Seleccionar página

Regulaciones de la SEC comienzan a sentirse en el criptomundo con el cierre de varias ICO

Regulaciones de la SEC comienzan a sentirse en el criptomundo con el cierre de varias ICO

La Comisión de Valores y Bolsa (SEC) de Estados Unidos anunció el pasado julio que regularía todos los criptoactivos que considerase valores financieros. Esta resolución ya se está haciendo sentir en el ecosistema, pues a la fecha hasta 4 Ofertas Iniciales de Moneda (ICO) se han cancelado debido a las presiones de la SEC.

La última de ellas fue la de Protostarr, un proyecto que pretendía ofrecer a los fanáticos la posibilidad de invertir en sus YouTubers y otras ‘estrellas de Internet’ favoritas, a cambio de un 2% de ganancia futura por publicidad. Su ICO comenzó el 13 de agosto, logrando recaudar hasta su interrupción 119.5 ETH (unos $46.000). Según el anuncio recientemente emitido en su página oficial, fueron contactados por la SEC el 24 de agosto debido a que su token podría considerarse un valor financiero y por tanto requeriría ajustarse a las debidas regulaciones.

Tras intentar definir esto con varios abogados e incluso con la propia SEC, el líder del proyecto, Joshua Gilson, decidió seguir la vía recomendada por la institución y cancelar la ICO, devolviendo a los 118 inversionistas el dinero recaudado a partir de este 2 de septiembre.

Al igual que muchos de nuestros partidarios, estábamos emocionados de ser una fuerza innovadora en el espacio emergente de creación de contenidos y su financiación. Desafortunadamente, como una startup, no tenemos los recursos necesarios para desarrollar nuestra DApp y desafiar la investigación de la SEC con respecto a nuestra ICO y su interpretación bajo la ley de valores de EE.UU.

Protostarr

Cabe destacar que la compañía estaba basada en Wyoming, por lo que las regulaciones la afectan directamente. De acuerdo con Gilson, no consultaron a un abogado antes de lanzar su oferta debido a que para entonces apenas estaba saliendo a la luz la investigación sobre DAO de la SEC, y Protostarr no tenía exactamente el mismo esquema.

Con anterioridad, dos ofertas ya habían sufrido el mismo destino: el proyecto de inversión en criptoactivos Harbour y el de inversión petrolera TomahawkCoin. En el primer caso, se indicó en su anuncio que la ICO se pospuso debido a las regulaciones de la SEC, por lo que se reembolsarían los fondos de los inversionistas más tempranos a partir del 1 de septiembre. En el segundo, la compañía decidió convertirse en privada y ofrecer el token a sólo unos pocos, algo que automáticamente la incluye entre las excepciones al registro de la SEC, que no lo solicita a las ofertas privadas con un número limitado de participantes.

Otro caso similar fue la suspensión del mercado de valores del Grupo CIAO, empresa de tecnología de telecomunicaciones, debido a que entre sus proyectos se incluían próximas ICO. Además, todo apunta a que la SEC también ha estado en contacto con otras ofertas cuyos tokens no ha considerado valores, como fue el caso de BenjaCoin.

De acuerdo a la ley impuesta, toda ICO cuyo token se considere un valor financiero según la prueba Howey, y que involucre a Estados Unidos de alguna manera —ya sea porque la startup está basada allí o porque acepta inversionistas estadounidenses— debe presentar cuentas ante la SEC. Es por ello que ahora parece común denominador en la mayoría de las ICO excluir explícitamente a los ciudadanos de este país.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Isabel Pérez

Profesional en Letras. Apasionada de la lectura, la escritura, la investigación y las criptomonedas.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD