Este mes, el jurado del Distrito de Maryland encontró culpables a James Stewart y Vincent Grant, miembros de la Guardia Nacional del Ejército de Estados Unidos, como autores intelectuales de un esquema de fraude mediante el empleo de bitcoins.

Acorde a la Oficina del Fiscal Federal en el Distrito de Maryland, los dos individuos fueron acusados ​​de usar bitcoins para comprar números de tarjetas de crédito y débito robadas de usuarios y compañías en páginas web internacionales. Los acusados fueron procesados ​​por primera vez el año pasado, junto a otros tres miembros del ejército estadounidense, por crímenes de robo de identidad, que fueron realizados con bitcoins entre julio del 2014 y mayo del 2015.

Según la evidencia presentada al jurado, de julio de 2014 a mayo de 2015 los acusados utilizaron Bitcoin, una forma de moneda digital, para comprar números de tarjetas de crédito y débito robados de individuos y empresas de sitios web extranjeros.

Departamento de Justicia

Distrito de Maryland

Las autoridades explicaron el modus operandi de los acusados: Stewart y Grant​​ usaron herramientas de re-codificación de bandas magnéticas para aplicar números robados a las tarjetas ficticias, después compraron mercancía de las tiendas del Ejército y del Servicio de Intercambio de la Fuerza Aérea en bases militares estadounidenses. Asimismo, extendieron sus operaciones en otras partes de Maryland, y a nivel internacional, para luego quedarse con la mercancía o revenderla.

Finalmente, el jurado federal encontró a Stewart culpable de cargos de fraude telefónico, conspiración para cometer fraude electrónico y robo de identidad agravado. Mientras, Grant fue condenado por conspiración para cometer fraudes de dispositivos de acceso y también robo de identidad agravado.

En consecuencia, James Stewart enfrenta una sentencia de 20 años de prisión; por su parte, Grant está sujeto a una sentencia de siete años y medio. A esto se le suma un mínimo obligatorio de dos años en prisión por robo de identidad agravado, además de cualquier otra sentencia, que también se aplique a los involucrados.

Adicionalmente, al caso de añaden tres miembros más en la estafa cibernética dentro de la fuerza armada estadounidense, los cuales fueron previamente condenados en calidad de cómplices: Derrick Shelton y el sargento Quentin Stewart, a quienes hallaron culpables de haber cometido fraude telefónico y robo de identidad agravado, y Jamal Moody, quien fue hallado culpable de conspiración para cometer fraude en dispositivos de acceso y robo de identidad agravado. Shelton y Stewart enfrentan 20 años de cárcel, y Moody cumplirá siete años.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina: