Ya hemos visto con anterioridad que la blockchain no sólo sirve al sistema financiero. Y entre sus muchos usos se encuentra, aunque en menor grado hasta ahora, el mundo de los videojuegos. Spell of Genesis fue el primer juego basado en la cadena de bloques de Bitcoin que además cuenta con su propia criptomoneda; pero este sólo ha sido el comienzo.

Hoy la compañía Digital Catapult, dedicada a impulsar la tecnología digital, y el Fondo de Juegos del Reino Unido, han anunciado la creación conjunta de un prototipo de contrato inteligente especialmente destinado al desarrollo de juegos de vídeo. Para ello han publicado un Libro Blanco titulado “Historias Tal ™: Un nuevo concepto de los equipos creativos para compartir la propiedad y los ingresos del proyecto”. En este documento se detallan los nuevos procesos de negocio en la industria de los videojuegos, incluyendo el uso de la blockchain en su desarrollo.

Dicho prototipo, tal como indica el Libro Blanco, se ha desplegado a través de una blockchain privada con lectura sin restricciones, alojado inicialmente en AWS (Amazon Web Services) y en Microsoft Azure, con planes de lanzamiento público vía Ethereum. Su funcionamiento principal es formalizar el proceso de la titularidad fraccionada de la nueva Propiedad Intelectual (IP) y la participación de los ingresos, democratizando mucho más el trabajo en equipo de los desarrolladores.

Ha sido en principio probado por 20 de los equipos creativos financiados por el programa Tranzfuser del Fondo de Juegos, donde participan graduandos de carreras relacionadas al desarrollo de videojuegos, como la Informática.

Respecto al tema, Paul Durrant, Fundador y Director Ejecutivo del Fondo de Juegos del Reino Unido, comentó:

Estamos trabajando para fortalecer el ecosistema de desarrolladores independientes de videojuegos, que se encuentra en una etapa temprana en el Reino Unido, y vemos esto como una vía tanto para simplificar como para democratizar el proceso creativo. También estamos muy interesados en construir un sistema comercial de confianza que incentive el talento creativo para trabajar fuera de sus círculos de confianza, ya que podría producir una mayor innovación.

Paul Durrant

Fundador y Director Ejecutivo del Fondo de Juegos del Reino Unido

El desarrollo de videojuegos es, sin duda, un trabajo en equipo. En este complejo proceso participan profesionales de programación, música, diseño, animación e inclusive actuación. Finalizar un solo videojuego puede tomar años, y como se trata de un solo producto en el que muchos han participado, se requiere de mucha flexibilidad; sobre todo para la producción de juegos independientes, lejos de las grandes distribuidoras.

Por ello, en ocasiones, el Derecho de Sociedades y otros marcos legales estándar no resultan del todo adecuados, pues no siempre se mantiene el mismo equipo en el mismo proyecto. Justo allí es donde este nuevo tipo de contrato inteligente entra en acción para facilitar la partición de trabajo e ingresos, con promesas de nuevas funcionalidades, ya que esto es sólo el comienzo; como ha sido la promesa de Jeremy Silver, CEO de Digital Catapult.

Estamos comprometidos a apoyar la innovación digital y colaboraciones como esta con el Fondo de Juegos Reino Unido nos permiten desarrollar una solución que responda a una necesidad real de la industria. Nuestros contratos inteligentes demuestran el potencial práctico de la blockchain, y cómo este tipo de tecnología se puede aplicar a diversos problemas de negocio para transformar la forma en que las personas colaboran juntas en proyectos creativos. Esto realmente es sólo el comienzo.

Jeremy Silver

CEO de Digital Catapult

Esta compañía también trabaja con Innovate UK, otra organización destinada a impulsar la tecnología en el Reino Unido, y que muy pronto podría estar financiando otros proyectos blockchain. Sin duda esta tecnología emergente está tomando cada vez más fuerza en este país europeo.