Select Page

Se encarniza la lucha contra la BitLicense

Se encarniza la lucha contra la BitLicense
El éxodo de compañías que huyen de New York debido al término del plazo de gracia para optar por la BitLicense continúa. Sin embargo, las empresas han abandonado su posición pasiva y han optado por empezar a ejercer presión.
Recientemente, comentábamos en CriptoNoticias que varias compañías a nivel mundial, se encontraban cortando relaciones con sus clientes radicados en New York por no querer someterse a los estatutos que establecía la licencia neoyorquina para el uso de divisas digitales.
Entre las razones que aducían estas empresas, se encontraba la irrupción en la privacidad tanto de sus usuarios como de sus trabajadores, teniendo que ofrecer detalles de identidad tan excesivos como huellas digitales por parte de sus trabajadores. Las compañías establecían que no estaban de acuerdo con poner en peligro la seguridad de ninguno de los dos, por lo que preferían simplemente abandonar el barco y despedirse del mercado neoyorquino.
También se establecía que esta licencia frenaba las posibilidades de crecimiento para la tecnología, la cual todavía se encuentra en un estado germinal y se desconoce que otras potencialidades pueden resultar como frutos de una investigación más profunda.
Además, la mayoría de estas empresas son de carácter internacional, por lo que el cambio de sus políticas solo para satisfacer los requerimientos del mercado de New York, afectaría a todos sus usuarios en el resto del mundo.
El término del plazo de gracia fue el día 8 de agosto. Desde entonces, solo aumentan las compañías en dejar esta región. Entre las empresas que primero anunciaron su fuga ante el engorroso papeleo de tramitar la BitLicense, podemos mencionar a BitfinexKrakenPoloniexCoinfloor, entre otras.
Ahora, empresas de la talla de LocalBitcoins han anunciado su sumatoria al éxodo. El community Manager de LocalBitCoins expresó el pesar que tiene la compañía de tener que abandonar otra región debido a las imposturas de los reguladores. Sobre este asunto, hizo una declaración pública:
“De hoy en adelante, los usuarios de New York no tendrán permitido usar LocalBitcoins debido a la legislación conocida como BitLicense, la cual hace una ofensa federal vender criptodivisas a menos que hayas aplicado por la licencia (…) Dado que la BitLicense consume mucho tiempo, es costosa y difícil de obtener por cualquiera excepto grandes compañías, hemos tomado la decisión de proteger a nuestros operadores radicados en Estados Unidos y no permitir a los usuarios de New York usar nuestros servicios.” Max

BitQuick no se ha quedado atrás al momento de rechazar estas medidas. Jad Mubaslat, CEO y fundador de BitQuick dijo que estas medidas solo asesinan a las pequeñas startups que quieren empezar en el negocio, diciendo que si cada estado aplicara esta medida, los precios por pagar la licencia rondarían los 250.000 dólares. Además, se ha unido a las empresas Shapeshift y GoCoin en la campaña PleaseProtectConsumers.org.
En esta página se muestran las razones de estas compañías unidas para condenar la legislación, estableciendo que no es necesario exponer la propia información para poder utilizar el servicio, el cual, inevitablemente se vuelve un depósito de datos frescos listos para la utilización maliciosa de hackers.
Holy Transactions es otra de las compañías que se ha sumado a esta iniciativa. En la página se ofrecen los contactos de los representantes legislativos del estado de New York, así como también del gobernador, con el fin de que las personas interesadas puedan hacerles llegar sus quejas con respecto a la licencia.
Genesis Mining es la última compañía en anunciar que no aplicará por la licencia ni pagará los 5.000 dólares que se piden para el trámite. Con una publicación a modo de protesta, en la que hacen una analogía con las pretenciones de Inglaterra en el siglo XIX de frenar el avance de la industria automovilística, dicen que este es un nuevo intento de frenar la innovación.
Sin embargo, como sucedió con los vehículos automotores, establecen que estas intenciones de freno siempre terminan por fracasar. También publican, a modo irónico, una foto del enorme formulario que hay que entregar para optar por la licencia. Condenan rotundamente la imposición de esta medida, diciendo que el deseo de los legisladores es detener el avance de las monedas digitales. No obstante, declaran que estas llegaron para quedarse.
Es de notar que la BitLicense a quienes afecta más fuertemente es a los residentes de New York. Cointelegraph se plantea la interrogante, tomando la posición de los residentes neoyorkinos, de qué pasa si tan solo quieres comprar bitcoins, no con fines lucrativos, sino tan solo como una manera de proteger tu dinero de la inflación o ante el colapso de alguna divisa. Responden a su propia pregunta diciendo que simplemente no será una opción para los usuarios de New York.
Las declaraciones de protesta contra esta medida solo van en aumento. Son muy pocas las compañías que han decidido dar su brazo a torcer ante la legislación. Sin embargo, la mayoría de las empresas se mantendrán en pie de lucha para garantizar el avance de la tecnología y su expansión en el mercado. Quizás las presiones que se ejerzan desde las trincheras del Bitcoin logren que la intermediación de esta licencia para operar sea eliminada y que los residentes de New York puedan volver a utilizar Bitcoin libremente.
¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

About The Author

Iván Gómez

Politólogo. Entusiasta de Bitcoin y Blockchain. Convencido de su potencial para cambiar las finanzas y el comercio a nivel mundial.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD