Este fin de mes, autoridades judiciales negaron la apelación sobre cadena perpetua de Ross Ulbricht y los alegatos de su defensa, en relación al ya desaparecido mercado en la darkweb, Silk Road.

Ulbricht  había sido condenado a cadena perpetua en 2015, y para esta ocasión la decisión de rechazar la apelación estuvo a cargo de los jueces del segundo circuito Newman, Lynch y Droney, del Tribunal de Apelaciones en Estados Unidos.

En esencia, los argumentos de la apelación tenían que ver con los supuestos abusos e ilegalidades que se dieron durante la investigación y el juicio, donde el argumento de mayor peso fueron la supresión de información por parte de la corte con respecto a los agentes federales y de la DEA que robaron bitcoins del sitio, y los intentos de extorsión que realizaron.

Después de esto, los tres jueces de la Corte de Apelaciones de Estados Unidos abatieron el argumento de Ulbricht y sus abogados sobre el juicio injusto, así como su afirmación de que la sentencia de cadena perpetua sin libertad condicional era “demasiado dura”. Para ello, emitieron un extenso informe judicial sobre el caso, donde declaran lo siguiente:

El tribunal de distrito dio a la condena de Ulbricht la consideración a fondo que requería, revisando las voluminosas presentaciones de sentencia, analizando los factores requeridos por la ley y ponderando cuidadosamente los argumentos atenuantes de Ulbricht.

Newman, Lynch y Droney

Jueces del Segundo Circuito, Corte de Apelaciones de Estados Unidos

Asimismo, en el reporte del caso el juez Gerard E. Lynch declaró que mantendrían la sentencia. “Debido a que no identificamos ningún error reversible, afirmamos la convicción y sentencia de Ulbricht en todos los aspectos”, declaró.

Previamente, Ulbricht había sido arrestado por manejar el portal de venta de drogas Silk Road, mientras que el intento de apelación comenzó el año pasado luego de ser sentenciado a cadena perpetua y sin posibilidad de libertad condicional. El juicio generó polémica y terminó con la culpabilidad de Ulbricht por siete cargos, entre ellos narcotráfico,  lavado de dinero, conspiración y piratería informática.

Por otra parte, el demandado, específicamente para la apelación, alegó sobre tres aspectos de su condena y sentencia entre lo que incluso destaca la contratación de sicarios. Ulbricht expuso que el tribunal de distrito violó la Cuarta Enmienda al aceptar la evidencia del caso, tomada durante la operación encubierta. Además, acusó a las autoridades de no otorgarle un juicio justo, y declaró que su sentencia a cadena perpetua es “sustancialmente irrazonable”.

Sin embargo, la corte rechazó los argumentos y deliberó a favor de la condena. Cabe agregar que Silk Road era el mercado en línea de drogas más grande del mundo, cuyos usuarios compraban y vendían principalmente bienes y servicios ilegales, usando Bitcoin como método del pago.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina: