El mundo descubre cada vez a más a menudo el potencial de la cadena de bloques, la tecnología subyacente tras el Bitcoin, para cambiar la industria financiera y muchos otros aspectos de la vida. Cientos de compañías ya están poniendo a prueba todas sus capacidades mediante sedes de investigación, y una de ellas es el Centro de Investigación y Laboratorios del consorcio R3CEV, conformado por más de 60 empresas dispuestas a emprender en esta tecnología emergente.

Ahora el consorcio anunció a través de la agencia Reuters que 8 de sus bancos miembros han probado con éxito un prototipo blockchain basado en la tecnología de Intel Corp. Sawtooth Lake, que funciona para las transacciones de bonos.

Este sistema que prueba R3CEV está basado en la plataforma blockchain de Intel, y la simulación se llevó a cabo en un libro de contabilidad distribuida con el apoyo de nodos físicos no basados en la nube, sino repartidos entre Australia, Norteamérica, Europa y Asia. Además, la prueba también contó con el Software Guard Extensions (SGX), un entorno que permite a los desarrolladores asegurar código y los datos de la manipulación.

Del mismo modo, los bancos involucrados pudieron probar una característica de registro de identidad en cadena que les permitió acceder a la plataforma y realizar las transacciones. Entre ellas se encuentra el pago automatizado de cupones, la liquidación de los bonos en cadena y funcionalidad avanzada de contratos inteligentes.

En esta ocasión los participantes fueron CIBC, ING Bank, HSBC, Scotiabank, Societe Generale, State Street, UBS y UniCredit. Tim Grant, CEO de los Laboratorios de R3, comentó respecto a este nuevo avance en el desarrollo de la blockchain.

Nuestro objetivo en R3 es unir a nuestros miembros a los mejores expertos de la blockchain y trabajar en colaboración con tal de evaluar y acelerar esta tecnología para la producción utilizando casos de uso del mundo real.

Tim Grant

CEO del Centro de Investigación y Laboratorios R3

Por su parte, Jerry Bautista, Vicepresidente de New Business Group en Intel tiene una opinión muy similar: “Creemos que la exploración colaborativa de los usos de la blockchain es la clave para el desarrollo de esta tecnología emergente”. Sin duda las colaboraciones han funcionado muy bien para dar un gran impulso a esta tecnología. Este martes el consorcio estará participando en una de las charlas de la SIBOS, mientras que Intel planea donar el código utilizado en la prueba de las transacciones de bonos al Hyperledger Project.