Numerosos bancos nacionales de todo el mundo están probando la tecnología blockchain para crear criptomonedas nacionales en lugar de utilizar las descentralizadas. Uno de ellos es, por supuesto, el Banco Popular de China (PBOC), ente financiero central del país, que comenzó a considerar la emisión de su propia moneda digital hace más de un año. Ahora parece que será el primero del mundo en lograr sus objetivos con éxito.

Según indica un medio local, el 15 de diciembre el PBOC concluyó sus pruebas de transacciones y liquidaciones para la aceptación de facturas utilizando su criptomoneda en desarrollo basada en la tecnología blockchain. Este sistema de intercambio se probó junto a otros bancos comerciales, entre los que se incluyen el Banco Industrial y Comercial de China y el ente privado WeBank. Y cuando esté completamente listo, este piloto se conectará con la Shanghai Commercial Paper Exchange para conformar una plataforma nacional que soporte los procesos de facturación del banco.

Adicionalmente, en el reporte se indicó que un nuevo instituto para la investigación de la moneda digital será establecido después de la semana de vacaciones de Año Nuevo chino, que dan comienzo este viernes 27 de enero. Pero no se trata de una decisión tardía, sino muy bien planeada, ya que el reclutamiento de expertos en bases de datos, criptografía y tecnología blockchain comenzó en noviembre de 2016.

Esta noticia llega justo después de que las grandes casas de cambio chinas hayan sido inspeccionadas por este mismo ente, el cual presuntamente encontró irregularidades en el comercio que habrían estado provocando la volatilidad en la que últimamente se ha sumido Bitcoin. Las regulaciones sin duda están a la vuelta de la esquina, y aunque no se ha marcado como oficial, es posible que el objetivo del gobierno chino, al igual que en otros países, sea alcanzar una sociedad sin efectivo mediante la implementación de su criptomoneda nacional.

Si esto llegase a ocurrir, la descentralización se eliminaría, pues todas las transacciones serían registradas. En un escenario como ese, la posición de Bitcoin podría volverse incierta en el país que está amenazando su descentralización por el gran volumen que maneja tanto en operaciones como en minería. Entre las posibilidades entra que continúe funcionando paralelamente a la criptomoneda nacional como una alternativa descentralizada, el que sea presa de estrictas regulaciones o incluso que llegue a prohibirse del todo, tal como en Ecuador, dando lugar a un mercado negro.

La fecha de emisión de esta criptomoneda nacional, la cual aún tampoco tiene nombre propio, no se ha establecido. Pero seguramente en cuanto concluyan las pruebas necesarias, que al parecer han sido bastante exitosas, sabremos cómo influirá este suceso en el precio y la historia de Bitcoin.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 1CZ2E8v31p417TDbSmYXSYwSVTVExGcip3
DAR PROPINA