Seleccionar página

¿Qué está pasando con Bitcoin? SegWit, BCC, UASF y otros conceptos

¿Qué está pasando con Bitcoin? SegWit, BCC, UASF y otros conceptos

La red Bitcoin se encuentra ahora mismo en medio de buenas y malas noticias. Esta criptomoneda podría llegar a ser utilizada por millones de personas a tan sólo unos años de su creación en 2009, pero el sistema que la sostiene no está diseñado para soportar tantas transacciones con la rapidez requerida.

Las propuestas para mejorar lo que se llama escalabilidad de Bitcoin (su capacidad de crecimiento) han sido muchas a lo largo de estos años; han tomado popularidad o se han descartado en definitiva. Hasta que llegamos al tan temido 1 de agosto de 2017, donde muchos usuarios no saben muy bien qué pasó con Bitcoin. Por ello desde CriptoNoticias hemos hecho esta pequeña guía sobre los conceptos técnicos y los sucesos que están atormentando a tantos bitcoiners.

¿Qué es SegWit?

Recordemos que Bitcoin está conformado por una cadena de bloques, que es un libro contable escrito en lenguaje criptográfico donde se registran —y por tanto validan— todas las transacciones. Originalmente, cada hoja de ese libro digital (bloque) pesa alrededor de 1 MB, con lo que se procesan alrededor de sólo siete transacciones por segundo. A partir de allí ya se puede deducir que este sistema no fue hecho para masificarse. La opción más evidente para aumentar su capacidad parece ser aumentar el tamaño de bloque, pero este un proceso delicado que podría afectar de forma negativa el código de la red. Por eso, a los desarrolladores de Bitcoin Core, quienes hasta ahora se han encargado del mantenimiento de Bitcoin, se les ocurrió otra idea: distribuir mejor el espacio ya disponible en cada bloque, de modo que cupiesen más transacciones y por tanto se agilizara el sistema.

Eso es SegWit: un protocolo planteado por Pieter Wuille para aumentar la capacidad de Bitcoin, en donde, en lugar de aumentar el tamaño de bloque, se retiran de los mismos las firmas de transacción, lo que libera espacio y les permite incluso llevar su límite a aproximadamente 2 MB. Su nombre viene de Segregated Witnesses: separar a los ‘testigos’, que son las firmas de transacción.

Esta opción comenzó a activarse desde el año pasado, pero no había tenido, hasta los momentos, la aprobación de al menos el 95% de los mineros de la red—algo necesario para activarlo por completo—. Se llevaría a cabo con una bifurcación suave (softfork), lo que, traducido al usuario promedio, básicamente significa que Bitcoin no cambiaría gran cosa: sólo sería una actualización del software para mejorarlo, sin que ocurriera algo épico como el separarse en dos criptomonedas distintas.

En términos técnicos, se le asigna, en primer lugar, la Propuesta para Mejorar Bitcoin #141 (BIP141).

¿Qué es el UASF (BIP148)?

UASF significa Bifurcación Suave Activada por los Usuarios (Users Activated Softfork), y es lo que traía de cabeza a los bitcoiners hasta el 1 de agosto. Esta es también una Propuesta para Mejorar Bitcoin con la ayuda de SegWit, pero era más una medida de contingencia que otra cosa.

La cuestión es que Bitcoin necesita escalar cuanto antes porque cada vez más aumenta la adopción, y por tanto las transacciones, que requieren de un sistema más ágil para no causar saturación —como ya ha sucedido—. Por ello, los desarrolladores de Core, al ver que no estaba alcanzándose el consenso requerido para activar SegWit (aquel 95%) diseñaron esta otra propuesta, donde no se necesita de la mayoría de los mineros para poner a funcionar el protocolo de Wuille. Los nodos (usuarios) que quisieran activar SegWit, sólo deberían recurrir al UASF.

El problema sería que, quienes no lo activaran, se quedarían con bloques ya no compatibles con la red Bitcoin, y esto causaría una temida división de la red: una bifurcación donde por un lado existiría la cadena de SegWit y por el otro la cadena sin SegWit, lo que llevaría a la creación de dos blockchain distintas y dos criptomonedas distintas (dos bitcoins) con la misma historia pasada. Es decir que los bitcoins de todo el mundo se hubieran dividido en dos, así como su precio (que no sería igual para ambos, sino que dependería del apoyo a cada uno), pues la red que se mantenía como una sola gracias al acuerdo de los mineros se hubiera roto con dos grupos de poder de procesamiento importante confirmando transacciones de dos códigos diferentes. Exactamente como sucedió en Ethereum el año pasado.

Por fortuna, este escenario se evitó el pasado 31 de julio, pues, a pesar de que fue activado el UASF, ya el 100% de los mineros había señalizado —marcado sus bloques— para aceptar SegWit (BIP141).

Entonces ya se activó SegWit en toda la red

No, pero está en proceso de activación. Lo hará mediante 3 etapas: en la primera se debían señalizar al menos el 95% de los bloques para aceptarlo, es decir, ‘votar’ a BIP91 (que incluye a BIP141) mediante la marca de los bloques. Esta ya se sucedió, y de hecho se señalizó el 100% (lo que evitó el hardfork). La segunda se está dando ahora mismo, en el siguiente período de dificultad de la blockchain (que se da cada 2.106 bloques, unas dos semanas). En ella, los mineros deben seguir señalizando sus bloques para activar BIP141 a través de BIP91. Durará aproximadamente hasta el 9 de agosto. En la tercera etapa, en un nuevo período de dificultad, los nodos deberán señalizar sus bloques para SegWit, esta a vez a riesgo de quedarse fuera de la red, ya que el protocolo será activado hacia el 20 de agosto.

Para el usuario común, esto implicará que las transacciones de Bitcoin serán más veloces y las comisiones más bajas. Una buena noticia.

¿Qué es SegWit2x (BIP91)?

Esta opción se está escuchando desde junio, cuando se dio el famoso acuerdo de Nueva York donde principalmente los grandes grupos de minería de China dieron su aprobación para esta ruta.

Tipos de bifurcación (Fork)

SF (Softfork – Bifurcación Suave): es un cambio en el protocolo donde los bloques o transacciones anteriores pasan de válidos a inválidos, pero los viejos nodos seguirán siendo compatibles con la red. Requiere de la aprobación de la mayoría de los mineros para realizarse.

HF (Hardfork – Bifurcación Fuerte): es un cambio en el protocolo para lograr que los bloques o transacciones previas que eran inválidos cambien a válidos. Esto incluye cambios en la estructura de bloque y reglas de dificultad en su resolución. Requiere que todos los participantes de la red se actualicen, pues la vieja versión ya no será compatible.

UASF (Bifurcación Suave Activada por los Usuarios): es un softfork que no requiere la aprobación de la mayoría para realizarse. Es implementado directamente por los usuarios que corran nodos completos de la red, como las casas de cambio y los servicios de carteras digitales; esperando que los mineros se vean atraídos por las nuevas medidas económicas y no utilicen su poder de procesamiento para dividir la red en un hardfork.

UAHF (Bifurcación Fuerte Activada por los Usuarios): es un hardfork que no requiere de la totalidad de los participantes de la red para realizarse, pues es implementado directamente por los usuarios que corran nodos completos de la red, como las casas de cambio y los servicios de carteras digitales. Se clona la red, se crea una nueva con otras reglas aparte de la anterior (y por tanto otra criptomoneda), y los mineros deciden en cuál quedarse. En donde se queden la mayoría de mineros será considerada la ‘red original’, mientras que, en donde se quede la minoría, será considerada sólo una altcoin.

En primer lugar hay que decir que no, no es lo mismo que SegWit a secas, pero sí implica la activación de SegWit. Lo que añade esta propuesta es la próxima realización de una bifurcación fuerte (hardfork) en la red de Bitcoin para aumentar el tamaño de bloque a 2 MB.

¿Qué necesidad hay de aumentar el tamaño de bloque si ya se está activando SegWit, que precisamente quería evitar esto? Al parecer, varios de los grandes actores del ecosistema —especialmente en China— piensan que SegWit puede no ser suficiente para mejorar las capacidades de Bitcoin, por lo que se les hace necesario, adicionalmente (y no en lugar de) a este protocolo, un aumento del tamaño de bloques.

Esta opción aún se encuentra en planes, y se ha acordado que, tentativamente, en los próximos tres meses se realizaría ese hardfork. ¿Tiene este hardfork el mismo riesgo de dividir la red en dos criptomonedas? Sí. Pero no pasará necesariamente: si la mayoría de los mineros acuerda “mudarse” a la nueva cadena creada por la bifurcación, entonces todo seguirá igual para los usuarios e incluso mejor, pues la capacidad de Bitcoin aumentará y sus costes bajarán. Ya en 2010 Bitcoin tuvo su primer hardfork, que se utilizó para arreglar una vulnerabilidad. La mayoría de los usuarios ni siquiera lo notó.

Sin embargo, en esta ocasión habrá que aguardar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos, porque sí, aún existe la posibilidad cercana de que el bitcoin se vuelva ‘los’ bitcoins.

¿Qué es Bitcoin Cash?

La verdad es que depende de quien se le pregunte. Para algunos —la minoría— es “el otro bitcoin”. Para la mayoría es simplemente otra criptomoneda distinta, que se creó en base a Bitcoin. Como dato curioso, incluso la Wikipedia afirma que no hay que confundirlo con el Bitcoin original.

Artículo de la Wikipedia en inglés sobre Bitcoin. Fuente: Wikipedia

En junio, el grupo de minería Bitmain anunció que en caso de que SegWit2x —un aumento del tamaño de bloques— no se diera, ellos tenían su propia medida de contingencia bajo la manga: realizarían una Bifurcación Fuerte Activada por los Usuarios (UAHF), que, al igual que la UASF, no necesitaría de la aprobación de la mayoría. Con ello, crearían otra criptomoneda en base a Bitcoin, con la misma historia de transacciones pero con bloques más grandes, que podrían alcanzar hasta 8 MB y que ya no serían compatibles con la red anterior, la cual seguiría existiendo por su cuenta.

Pues bien, esa misma idea la tomó otro grupo de minería y casa de cambio, ViaBTC, quienes de hecho ya realizaron su UAHF el 1 de agosto, con el apoyo de sólo una pequeña minoría de la comunidad Bitcoin. Como resultado, ahora tenemos una nueva criptomoneda en el ecosistema: Bitcoin Cash, que no es Bitcoin. Es el primer criptoactivo bifurcado directamente de Bitcoin, conserva su historia pasada y, debido a este hecho, fue duplicado para todos los habientes de BTC, pero tiene sus propias reglas y otro precio.

En la mayoría de plataformas y/o casas de cambio se lista como BCC. No obstante, en algunas, esa abreviatura ya estaba en uso (como en CoinMarketCap para BitConnect), por tanto se le abrevia como BCH.

¿Entonces hubo bifurcación (hardfork) o no?

Sí, el hardfork de ViaBTC que dio lugar a la creación de Bitcoin Cash ya se dio. Pero este no es ‘el’ temido hardfork que dividiría a la comunidad y al precio de Bitcoin, y que se logró evitar cuando el 100% de los mineros señalizaron para aceptar SegWit.

Con este hardfork, lo que hizo ViaBTC fue básicamente clonar el código de Bitcoin para crear una nueva criptomoneda que tiene su propio margen de apoyo y sus propias reglas, tal como ha ocurrido, en realidad, con muchas de las criptomonedas después de BTC. De cara a los usuarios, como apuntó Ledger, la particularidad fue que se les dio dinero gratis, pues al crearse un sistema independiente basado directamente en la historia de BTC, lo que ocurrió fue que a todos los habientes de Bitcoin para la fecha de la creación del BCC se les duplicó su saldo de BTC en BCC, sin más efectos que ese. Lo que no implica que esto seguirá ocurriendo: quienes adquieran y manejen BTC tras el 1 de agosto sólo tendrán BTC, y no BCC, que deberán que adquirirse de forma separada.

La creación de Bitcoin Cash afecta a Bitcoin casi de la misma forma en que lo afectó la creación de Ethereum: en nada. La única diferencia fue la duplicación de los saldos.

¿Dónde están mis BCC?

Por supuesto, ¿quién no quiere algo de dinero gratis? Ahora, además de tus BTC tal cual los viste la última vez en tu cartera —no se han ido ni se irán a ninguna parte—, también tienes la misma cantidad de BCC. Pero es bastante probable que no los veas a primera vista, pues tanto casas de cambio como carteras ya se han posicionado para dar soporte o no a la iniciativa de ViaBTC.

Si no los ves en tu cartera o en tu casa de cambio, quiere decir que tu proveedor ha decidido no dar soporte a Bitcoin Cash. Pero no quiere decir que no los tengas: sólo debes cambiarte a un proveedor que sí brinde soporte para poder disponer de ellos.

¿Qué pasará con Bitcoin a partir de ahora?

Se continuará con la activación de SegWit. Luego, se realizará un hardfork para aumentar el tamaño de los bloques, que esta vez puede o no dividir a la comunidad en dos nuevas criptomonedas —aparte de Bitcoin Cash, que es más bien una altcoin—. Los próximos meses serán decisivos para decidir el destino de la primera blockchain.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Isabel Pérez

Profesional en Letras. Apasionada de la lectura, la escritura, la investigación y las criptomonedas.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD