Luego de haber anunciado sus intenciones de reemplazar su sistema de gestión financiera hace un año, la Bolsa de Valores de Australia (ASX) anunció esta semana que su proyecto blockchain para sustituir la actual plataforma de Intercambio de Información del Sistema Electrónico, está acercándose a su etapa final. Según afirmó el CEO de ASX, Dominic Stevens, “ASX está investigando nuevas tecnologías para la compensación y liquidación de valores de renta variable”. añadió que “Esta tecnología que estamos buscando implementar está basado en el concepto blockchain y tiene la capacidad de mejorar significativamente la eficiencia de la compensación y liquidación – no sólo para ASX, sino para nuestros clientes también”.

En declaraciones dadas a ZDNET, el ejecutivo de la bolsa australiana aseguró que la misma está completando con éxito la fase de prototipo del proyecto. “Ya hemos pasado a la construcción del sistema que sería utilizado para reemplazar nuestro sistema actual” aseguró y especificó que esperan estar listos para finales del 2017.

El DLT, nombre que la bolsa le ha dado a su sistema basado en la blockchain, opera en una red privada con altos parámetros de seguridad. La tecnología subyacente permitirá a los clientes verificar las operaciones, entre otras informaciones. El sistema está diseñado para que los usuarios tengan acceso a la única fuente de información en la que se puede confiar, que es la que provee la cadena de transacciones.

Según Stevens, ASX está en consulta con sus clientes en la materia. El presidente de la ASX, Rick Holliday-Smith, asegura que también están evaluando oportunidades con su socio Digital Assets Holdings, sobre cómo puede usarse la blockchain en los mercados financieros. Adicionalmente, recalcó que las condiciones son favorables para estos cambios. “En marzo de 2016, el gobierno proporcionó claridad sobre la estructura del mercado a medio plazo para las acciones de mercados de caja de compensación”, explicó Smith al tiempo que añadió que “esto permitió a ASX seguir invirtiendo en esta infraestructura, que cumple con los estándares de la industria mundial, y proporciona oportunidades para aumentar la productividad y la innovación”.

Por su parte, Peter Hiom, Director General Adjunto de la ASX piensa que implementar blockchain dentro de los mercados financieros de Australia va a fortalecer su competitividad global. “Creemos que el potencial de la tecnología para mejorar la eficiencia de post-contratación y reducir los costos es genuino. Nuestro mercado es un organismo complejo, y hay una gran oportunidad para nosotros para simplificar su funcionamiento,” dijo Hiom, agregando que “De este modo, podemos abrir una nueva era de colaboración y la innovación.”

Australia es un territorio donde la blockchain está en boga. A principios de este mes, la Bolsa de Sydney (SSX) anunció que también están trabajando en un proyecto para sustituir su sistema de gestión financiera. También se supo la semana pasada que la empresa australiana de telecomunicaciones, Telstra llevó a cabo con éxito las pruebas de detección de falsificaciones en sus puertas de enlace ADSL y varios dispositivos IO para el hogar, incluyendo los interruptores y las cámaras, todos conectados a través de una blockchain que opera con el Internet de las Cosas (Internet of Things).

Por si fuera poco, también existe un partido político en Australia denominado Partido Flux, que tiene como principal propuesta el  uso de blockchain para el voto electrónico y  el país recientemente recibió la aprobación de su propuesta para los estándares internacionales en blockchain por parte de la  La Organización Internacional de Normalización (ISO), esto a principios del 2016.