Aunque con menor intensidad que en la industria de la banca, donde la tecnología Blockchain está revolucionando sus cimientos, la cadena de bloques está empezando a resquebrajar el modelo de comercialización y distribución que el sector de la electricidad ha utilizado durante más de cien años.

Uno de los mayores logros de la tecnología Blockchain, ese libro mayor de acontecimientos digitales compartido entre muchas partes diferentes, según definición de Marc Andreessen, es haber descentralizado la confianza, permitiendo así la eliminación de intermediarios en muchos servicios y procesos empresariales.

Por ejemplo, la tecnología Blockchain ya ha demostrado en un área del barrio neoyorkino de Brooklyn, que cualquier vecino puede producir, consumir y vender energía eléctrica. Esta figura del consumidor productor es lo que el escritor Alvin Toffler denominó hace casi cuarenta años ‘prosumidor’. Lo hizo en su libro “La Tercera Ola”, donde anticipó que si las empresas querían seguir ganando dinero deberían aprender a implicar a los consumidores para que terminasen convirtiéndose en “prosumidores”.

Sin duda, la descentralización del mercado de las redes de distribución de la energía eléctrica en favor de los prosumidores, al eliminar el número de intermediarios, traerá consigo una reducción del precio del recibo de la luz. Este primer experimento Peer-to-Peer de distribución y comercialización del exceso de producción de energía eléctrica ha sido llevado a cabo por la compañía TransActiveGrid, en colaboración con la plataforma de pagos PayPal. Esta empresa, pionera en otorgar a los consumidores la capacidad de convertirse en productores y comercializadores de energía eléctrica, se define en su web como un mercado de energía de la comunidad habilitado por la Blockchain.

No obstante, en algunos países, como sucede en España, la regulación impide a los consumidores comercializar el excedente de energía. Así, mientras que el regulador decide si camina a la par de la tecnología o unos pasos más atrás, compañías como Endesa, líder del sector energético eléctrico español, han creado laboratorios Blockchain para investigar la creación de productos cada vez más eficientes para sus clientes y avanzar en la mejora de la calidad de sus procesos internos.

Sobre la puesta en marcha de este laboratorio de tecnología Blockchain, Juan Garrigosa, director de Innovación de Endesa, explicó a CriptoNoticias que la apuesta de su compañía por la innovación abierta, más allá de las ideas propias, responde al reto de saber cómo utilizar e identificar casos de uso para sus clientes de todas las tecnologías disruptivas que ya están en los mercados y que están cambiando las entrañas de compañías e industrias centenarias.

Con el laboratorio Blockchain lo que queremos es entender las reglas de un mundo descentralizado y buscar fuera de la compañía los mejores expertos, investigadores, universidades o startups para trabajar con ellos y ver de qué manera podemos aplicar en Endesa dicho conocimiento y buscar soluciones más eficientes para nuestros clientes.

Juan Garrigosa

Director de Innovación, Endesa

Sobre los potenciales casos de uso de la tecnología Blockchain en el sector de la electricidad, Garrigosa explicó que estarán relacionados con facturación, movilidad eléctrica (vehículos eléctricos e inteligentes que pueden conectarse a lo largo del día), generación distribuida, Big data, internet de las cosas o con la tecnología del almacenamiento.

Respecto a la expansión del uso del coche eléctrico, un estudio reciente de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) indica que estos vehículos podrían suponer en 2030 entre el 4 y el 5 por ciento del consumo total de electricidad y alcanzar el 9,5% en 2050.

En cuanto a cuándo podrán beneficiarse los consumidores de las primeras aplicaciones Blockchain, el directivo de Endesa indicó que quizá a partir del próximo verano ya puedan verse algunas.

El lanzamiento del laboratorio de tecnología Blockchain por parte de Endesa se enmarca dentro del proyecto Energy Challenges, una plataforma colaborativa de innovación tecnológica puesta en marcha por la compañía con la finalidad de encontrar ideas, conceptos, proyectos o servicios energéticos cada vez más eficientes para sus clientes.

El plazo para la presentación de proyectos, ideas o conceptos se abre el día 1 de noviembre y concluye el 31 del mismo mes. La convocatoria está abierta a particulares, empresas, investigadores o universidades de cualquier punto del mundo. El reto consiste en desarrollar aplicaciones para el sector energético basadas en la Blockchain. En este link está toda la información http://www.endesaenergychallenges.com/es/blockchain/. Los proyectos elegidos se darán a conocer el día 1 de abril para, a partir de ese momento, empezar a trabajar de manera conjunta.

Iniciativas y apuestas por la tecnología Blockchain como la de Endesa o las que están llevando a cabo en el Banco Santander, el Banco de Inglaterra, BBVA o Siemens, subrayan el carácter estratégico de esta tecnología. Precisamente, la multinacional alemana Siemens otorgó recientemente el premio a la mejor startup española a Green Energy Tracker, una compañía que registra las transacciones de energía verde con tecnología Blockchain.

En cualquier caso, proyectos como los de Endesa, además de servir para devolver al sector eléctrico su protagonismo como impulsor de muchas de las grandes innovaciones que se han producido a lo largo de la historia, introduce a la compañía de lleno en el sector Energytech y se suma a la apuesta de otras eléctricas europeas por la tecnología Blockchain.