Fundado en 2014 por David Rutter, este consorcio se ha dedicado a la investigación de la tecnología blockchain aplicada especialmente al mundo financiero. Hasta ahora han llevado a cabo varias pruebas exitosas y no han cesado de llegar noticias sobre sus nuevos miembros de todas partes del mundo.

Ahora parece que esto está cambiando, pues la multinacional financiera estadounidense Goldman Sachs, según se indica en el WSJ, ha decidido abandonar el consorcio. Su membresía expiró el pasado 31 de octubre y ya no será renovada. Sin embargo, esto no significa que la empresa tenga intenciones de abandonar también la blockchain, sino que continuará explorando esta tecnología por su cuenta, pues tiene confianza en que sus expertos serán suficientes para la labor, tal cual comentó un portavoz de la empresa:

El desarrollo de una tecnología como esta requiere dedicación y recursos significativos, y nuestro diverso grupo de miembros tienen todos diferentes capacidades y medios que cambian naturalmente con el tiempo.

Portavoz

Goldman Sachs

De hecho, desde el año pasado afirmaron que esta tecnología puede cambiarlo todo, así que se han mostrado muy interesados en ella. Incluso lo suficiente para solicitar dos patentes a la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (USPTO), una sobre un sistema de liquidación de valores con criptomonedas, y otra para el intercambio de divisas utilizando una estructura basada en la cadena de bloques.

Quizás sea por eso mismo que han decidido retirarse del R3CEV. A finales de octubre, el consorcio anunció que su plataforma blockchain nativa, Corda, sería de código abierto, es decir, de licencia libre; y se uniría al Hyperledger Project a finales de noviembre. Con esta decisión, el consorcio conformado por más de 70 compañías provenientes de todo el globo pretende crear una red corporativa mundial dedicada a la exploración de la tecnología de contabilidad distribuida, a la que puedan unirse desde las más grandes hasta las más pequeñas empresas.

Pese a ser uno de los miembros fundadores del R3CEV, Goldman Sachs parece querer seguir su propio camino y registrar sus propias plataformas para uso exclusivo. Así que cabe preguntarse si, de ser este el motivo, otras compañías hasta ahora pertenecientes al consorcio no tomarán la misma decisión, al menos a largo plazo.

Grandes bancos como BBVA, Barclays, J.P. Morgan, UBS, Wells Fargo y Bank of America forman parte del R3CEV hasta ahora, y al menos esta última institución ha realizado notables esfuerzos por hacerse con todas las patentes blockchain que le sea posible. Próximamente veremos si este evento se repite, aunque, de momento, el consorcio sigue realizando pruebas satisfactorias con estas tecnologías apoyándose en sus miembros.