El Banco Central de China ha estado comprometido desde inicios del 2017 con la búsqueda de regulaciones que eviten el lavado de dinero y detengan pérdidas materiales a los clientes en el sector de las criptomonedas, luego de que, en una inspección realizada a las casas de cambio nacionales se arrojaran altos índices de especulación y nulas medidas de identificación de usuarios. Luego de reiteradas discusiones y una palpitante tensión en el mercado bitcoin de china, ayer medios locales han empezado a manejar información sobre las medidas que serán aplicadas a las casas de cambio del país asiático.

CnLedger, fuente de noticias sobre la región, hizo público en Twitter el titular del diario China Bussiness Journal, el cual dio conocer el documento presentado por el Banco Popular de China, conocido como PBoC por sus siglas en inglés, sobre la propuesta de regulación planificada por la organización financiera, en conjunto con una entrevista de un informante de las casas de cambio del país, quien explicó y pronosticó el impacto de dichas medidas en el ecosistema Bitcoin de China.

El diario local asegura que las medidas propuestas por el banco central son las más estrictas de todo el mercado y, por ello, presentan ciertas dificultades a la hora de su aplicación. El proyecto de regulación tiene como objetivo erradicar el lavado de dinero por medio de criptomonedas e implementar un sistema que asegure la identificación de los usuarios en estas plataformas de comercialización.

El informante entrevistado para este tema, al cual nombraron Liu, explicó que el compendio de medidas de identificación del cliente introducido por la entidad bancaria es de fácil aplicación, con excepción de un requerimiento especial y obligatorio de verificación en sitio para registrarse en la plataforma. Es decir, se le exigirá a los usuarios que deseen realizar transacciones por medio de una casa de cambio presentarse en persona para una verificación de identidad y registro de información.

Liu considera que esta medida es imposible de aplicar y que genera además conflictos en la forma en que se hacen negocios en Internet, proponiendo que en caso de que una verificación en tiempo real sea totalmente necesaria se pueda realizar por medio de un video de verificación remota, en cambio de un proceso “in situ”.

En cuanto a las medidas anti-lavado de dinero (AML) explica que son mucho más claras y resumidas en comparación con las normas de conocer al cliente (KYC) anteriormente propuestas. No obstante, también hace notar que uno de los principales malestares de los negocios bitcoin se basa en que las casas de cambio ya poseían sus propias medidas para evitar el lavado de dinero pero estas no entraban en los estándares del Banco Popular de China. Expresa el entrevistado: “El concepto de AML en sus mentes (PBoC) es diferente al de nosotros. Nosotros hemos venido haciendo AML todo este tiempo, pero ellos piensan que nosotros no hemos hecho nada”.

Finaliza diciendo que los reiterados intentos de regulación del PBoC tienen como objetivo principal asegurarse de que no hayan vacíos legales que puedan amparar actividades ilegales. Debido a esto, las medidas preventivas auspiciadas por el PBoC están enfocadas en bloquear las “posibilidades potenciales” que puedan tener los criminales por medio de las criptomonedas y con ello tratar de anular cualquier riesgo.

No obstante esto sólo se puede conseguir siempre y cuando las dos partes involucradas estén de acuerdo con las medidas propuestas y la aplicación de las mismas, compenetración y acuerdo que todavía no se ha conseguido en materia de KYC. Este proyecto de regulación será discutido con las casas de cambio que deliberaran su disposición a someterse o exigir cambios que se adecuen a su funcionamiento. El panorama actual de las casas de cambio —y del Bitcoin en general— en China todavía es de futuro incierto debido a las constantes desavenencias entre las figuras involucradas para conseguir una regulación que favorezca a todos, lo cual augura más discusiones sobre el tema y una prolongación de la tensión de las casas de cambio que han cesado de prestar servicios.

Antecedentes del plan de regulación KYC y AML

Aún cuando hay constantes conflictos de intereses entre las casas de cambio, los usuarios chinos de Bitcoin (y del mundo que se han visto afectados con descalabros y descensos en el precio de la criptomoneda debido a estas medidas) y el Banco Central chino, ya los primeros pasos para una regulación de identidad y registro de fondos está siendo aplicada por una de la más grandes casas de cambio chinas: Huobi.

Huobi ha empezado a solicitar datos sobre la proveniencia y destino de los fondos transferidos por los usuarios a través de su plataforma esta semana, específicamente a aquellos clientes que resulten sospechosos a la compañía y a las autoridades competentes. Esta ha sido una de las tantas medidas exigidas por el PBoC para el funcionamiento transparente y legal de las casas de cambio del país.

La medida acatada por Huobi se enmarca luego de que el Banco Central de China introdujera un documento de leyes anti-lavado de dinero y KYC (conoce-tu-cliente) para criptomonedas en la Asamblea Popular China, la cual sería discutida con los asambleístas. De igual manera, recientemente, el director de manejos de negocios del PBoC, Zhou Xuedong, también habría hecho declaraciones a medios locales sobre el porqué de las investigaciones y regulaciones realizadas a las casas de cambio del país, declarando a su vez que sólo medidas de protección e información podrían evitar pérdidas a inversionistas y potenciar un funcionamiento amparado con las autoridades competentes.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 1CwA1Qz53C3Dm4VXtDLKVN9qhi1Ly5TPZ3
DAR PROPINA