Seleccionar página

Fundación Bitcoin: estás con nosotros o estás en contra

Fundación Bitcoin: estás con nosotros o estás en contra

El día de ayer, la junta directiva de la Fundación Bitcoin aceptó la renuncia de uno de sus miembros y llevó a cabo una votación para destituir a otro. Todo esto debido a algunas diferencias de opinión que, supuestamente, atentaban contra el crecimiento y el éxito de la organización.

Bobby Lee, CEO de BTCC y vicepresidente de la junta, declaró que en algunos casos las diferentes opiniones pueden conducir a una mayor variedad y a una mejor toma de decisiones. Pero en otros casos, los miembros pueden tener opiniones tan diferentes que pueden llegar a ser perjudiciales. Este es el caso de Oliver Jansens y Jim Harper, quienes fueron destituidos de sus puestos al no estar de acuerdo con varios aspectos referentes a la organización y la visión de los demás miembros de la junta.

Lee afirma que la Fundación Bitcoin se caracteriza por poseer una total transparencia: todos sus debates y decisiones son públicos. Por lo tanto, las diferencias de opiniones también son conocidas por el público, motivo por el cual la organización prefirió destituir a Jansens y Harper en lugar de intentar resolver los desacuerdos presentados.

Esta decisión fue declarada al público a través de un comunicado publicado en el blog de la fundación. En dicho comunicado, Lee admite que la organización había estado experimentado algunos altibajos durante los últimos meses y que la junta también había enfrentado numerosos desacuerdos.

En vista de esta situación, la junta sostuvo una reunión en la que se dedicaron a discutir el futuro de la Fundación Bitcoin, debatiendo distintos temas referentes a la planificación y la dirección de la organización. Finalmente, decidieron llevar a cabo una votación para decidir si seguirían trabajando en la organización o si ésta debía disolverse.

Brock Pierce, el presidente de la junta, Elizabeth Ploshay, Meyer Malka y Lee votaron a favor de seguir trabajando para que la organización continúe funcionando y avanzando. Por otra parte, Harper y Jansens decidieron votar a favor de cerrar la organización definitivamente.

Dada esta diferencia de opinión, Lee pidió la renuncia de Harper y Jansens, alegando que la junta debía estar conformada únicamente por personas comprometidas y unidas en la tarea de desarrollar planes y estrategias para mejorar la organización y el desempeño de la fundación.

Harper aceptó renunciar con facilidad, en cambio Jansens alegó que estaba dispuesto a continuar apoyando a la organización pero consideraba necesario contar con un plan de trabajo más detallado para poder hacerlo. Finalmente, en vista de que Jansens no quiso ceder su puesto fácilmente, el resto de la junta decidió destituirlo mediante una votación.

La posición controversial de Jansens en esta reunión fue lo que causó su destitución de manera definitiva. No obstante, desde hace algunos meses, Jansens había venido mostrando su desacuerdo con varios aspectos de la fundación a través de los foros de discusión acerca de Bitcoin.

En un post publicado en el foro de la organización, Jansens decidió revelar la verdad acerca de la Fundación Bitcoin, tomando como punto de partida que esta organización en realidad no es tan transparente como dice ser y ha estado ocultando información importante. Una de las situaciones que Jansens considera que debería ser de conocimiento público es que la organización actualmente se encuentra en bancarrota. Por lo tanto, no posee los fondos necesarios para seguir funcionando por mucho más tiempo.

Jansens afirma que la fundación ha malgastado los fondos recaudados durante los últimos dos años y sus recientes esfuerzos por recuperarse económicamente no han tenido éxito. Sin embargo, la destitución de Jansens y Harper demuestra que quizás no sea realmente la falta de fondos sino la negación a escuchar distintas opiniones lo que podría conducir al fin de la organización.

Tanto Jansens como Harper afirman haber sido amenazados en otras oportunidades debido a los desacuerdos mencionados anteriormente. Esto apunta a que la Fundación Bitcoin, una organización que intenta representar a Bitcoin, en realidad no entiende los fundamentos de esta tecnología como para admitir distintas opiniones entre sus miembros y tomarlas en cuenta para trabajar de una manera más eficiente en beneficio de la comunidad Bitcoin.

Acerca del autor

Ariana Hernández

Redactora. Ávida investigadora del Bitcoin y la Blockchain. Interesada en su impacto, potencial y posibilidades que ofrecen hoy en día.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD