La blockchain podría dar un paso más allá en su adaptación al estilo de vida de todos los individuos. Una patente procesada por la compañía líder de telecomunicaciones AT&T está dirigida a la administración de suscripciones del hogar empleando tecnología de contabilidad distribuida.

La carrera por las patentes de aplicaciones con tecnología blockchain ahora también incluye ésta propuesta diseñada para ofrecer una solución tecnológica que proteja la información de los clientes subscritos a sus servicios. Esto, mediante la autenticación de códigos enviados a dispositivos móviles desde un procesador que resguarda información de transacciones con bicoins en nodos distribuidos. De esta manera, la compañía busca patentar tanto el dispositivo operativo como las funciones propias del mismo.

Blockchain en casa

Los espacios reservados para servicios de uso diario darían un nuevo vuelco con esta aplicación. Está planteado que los suscriptores de televisión por cable, por mencionar un ejemplo, gerencien sus operaciones del servicio con transacciones en moneda digital, confirmando su identidad en un dispositivo encargado de registrar y cifrar la información del usuario en la blockchain para posteriormente poder verificarla.

En teoría, el sistema entero estaría constituido por un procesador y una memoria para almacenar instrucciones, entre ellas administrar el envío de datos. Esta operación comprende de una primera cadena nonce– es decir, un número aleatorio encriptado para ser resuelto en el hashing– y una segunda cadena nonce, la cual establece comunicación con el celular o laptop del ususario.

Los datos enviados en la primera cadena nonce pueden ser protegidos por una clave asociada al dispositivo móvil. Esta clave es obtenida desde el procesador. En respuesta, es enviada una confirmación al dispositivo de base de datos distribuida. Tanto el código identificador como la clave son almacenados en la base de datos del procesador, al igual que los datos en la segunda cadena nonce, encriptados con una clave privada.

Por este medio, el usuario podría realizar pagos del servicio empleando bitcoin en una blockchain pública. Además, la aplicación de nodos distribuidos permitiría la continuación del servicio si el sistema llegara a sufrir un ataque, y sólo se verían directamente afectados aquellos dispositivos móviles bajo la cobertura del procesador atacado.

Esta es la primera incursión de la compañía en tecnología blockchain. Este mismo año inició los trámites de patente y desarrollo de la blockchain, buscando personal calificado para el proyecto que una vez más podría posicionarla como la primera a nivel mundial en telecomunicaciones.