Investigadores estadounidenses desarrollaron TumbleBit, un sistema de encriptación que es compatible con Bitcoin y que haría a las transacciones realizadas con la criptomoneda más difíciles de rastrear. El desarrollo se debe a la investigación conjunta de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, de la Universidad de Boston y de la Universidad George Mason, y pretende brindar soluciones a la exposición pública de los datos envueltos en las transacciones con la criptomoneda.

Se trata de una aplicación que fortalecería el anonimato de las operaciones realizadas en el ecosistema Bitcoin, toda vez que, si bien el encriptado actual ofrece beneficios, las operaciones siguen siendo susceptibles de rastreo, un inconveniente que TumbleBit intenta solucionar.

Protocolo de tres fases y pruebas tipo

TumbleBit parte de la aplicación del concepto de mixing services, en donde la operación cambia su formula de pagos tradicional, añadiendo un nuevo nivel de encriptado con un tumbler o ‘fiador’ intermedio, que ejecuta automáticamente las operaciones pero que mezcla los datos antes de enviarlos a su destino, dificultando el rastreo de las operaciones. El programa de este ‘fiador’ está diseñado de manera que no puede realizar ningún tipo de operaciones con las criptomonedas más allá de las que los usuarios especifiquen.

Se busca aumentar el anonimato de las operaciones, y la inclusión del ‘ fiador’ sustituye las transacciones que se realizan de manera lineal y su registro. El anonimato aumenta pues los datos referentes a las transacciones no reflejan directamente quien realizó qué pago ni quien lo recibió, el tumbler minimiza la interacción entre usuarios y no deja un rastro explícito de las transacciones.

El protocolo incluye un enfoque de tres etapas. En la primera, de depósito, un sujeto A notifica al tumbler que quiere pagar a un sujeto B, y este notifica su disposición a recibir un pago, los datos quedan registrados en el ledger de Bitcoin. En la segunda, de pago, el tumbler ejecuta el pago según lo acordado a través de utilidades criptográficas incluidas por los investigadores, aunque sin un registro directo en el ledger. Finalmente, la fase de liquidación, se cierran las operaciones ya liquidadas de manera simultánea, haciendo más difícil identificar a los participantes de cualquier transacción; esta tercera fase si se registrará en la blockchain pública.

Según Alessandra Scafuro, quien es profesora asistente de ciencias de la computación en la Universidad de Carolina del Norte, el sistema es perfectible, y se han hecho pruebas con 800 bitcoiners que demuestran la celeridad y aplicabilidad del protocolo a las operaciones, como reseña una nota de prensa publicada por la universidad. Asimismo, resaltó que si bien aún hay algunas fallas y limitaciones, el equipo trabaja en solventar los puntos débiles.

Una limitación de TumbleBit es que, en este momento, el sistema está diseñado para trabajar con una denominación fija, por lo que pagar cantidades mayores a esa denominación requiere realizar múltiples pagos

Dra. Alessandra Scafuro

Profesora asisitente , NC State University

Sin embargo, si llega a buen puerto, TumbleBit podría incidir positivamente en la confianza y seguridad de los mercados que trabajan con Bitcoin, toda vez que añadiría un nivel de seguridad superior al proceso actual que rige en las transacciones de la criptomoneda.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 1NRrb3pQwkkbZsteP1djht3cRn92GzHYNK
DAR PROPINA