La fiscalía pública de Países Bajos ha estado investigando algunos casos de lavado de dinero con Bitcoin, que aún tienen pendiente su resolución para este año.

Al parecer, hay tres casos específicos que la fiscalía busca desmantelar, según indican medios locales. El primero se trata de dos hombres, uno de 24 años de edad, de Ámsterdam, y el otro de 27, de Utrecht. Ambos  son sospechosos del lavado de aproximadamente 2,4 millones de euros usando bitcoins y se espera una resolución hacia febrero de este año.

El segundo caso involucra a cuatro ciudadanos holandeses que presuntamente han establecido una oficina de cambio de divisas especializada en la transformación de bitcoins a euros. Y el tercero es parte de una investigación internacional sobre el blanqueo de capitales de un grupo que tiene por nombre código “IJsberg”, y se espera que el caso llegue a los tribunales hacia finales de año.

De acuerdo al reporte, el intercambio y uso de Bitcoin no es ilegal, y, por otro lado, logró alzarse un 128% el año pasado a un máximo de 980 euros; sin embargo, la criptomoneda no está regulada y, por su naturaleza anónima, suele ser la preferida de los criminales para dar cabida a varios delitos, entre ellos el lavado de dinero y la venta de drogas. De hecho, la Europol ya ha mencionado que la moneda digital es la preferida para las transacciones de la Internet Profunda, lo que implica compra ilegal de armas, drogas, y diversos crímenes cibernéticos.

Asimismo, la fiscalía tiene todas las intenciones de ir reprimiendo el problema. De hecho, las autoridades neerlandesas ya han desmantelado un mercado en la dark web como parte de una operación llamada Hyperion, la cual fue  llevada a cabo por varias agencias de aplicación de la ley alrededor del mundo.

Estas medidas no tienen otra razón que la de disminuir la gran cantidad de crímenes relacionados con las criptomonedas en Holanda, ya que se ubica como uno de los países con mayores índices de ventas en la dark web y puede representar un paraíso para el lavado de dinero. Y es que el país ha enfrentado muchos casos de lavado de grandes sumas de dinero con Bitcoin, además de los ya mencionados crímenes que la dark web facilita.

De igual importancia, el mensaje que las acciones de la fiscalía pueden dejar para los usuarios y productores de la Internet Profunda está por verse, aunque las actividades ilegales no se detendrán inmediatamente. Sin embargo, es posible y se espera que, al saber las consecuencias, los criminales lo piensen dos veces.

Por otro lado, de estos muchos casos en Holanda, destaca el arresto de diez hombres hace casi un año. A los sospechosos de este suceso se les acusaba de haber lavado entre 15 y 20 millones de euros de la venta de drogas en mercados de la dark web usando bitcoins.

Pese a ello, los casos del uso de Bitcoin con fines ilícitos no se limitan a Holanda. Existen otros como el ya extinto mercado Silk Road, y más sucesos similares en los que se incluye otro arresto de seis personas en Holanda también por blanqueo de capitales. Si bien, es probable que con el tiempo y la creciente adopción se destaquen mucho más los usos legales de la criptomoneda.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 14JsEMwNdNpDeVVuj8E8L9K32jqiKdYNgy
DAR PROPINA