La nueva ronda de financiamiento de Ethereum Name Service (ENS) ha sido puesta en marcha y está atrayendo bastante capital de inversión, además de significar un punto de inflexión en la concepción de Ethereum, replanteado como un internet descentralizado y amigable al usuario.

El nuevo servicio está siendo impulsado por Nick Johnson y Alex Van de Sande, empleados de la Fundación Ethereum, y aunque fue originalmente lanzado durante el mes de marzo, el proyecto debió retirarse ante el hallazgo de dos bugs informáticos en su protocolo, para ser relanzado nuevamente el pasado 4 de mayo.

El proyecto consiste básicamente en un conjunto de contratos inteligentes de Ethereum que buscan implementar una solución para asignar nombres a las diferentes identidades, carteras y transacciones en la blockchain, constando de tres componentes principales: el registro, los solucionadores y los contratos responsable de asignar más nombres.

ENS funciona de manera muy similar al Domain Name Server (DNS) que conocemos en Internet, siendo un servicio que permitirá navegar por la blockchain de Ethereum de manera más fácil al haber asignado un nombre o dominio a direcciones y recursos de esta red, facilitando su accesibilidad.

Un ejemplo de las funciones del proyecto sería que, si alguien desea enviar dinero a una dirección, no necesita gestionar direcciones encriptadas hexadecimales, sino bajo un nombre sencillo y humanamente legible se puede hacer. La función es parecida a la forma que algunas aplicaciones de carteras de criptomonedas tienen para gestionar las direcciones, asignando nombres a cada una de ellas.

Comienzan las apuestas

En un principio, los bugs que retuvieron el lanzamiento del proyecto tenían dos efectos. En uno, cualquiera podía acceder a la propuesta del dominio, ver su nombre y cuánto apostaron por esa propuesta otros usuarios, y ofrecer la cantidad justa para quedarse definitivamente con el nombre de dominio.  En el otro, era posible ganar una subasta con un monto ilimitado sin pagar por ella.

Ahora, tras la emisión de un documento ‘post-mortem‘, en el que se lanza un programa recompensado de cazadores de bug además de estudiar técnicamente la falla, la recolección de fondos está teniendo bastante éxito y algunos pujan por nombres populares con grandes cantidades de dinero.

Por ejemplo, para ‘exchange.eth’ se están aportando 6660 ETH, el equivalente aproximado a $600,000 dólares. Así, las subastas han comenzado y miles se abren diariamente, algunas de las cuáles repuntan por su irreverencia como ‘donaldtrump.eth’ o ‘winklevoss.eth’, esta última haciendo referencia a los hermanos Winklevoss, dueños de un importante fondo de inversión Bitcoin.

Actualmente, al cantidad de 22,500 nombres acumulan $13.5 millones de dólares en cerca de 10,000 subastas que pueden realizarse secretamente pagando un poco más que el segundo pujante, o si nadie está participando en la subasta, se puede pagar un mínimo de 0.01 ether por dominio. Para consultar si un dominio ha sido publicado, o para ingresar uno propio a la espera de aprobación, se puede hacer a través de esta dirección.

También, nuevos participantes de importancia ingresaron al proyecto como intermediarios de las apuestas. Al principio, se debía utilizar la aplicación descentralizada oficial para registrar o apostar por dominios, pero ahora se puede utilizar MyEtherWallet.com o Ethtools.com para acceder al ENS.

Este nuevo proyecto podría integrarse como un nuevo componente a favor de la escalabilidad de Ethereum, al tratarse de una herramienta que puede simplificar la interfaz de la plataforma, alcanzando así a nuevos usuarios que aún no conocen tanto sobre blockchain y podrían adoptarla al ver la simpleza con la que se puede navegar en esta blockchain gracias al nuevo sistema de dominios.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 1H3fMDrUpZ73Bt1Fenobb8aQUHaUg43s2L
DAR PROPINA