Hasta los momentos, la tecnología blockchain ha sido adoptada por numerosas instituciones y compañías pertenecientes a países de todos los continentes, y cada día se expande aún más. Por otro lado, Bitcoin y las criptomonedas han tenido una expansión menos acelerada, debido a las preocupaciones que su pseudo-anonimato causan en las distintas autoridades, entre otras.

Sin embargo, no todos se muestran tan reacios hacia la moneda digital. Buen ejemplo de ello es Australia, que ha aceptado su uso en muchos negocios y proyectos de desarrollo comercial. Ahora bien, las criptomonedas nacionales, es decir, emitidas por los bancos centrales de cada país, son más bien escasas en comparación con las demás. Por ello quizás pueda sorprender que el Banco Nacional de Ucrania esté considerando lanzar su propia moneda digital próximamente, según indican medios locales.

Específicamente, el reporte reza:

El NBU, al igual que otros bancos centrales del mundo, está considerando la posibilidad de introducir un formato digital de la moneda nacional utilizando tecnología Blockchain.

Banco Nacional de Ucrania

Para ello se crearía una plataforma blockchain basada en el actual Espacio de Pagos Ucraniano, su sistema de pagos nacional, con el fin de cumplir las últimas demandas del mercado en el país. Además, esto vendría enmarcado en un proyecto para una sociedad sin efectivo, un ideal que más bien se aleja de la descentralización planteada por Bitcoin.

Una moneda digital emitida por un banco central no es lo mismo que una criptomoneda descentralizada. Mientras que esta última permite la privacidad y el intercambio constante a cualquier otra divisa, en cualquier lugar y momento, sin depender de ningún intermediario; en la primera se registra cada transacción realizada con todos sus datos y se depende por completo del banco central que la emite junto a sus propias regulaciones. Por tanto, se pierde el alto nivel de libertad financiera que otorgan las criptomonedas tradicionales, y esto sumado a una falta de efectivo, puede coartar aún más esa misma libertad.

La ventaja principal de una sociedad sin efectivo, que sin embargo también puede ser una desventaja, es la reducción drástica de operaciones financieras criminales, dado que todo se registra. Por otro lado, todos pierden en privacidad.

Pese a todo, el proyecto de moneda digital en Ucrania, así como el de una sociedad sin efectivo, es apenas una idea. Sus detalles no están disponibles, así que quizás este escenario no llegue a producirse en el país europeo.

Por su parte, países como Rusia y China sí están planeando lanzar sus propias criptomonedas nacionales. Ya veremos si Ucrania sigue sus pasos, pues lo cierto es que ya con anterioridad ha mostrado interés en esta tecnología, de modo que incluso es el primer país en usar un sistema de subastas basado en la cadena de bloques.