Seleccionar página

Monero ejecuta su primera bifurcación del año

Monero ejecuta su primera bifurcación del año

La criptomoneda Monero ha estado en boca de muchos en este inicio de 2017 por diversas razones. Su comportamiento en los mercados sin duda es la principal de ellas, siendo uno de los más positivos entre toda la volatilidad que se experimenta actualmente generada en gran parte por Bitcoin. No obstante, el proyecto ahora también atrae miradas por su evolución técnica, llegando a ejecutar un hardfork para poner en marcha su más reciente actualización.

La versión 0.10.1 de Monero ha sido bautizada “Wolfram Warptangent” y ya está siendo ejecutada luego de que la bifurcación en su red -completada el pasado 9 de enero- culminó de forma exitosa. Con esta nueva versión la criptomoneda busca fortalecer la privacidad de las transacciones al habilitar las Ring Confidencial Transactions (RingCT), las cuales están disponibles en el protocolo si el usuario desea utilizarla pero pasarán a ser predeterminadas más adelante en el 2017.

Este protocolo de RingCT proporciona una criptoconversión fuertemente descentralizada (es decir, no hay una parte privilegiada) que tiene estimaciones probables de seguridad con respecto a la ocultación de cantidades, orígenes y destinos involucradas en cada transacción. Además, la generación de monedas en el protocolo es confiable y verificable; características que se adaptan perfectamente a los objetivos de Monero de proporcionar transacciones completamente anónimas entre las partes involucradas.

Algunos de los otros aspectos destacados de esta versión de Monero son:

  • Añade soporte completo para “bloques esponjosos”, una mejora de propagación similar a Compact Blocks en Bitcoin Core
  • Añade un sistema dinámico de comisiones a mineros.
  • Expansión de los datos almacenados en el caché de cartera, incluida la libreta de direcciones GUI
  • Optimiza el mecanismo de actualización de la cadena de bloques de las carteras
  • Mejora y fija el mecanismo de firma de transacciones de carteras frías

Entre los efectos más importantes de esta actualización en Monero está el aumento del tamaño promedio de los bloques de la red, un tema que llama la atención en cómo se desarrolla debido a que en Bitcoin se presenta una propuesta similar para resolver los problemas de escalabilidad actuales.

En la hoja de ruta de Monero para el 2017, se plantea la ejecución de un nuevo hardfork para el mes de septiembre. Con esta otra bifurcación se consolidarían las transacciones RingCT así como otras mejoras que han sido habilitadas en la versión actual.

La elección de hardforks como método de actualización del código fuente de la criptomoneda Monero es otro indicador más en la comunidad de que este tipo de actualizaciones no son arriesgadas per seni se deben hacer únicamente para reparación de fallas de envergadura en el protocolo; siempre que se cuente con el consenso necesario de la comunidad y el código a implementar esté bien trabajado, no debería haber problema alguno en la bifurcación de la red.

Desde que alcanzó la popularidad en algunos mercados de la Deep Web, Monero se ha mantenido como una de las criptomonedas con mayor evolución técnica y cuyo precio en los mercados ha tenido un buen desempeño. Su apuesta por ofrecer transacciones anónimas sigue siendo su bandera y actualmente supera en dicho campo a Zcash, su “competidor” más popular. Con esta nueva bifurcación, Monero confirma el trabajo de su equipo de desarrolladores al mismo tiempo que se coloca como una referencia técnica para muchos otros proyectos en el ecosistema de las criptomonedas.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Jaime Sandoval

Emprendedor, entusiasta del Bitcoin y la Blockchain. Fiel creyente en el potencial de empoderamiento que proveen las criptomonedas.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD