El gigante financiero japonés Mitsubishi UFJ Financial Group (MUFG) ha anunciado recientemente que están utilizando una criptomoneda a través de una de sus filiales para poner a prueba el sistema y determinar los potenciales de esta tecnología.

MFUG ha buscado desarrollar nuevas aplicaciones a través del Banco de Tokyo Misubishi UFJ, brazo principal de MUFG en el negocio de la banca comercial, basadas en tecnología blockchain con la intención de aplicarlas en la gestión de finanzas y la economía digital. Ahora, el grupo financiero ha anunciado que están realizando pruebas a través de Kabu.com, filial de MUFG, en la que se le otorga a los empleados criptomonedas llamadas “OOIRI” a cambio de mantener una buena salud física.

La criptomoneda OOIRI tiene características que llaman la atención. En primer lugar, está ligada al valor del yen, además de estar integrada a una aplicación llamada Z-Wallet, desarrollada por una startup Israelí llamada Zerobillbank, a través de la cual lo usuarios podrán gastar las criptomonedas en negocios locales.

¿Cómo recompensar la salud física?

En un intento de incentivar a sus empleados a tener una buena salud física, MUFG utiliza un software de geolocalización, el cual está integrado a la cartera Z-Wallet, para obtener los datos de los usuarios que participen en la prueba. Es lógico pensar que los empleados deben recorrer cierta distancia cumpliendo ciertos requisitos para ser recompensados por el sistema.

Por otro lado, el Banco de Tokyo-Mitsubishi UFJ planea lanzar su propia moneda virtual para el año 2017, según han anunciado a principios de junio de este año. Por lo que no debe sorprender a nadie que si el sistema de la moneda de recompensa OOIRI tiene éxito, la entidad financiera adopte características similares para su propio sistema.

Un interés notable por la blockchain

Esta no es la primera vez que el Banco de Tokyo busca innovar a través de aplicaciones basadas en tecnología blockchain. En el mes de agosto se hizo pública su alianza con Hitachi para desarrollar un sistema basado en la cadena de bloques que permitiría procesar pagos con cheques digitales.

Por otro lado en el mes de julio Coinbase anunció una alianza estratégica con este banco, teniendo como objetivo dar impulso a sus intentos de expansión a nivel internacional. En esta oportunidad se conoció que la inversión realizada por parte de la subsidiaria de MUFG fue el capitalizador de las intenciones de Coinbase para llevar sus servicios de cambio de divisas digitales a Japón.

No cabe duda de que el las intenciones del MUFG podrían llevarlo a convertir al Banco de Tokyo en el primero de talla mundial en unirse del todo al ecosistema Bitcoin y Blockchain. Ante una búsqueda más intensa por desarrollar nuevas soluciones basadas en esta tecnología para la industria financiera, el MUFG parece tener objetivos bastante claros de lo que desea lograr pronto.