El viernes 10 marzo de 2017, luego del cierre de las bolsas de valores de EEUU, la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) publicó su decisión desaprobando una propuesta de cambio de reglas para listar y negociar en bolsa las acciones de Winklevoss Bitcoin Trust, un ETF basado en Bitcoin.

Los ETFs son fondos de inversión que cotizan en bolsa de valores, igual que una empresa pública que cotiza sus acciones, pudiéndose comprar y vender a lo largo de una sesión al precio existente en el corro bursátil. Un ETF puede invertir en un portafolio de bonos, acciones, commodities o monedas, por lo que sus acciones (las del ETF) siguen o reflejan el valor de estos activos subyacentes. En el caso de Winklevoss Bitcoin Trust, el activo subyacente es Bitcoin.

La decisión de la SEC, publicada en un documento de 38 páginas, desaprueba “este cambio de regla propuesto porque considera que la propuesta no es consistente con la Sección 6 (b) (5) de la Ley de Bolsa, que requiere, entre otras cosas, que las reglas de una bolsa nacional de valores sean diseñadas para prevenir actos y prácticas fraudulentas y manipuladoras y proteger a los inversores y al interés público”.

Pero en la práctica, ¿qué significa esta declaración o como se instrumenta para asegurar su cumplimiento? La SEC considera que una bolsa, en este caso un ETF, que liste y comercie en bolsa pública sus acciones basadas en un activo subyacente, en este caso el Bitcoin:

… debe, además de otros requisitos aplicables, satisfacer dos requisitos que son determinantes en esta materia:

  1. La bolsa debe tener acuerdos de vigilancia compartida con mercados significativos donde se negocie el producto subyacente o los derivados en ese producto
  2. Esos mercados deben ser regulados.
Securities Exchange Commission

Documento desaprobatorio del ETF de Bitcoin

La SEC, a los efectos de determinar si los mercados donde se comercializa Bitcoin son regulados, consultó vía escrita con una diversidad de actores vinculados directa o indirectamente con la comercialización de bitcoin, incluyendo al propio promotor del ETF y sus filiales, obteniendo 59 respuestas. El objetivo era determinar la susceptibilidad de bitcoin a actos y prácticas fraudulentas o manipuladoras y la necesidad de acuerdos de vigilancia compartida con mercados significativos y regulados para el comercio de bitcoin o derivados sobre bitcoin.

Con base en las respuestas obtenidas, la SEC considero “que los mercados importantes para bitcoin no están regulados y que, por lo tanto, el ETF no ha entrado, ni actualmente estaría en capacidad de entrar en el tipo de acuerdo de supervisión compartida que podría ayudar a abordar las preocupaciones acerca de la posibilidad de actos y prácticas fraudulentas o manipuladoras en el mercado de acciones.”

Esto significa que debido a que el mercado bitcoin no está regulado, un acuerdo de vigilancia compartida con cualquiera o varios de los principales actores del mercado es inútil dado el propio comportamiento y funcionamiento de estos actores. Sería como firmar un acuerdo anti fraude con un timador.

De ahí que se presenta un enorme reto para la comunidad bitcoin, al tener que promover la transformación del funcionamiento actual de la industria hacia una donde la transparencia, la diversidad, la descentralización y las regulaciones conlleven a la protección de los usuarios e inversionistas de la red y minimicen, si no eliminen, los riesgos de fraude y manipulación del precio que hoy existen.

La comunidad debe cambiar su percepción sobre las regulaciones gubernamentales, las mismas no invalidan los atributos de las criptomonedas: descentralización, instantaneidad, inhackeabilidad y anonimato; pues son intrínsecos de la blockchain. La decisión de la SEC que nos ocupa es una muestra de cómo las buenas regulaciones protegen a los inversionistas menos informados de ser defraudados por agentes inescrupulosos. La comunidad debe promover reglas en sus países que regulen a los operadores cambiarios y a las casas de bolsa de bitcoin, exigiéndoles aportes líquidos de capital en concordancia con su volumen de operación, para evitar las quiebras fraudulentas, por mencionar solo una.

La descentralización de la minería y la comercialización de bitcoins deben producirse de manera urgente, no es posible que el 90% de las transacciones mundiales con bitcoin se registren en operadores cambiarios chinos y el 96% de estas las manejen 3 operadores, aunque su paralización temporal haya movido el testigo a Japón. El riesgo de colusión para manipular el precio es altísimo. Debe promoverse la creación de casas de cambio en cada país, bien capitalizadas y reguladas, que promuevan la competencia en precio y servicios en un amplísimo número de operadores a nivel mundial.

El volumen de bitcoins negociados diariamente debe ser mayor. El promedio diario de BTCs negociados en 2016 no superó el 2% del total de BTCs minados, lo cual muestra su susceptibilidad a ser manipulado. Para ello, los tenedores de la criptomoneda deben aumentar significativamente. Un mayor número de tenedores y una mayor cantidad de monedas negociables le da mayor liquidez al mercado y facilita y transparenta el proceso de formación de precio. La actual situación donde menos de 1.000 personas poseen el 50% de los bitcoins minados solo hace al mercado ilíquido y especulativo.

Las prácticas poco éticas, como operaciones de fachada (testaferros), lavado de dinero y el comercio con fondos insuficientes, solo benefician a los criminales, la minoría, no a la comunidad bitcoin honesta y emprendedora que desea hacer transacciones usuales sin intermediarios y de forma rápida. De manera que las regulaciones que penalicen y combatan estos flagelos deben ser promovidas y aplaudidas por la comunidad.

Como se evidencia del documento de la SEC, el mercado de bitcoin, el activo subyacente de las acciones del ETF, no ofrece garantías “…para prevenir actos y prácticas fraudulentas y manipuladoras y proteger a los inversores y al interés público” por lo que las propuestas de ETF en cola a la espera de una próxima decisión de la SEC, tienen su destino marcado por esta desaprobación a la de los hermanos Winklevoss.

La comunidad bitcoin debe intervenir de manera activa para cambiar las actuales condiciones del mercado bitcoin, si no, la adopción de bitcoin como el ‘Dinero de Internet’ tomará muchísimo tiempo en ocurrir, pues son estos mercados financieros establecidos, bolsas de valores y de productos, los que impulsarán de manera masiva su adopción al darle amplitud y profundidad a las transacciones y reconocimiento a la criptomoneda.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 1MymFXS3v1baHzRfnhT6mes1qdVUkdLQxf
DAR PROPINA