La Bolsa de Valores de Corea (KRX) anunció sus planes de crear una plataforma de intercambios over-the-counter (OTC), o entre partes privadas, que permita registrar todas las operaciones comerciales de una manera más precisa, transparente y económica utilizando la tecnología blockchain.

De acuerdo con las declaraciones de uno de los operadores de la KRX ante el Korea Times, la bolsa aún se encuentra en las etapas preliminares de este proyecto, por lo que aún es imposible determinar una fecha concreta para su lanzamiento oficial. Por los momentos, los distintos operadores se encuentran considerando los beneficios que la creación de esta plataforma podrían acarrear para la industria.

Entre los beneficios más destacados se encuentra la frecuentemente señalada reducción de los costos y el tiempo que toman las operaciones de intercambios de todo tipo de valores. Esta plataforma permitiría realizar transacciones de manera instantánea, lo cual reduciría significativamente los costos generados durante los tres días de negociación que ameritan las operaciones actualmente.

También se destaca que una plataforma de este tipo permitiría prescindir de los intermediarios, permitiendo a los clientes realizar sus transacciones directamente con menores riesgos. Además, los registros de las transacciones realizadas mediante este sistema serían realizados públicamente y completamente visible para el resto de los miembros de la plataforma. En suma, este sistema permitiría prescindir de intermediarios y, a su vez, ofrecer un registro más transparente y confiable.

Los aspectos mencionados previamente sin duda se traducirían en grandes beneficios para las empresas de esta industria y, en este caso, para la KRX. Estas y otras ventajas llevaron a esta bolsa a convertirse en una de las grandes instituciones interesadas en integrar la tecnología blockchain en sus servicios. Cabe destacar que KRX es el único mercado de valores operativo en Corea del Sur actualmente, por lo que su incursión en el uso de la tecnología blockchain resulta bastante significativa. No obstante, no es el único mercado de valores en proponerse a llevar a cabo este tipo de iniciativas.

En enero, ASX participó en la última ronda de financiación de Digital Assets Holdings con una inversión de más de 10 M$ y la firma de un contrato que busca probar la eficiencia que puede proveer la tecnología de registro distribuido blockchain a la industria financiera australiana.

De la misma manera, la bolsa de NASDAQ también trabajó en el desarrollo de su propia plataforma impulsada por la tecnología blockchain, Linq, y llevó a cabo su primera transacción exitosa utilizando dicha plataforma recientemente.

Todo indica que el potencial de esta tecnología está siendo reconocido por distintas industrias y dentro de poco tiempo podría transformar completamente el funcionamiento de los sistemas tradicionales utilizados hoy en día.