La congestión actual que sufre la red Bitcoin ha llegado sus máximos niveles en los días recientes. El tiempo pasa y las diversas alternativas para realizar cambios en el protocolo que garanticen las escalabilidad de la tecnología no logran el apoyo suficiente para terminar siendo activadas. Esta situación ya extenuante ha hecho levantar las voces de diversos actores de peso en el ecosistema Bitcoin, quienes abogan e impulsan un aumento urgente del tamaño de los bloques.

Las comisiones actuales por transacciones alcanzaron los 100.000 satoshis por cada operación (1,84 dólares al momento de publicar esta nota) mientras que el número de transacciones en espera de ser confirmadas ha llegado a su máximo histórico hace horas al registrar más de 170.000 transacciones pendientes. Estos datos sumados a otros relacionados como el tiempo en espera promedio en confirmarse una transacción y la creciente competencia que ofrecen las altcoins en el mercado, podrían terminar ocasionando una estampida de usuarios desde Bitcoin hacia otras criptomonedas.

Cantidad de transacciones en espera a ser confirmadas en la red Bitcoin. Fuente: blockchain.info

Con todo este contexto presente, actores respetables en la comunidad de desarrolladores, empresarios, inversores y usuarios de Bitcoin y las criptomonedas en general, han hecho públicas recientemente sus opiniones al respecto ofreciendo la alternativa del hardfork como la solución a la gran congestión actual que sufre la red Bitcoin.

Stephen Pair, CEO del procesador de pagos BitPay, ha sido uno de los más concretos en señalar la situación que vive la red Bitcoin hoy día, al mismo tiempo que señala el aumento del tamaño de los bloques como única salida rápida y efectiva.

Pair hace referencia a un aumento del bloque de hasta 8 veces, una propuesta presentada hace años por los desarrolladores Mike Hearn –éste hoy fuera de Bitcoin– y Gavin Andresen con el nombre de Bitcoin XT. Precisamente Andresen, quien fue por largo tiempo uno de los desarrolladores principales del proyecto luego de la desaparición de Satoshi Nakamoto, también se ha manifestado recientemente sobre el tema alegando que Bitcoin Core, el cliente que propone la alternativa de SegWit como garantía de la escalabilidad de la red, ha perdido liderazgo en la comunidad y debe ser reemplazado por un equipo de desarrolladores más competente y colaborativo.

Tal como observamos en el tweet de Andresen, su declaración fue una respuesta a otro actor de importancia en la comunidad, el antiguo presidente de la Fundación Bitcoin, Jon Matonis. Andresen ya había anunciado abiertamente su descontento con las políticas impulsadas por Gregory Maxwell y Samson Mow, ambos directivos de la empresa Blockstream, que se ha involucrado abiertamente en el debate de la escalabilidad de la red y apoya a la alternativa del cliente Bitcoin Core.

Sin embargo, quizás las declaraciones de mayor peso actualmente provienen de Jeff Garzik, CEO de la empresa Bloq, y un ex-desarrollador de Core bastante respetado en la comunidad.

Garzik apuntó que la alternativa de Segregated Witness, mejor conocida como SegWit, es un cambio de mucha complejidad que influiría en muchas capas del protocolo de Bitcoin, y que tanto su calendario de progreso como las mejoras al congestionamiento de la red son realmente impredecibles. Por el contrario, señaló que un aumento del tamaño de los bloques sería una solución simple, auditable y con mejoras predecibles.

El peso de Garzik en la comunidad causa un nuevo desbalance entre los desarrolladores, ya que el directivo de Bloq coloca a SegWit directamente como una opción llena de incertidumbre y mucho riesgo frente a la opción del hardfork. Además, por el lado de Bitcoin Core, el desarrollador Peter Todd ha publicado un tweet donde siembra las dudas sobre su continuidad con el desarrollo de este cliente, algo que puede sorprender ya que Todd ha defendido a SegWit con anterioridad en el debate de la escalabilidad.

Todd inclusive llegó a esquivar en esa misma conversación una pequeña invitación del CEO de Blockstream, Adam Back, de trabajar a tiempo completo con Bitcoin, alegando que está enfocado en otros proyectos que hará públicos próximamente y que según él impactarán a largo plazo en la tecnología Bitcoin.

Cambios en el panorama del debate hacia la escalabilidad

En medio de la situación crítica que ya vive la red Bitcoin y que amenaza con seguir entregando cuotas de poder en el mercado a otras plataformas de criptomonedas, el panorama en el debate por la escalabilidad ha tenido cambios importantes con sucesos recientes donde el sector minero ha sido protagonista y con la aparición de nuevas alternativas.

La propuesta del cliente Bitcoin Unlimited, que se basa en el consenso emergente de los mineros sobre el tamaño de los bloques, se ha posicionado como la que más apoyo recibe actualmente, a pesar de sus contantes fallos. Entretanto, Segregated Witness de Bitcoin Core ha mantenido su cuota de apoyo pero sin ganar terreno, un espacio que la nueva propuesta de Extension Blocks ha logrado captar gracias al apoyo de diversas compañías de la industria.

Apoyo de los grupos de minería de la red Bitcoin a las propuestas de escalabilidad. Fuente: Coin.dance

Sin embargo, ninguna alternativa está cerca de poseer el porcentaje mayoritario de apoyo por parte de los mineros, lo cual todavía nos deja lejos de lograr un consenso para implementar una propuesta que resuelva lo antes posible el gran congestionamiento que sufre la red Bitcoin.

Pero lo cierto es que las voces que hoy se levantan a favor de la aplicación de una bifurcación en la cadena de bloques para aumentar el tamaño de los mismos tienen el peso suficiente como para impulsar aún más el momentum que goza la posibilidad de llevar el límite de los bloques a más de 1MB.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 1M1J9iub9ry7hYzLKAWWLduZre8TiBGXfs
DAR PROPINA