Seleccionar página

Hacker se declara culpable de robar 365 mil dólares en bitcoins en la Deep Web

Hacker se declara culpable de robar 365 mil dólares en bitcoins en la Deep Web

Autoridades federales de Connecticut informaron que Michael Richo, de 35 años de edad, admitió robar miles de dólares en bitcoins utilizando registros sustraídos en la “DarkNet”.

De acuerdo con los documentos de la corte y las declaraciones hechas ante el Tribunal Federal de Hartford, Richo admitió haber publicado enlaces falsos a portales que emulaban mercados en línea, a través de foros en la red oscura. Ésta es la porción de Internet que está intencionalmente oculta a los motores de búsqueda tradicionales; usa direcciones IP enmascaradas y es accesible sólo con navegadores web especiales.

Los enlaces dirigían a las víctimas a una página de inicio de sesión falsa pero que se veía exactamente igual a la original de determinado portal o mercado en digital. A este tipo de estafa se le conoce como Phishing.

Cuando los individuos ingresaban, Richo robaba su nombre de usuario y contraseña. Una vez que tenía estos datos, monitoreaba el balance de las carteras de sus víctimas dentro del sitio web auténtico, para saber el monto exacto que contenían. Richo entonces retiraba los bitcoins antes de que el infortunado tuviese tiempo de gastarlos.

Finalmente vendía la criptomoneda robada a terceros a cambio de dólares en efectivo, tarjetas de débito prepagadas y transferencias a cuentas bancarias. Richo afirmó haber obtenido más de 365.000 dólares por medio de esta modalidad de estafa junto con más de 10.000 nombres de usuario y contraseñas guardadas en su computadora.

El acusado se declaró culpable de un cargo de fraude con dispositivos de acceso electrónico, un delito que conlleva una pena máxima de 10 años en prisión. De igual manera se declaró culpable de un cargo de lavado de dinero, transgresión que acarrearía sentencias de hasta 20 años tras las rejas.

Como parte de su acuerdo al declararse culpable, las autoridades le exigieron a Richo entregar los dispositivos electrónicos usados para sus fechorías, así como la devolución total del monto sustraído durante sus operaciones delictiva, dijo la oficina del fiscal estadounidense.

Un criminal que se escapó del sistema

El FBI comenzó a seguir el rastro de Richo en 2013, de acuerdo con una denuncia penal presentada en su contra. Al año siguiente, las autoridades allanaron su hogar en West Haven, lugar en el que incautaron computadoras, discos duros y otros dispositivos de almacenamiento.

Fue arrestado en octubre de 2016 tras una acusación particular en la que le atribuía haber cometido fraude con dispositivos de acceso y lavado de dinero. La sentencia fue dictada el 28 de septiembre de ese mismo año y fue liberado tras cancelar una fianza de 100.000 dólares impuesta por la Jueza Sarah A.L. Merriam.

Las únicas condiciones impuestas a Richo tras su liberación fue un monitoreo de sus actividades informáticas, según informó la oficina del fiscal de distrito. En esa oportunidad la fiscal de distrito de la ciudad de Daly enfatizó que una acusación no era evidencia suficiente de culpabilidad y que los cargos eran sólo alegatos, por tanto, se presumió la inocencia del acusado hasta que se demostró su culpabilidad en esta nueva oportunidad.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Didiana Archila

Futura Comunicadora Social, minuciosa investigadora, amante del baile y del yoga.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD