Se ha introducido al Congreso de los Estados Unidos la propuesta de ley S. 1241, titulada “Combate al Lavado de Dinero, Financiamiento del Terrorismo y Falsificación de 2017”, la cual en su apartado trece obligaría a todos los viajeros a declarar sus divisas digitales al cruzar las fronteras de los Estados Unidos.

¿De dónde proviene y qué propone?

La comisión que presentó la propuesta se compone del Senador republicano de Iowa, Chuck Grassley, la Senadora demócrata de California, Diane Feinstein, el Senador republicano por Texas, John Cornyn y el Senador demócrata de Rhode Island, Sheldon Whitehouse. El grupo bipartidista espera que la ley disuada a los individuos que ingresan a los Estados Unidos de traer activos no detectados y no declarados en forma de monedas digitales como Bitcoin y Ethereum.

Específicamente, el proyecto de ley s. 1241 busca realizar una modificación a la sección 5312 del título 31 del Código de los Estados Unidos referido al “dinero y finanzas”, añadiendo definiciones que no se contemplan actualmente en el texto jurídico con lo relativo a las monedas digitales.

¿Qué requiere este proyecto de ley?

Dicho proyecto requeriría que el Secretario de Seguridad Nacional trabaje de manera conjunta con el Comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos para desarrollar una estrategia de protección fronteriza que sea capaz de detectar e interceptar accesos a dispositivos prepagados, carteras digitales o cualquier otro instrumento similar, al cruzar los puntos de ingreso del vasto país.

El Secretario y el Comisionado deben realizar en un período de dieciocho meses, a partir de la introducción del proyecto de ley al Congreso, un informe para detallar dicha estrategia y solicitar la infraestructura y consultoría necesaria para llevarla a cabo. Sin embargo, para que esta ley se aplique la propuesta debería ser aprobada e incluso algo más retador: aceptada por la comunidad, que ya en ocasiones previas ha evitado la aplicación de regulaciones restrictivas en cuanto a las criptomonedas.

¿De qué manera se podría materializar?

Un informe del portal Smaulgld expone que la infraestructura o tecnología requerida para detectar las posesiones extranjeras puede venir en tres formas:

1.    La ampliación de la Ley de cumplimiento tributario de cuentas extranjeras (FATCA) a las casas de cambio extranjeras de criptomonedas, actualmente no reguladas, y para ciudadanos no estadounidenses. Esta ley por ahora sólo se aplica a los titulares de cuentas en el país de ciertas instituciones extranjeras financieras y no financieras.

2.    Algún tipo de supervisión global de la actividad de las distintas blockchain. 

3.    Una inspección extrema en la frontera y sanciones por no declaraciones que fomenten el cumplimiento.

Ya existe una regulación en los Estados Unidos que obliga a los viajeros que ingresan a declarar si poseen cuentas bancarias con más de $10.000 dólares dentro del país, algo que no ocurre con los bienes que dejan almacenados en el extranjero. La diferencia con las divisas digitales es que estas, al acompañar a las personas a donde quiera que van, no pueden considerarse fuera del territorio norteamericano, por lo que sus dueños deberán hacer su declaración cada vez que decidan entrar.

Hasta ahora el marco legal de la nación en cuanto a monedas digitales y tecnología blockchain se encuentra en pleno desarrollo, así que, tal como esta, muchas propuestas probablemente seguirán llegando.