deambulen por esos lugares.

Por otra parte, están las apuestas en línea. Siempre hay un margen de riesgo en apostar, pues persiste la sospecha de que el juego puede estar previamente arreglado. Con la blockchain este riesgo se elimina, dado que el registro ocurre una única vez. Plataformas como SatoshiDice en Bitcoin y vDice en Ethereum ya cuentan con miles de apuestas, donde los usuarios ni siquiera deben registrarse, sino tan sólo enviar su apuesta y esperar el número ganador en muy poco tiempo, como en un casino real.

Accederás a redes sociales libres y con propinas

Imagina Facebook y Twitter sin censura, sin posibles hackeos o espionaje y además con propinas a cambio de contenido de calidad. Suena muy bien, y ya es posible gracias a la blockchain.

El mejor ejemplo de ello es Steemit, una red social por ahora dedicada sobre todo al ecosistema que rodea a esta tecnología, en donde los usuarios pueden crear, compartir y evaluar contenido de calidad mientras reciben ganancias en su criptomoneda nativa, el Steem Dólar (SMD), y su información es registrada y protegida por la cadena de bloques. No está almacenada en servidores pertenecientes a una sola entidad, a diferencia de Facebook, y por tanto es descentralizada: sólo los usuarios pueden controlar lo que se publica.

Por todo ello, una encuesta realizada por Whurk a estudiantes universitarios de Estados Unidos reveló que un 62% piensa que las redes descentralizadas serán la norma en el futuro.

Sólo tú ganarás con tu trabajo creativo

Discografías, editoriales, compañías cinematográficas. Si realizas algún trabajo creativo, desde música hasta escritura, sabes que hay que acudir irremisiblemente a intermediarios que se quedarán con la mayor parte de las ganancias. Pues bien, ahora la blockchain puede presentar una alternativa.

Con base en esta tecnología se ha creado la plataforma LBRY, una gran biblioteca descentralizada donde los usuarios pueden tanto acceder a contenido de calidad (desde textos y canciones hasta videojuegos y películas), como crearse una cuenta y subirlo para que otros accedan a él por el precio que el autor escoja. Y todas las ganancias van para él, sin ningún intermediario.

Tan solo está comenzando

Finalmente, debemos decirte que estas son sólo algunas de las posibilidades. Muchas organizaciones y empresas se encuentran investigando el gran potencial que ofrece esta tecnología, así que sin duda próximamente sabremos de nuevas funciones. Por los momentos también ha demostrado ser útil para la caridad, asegurando que los fondos lleguen a buen destino, y siendo la base de cientos de criptomonedas con las características más dispares: desde la SolarCoin, diseñada para recompensar a los productores de energía solar; hasta la Zcash, destinada a realizar transacciones completamente anónimas.