Desde hace varias semanas se viene sintiendo en el mercado la escasez de las tarjetas GPU AMD. Y es que no solo brillan por su ausencia en los anaqueles las tarjetas de video de la 4ta generación, la altamente demandada serie Rx 4xx (460, 470 y 480), sino que además la sequía se extiende también a la recién llegada serie Rx 5xx (560, 570 y 580). Pero, ¿qué es lo que está pasando?, es la pregunta que se están haciendo millones de consumidores alrededor del planeta, ¿acaso surgió de pronto una legión de jugadores empedernidos que agotó la oferta de AMD?. La respuesta parece estar en la minería de criptomonedas.

Desde que se sabe que es posible minar Ethereum, Zcash, Monero, DASH y otras criptomonedas con tarjetas gráficas (sobre todo las AMD), la demanda mundial se ha disparado de manera exponencial. Lo que no queda muy claro es porque se ha agotado incluso la serie Rx 5xx, cuando se supone que AMD se había preparado para ‘‘saciar’’ la gran demanda que ésta tendría.

Un dato importante que hay que tener en cuenta, es que la serie Rx 5xx está dirigida hacia los gamers; su potencial ASIC no es nada alentador si la comparamos con su predecesor la serie Rx 4xx, lo que compromete la relación calidad/precio, factor clave para los mineros. Por su puesto, hoy en día el alto precio del Ethereum no representa ningún riesgo de inversión en adquirir estas GPU menos eficientes para la minería, sobre todo en un mercado que se encuentra ávido de estos dispositivos.

Entonces, tal vez lo que haya ocurrido es que una gran cantidad de mineros han devorado un producto que en principio no estaba destinado para la minería, y en consecuencia el número de tarjetas de la serie Rx 5xx que estaba disponible para un mercado más reducido, se agotó inesperadamente a muy a poco tiempo de haber sido lanzado al mercado consumidor.

Con todo este problema de escasez, haciendo un análisis a la velocidad de minado y dificultad de la red Ethereum (ETH), no se observa una desaceleración significativa en esta red blockchain. Quizás esto se deba a que muchos mineros estén moviendo su potencia desde otras criptomonedas hacia el minado de ETH.

La falta de GPUs AMD, ha hecho que muchos mineros pongan la mirada en las más caras y en muchos casos menos eficientes GPU NVIDIA. De hecho, existen algunos modelos NVIDIA que son interesantes para la minería ETH, como la GTX 1070, que posee un desempeño bastante atractivo ya que puede alcanzar entre 25 Mh/s y 30 Mh/s (stock), o incluso un poco más si se realiza un pequeño overclock de memoria, manteniendo una temperatura aceptable.

El buen desempeño de la NVIDIA GTX 1070 ha traído como resultado que algunos mineros comiencen a minar con este modelo de GPU y venga a ser una solución a la hora de armar los rigs de minado. Esta solución, puede que sea cara, pero se compensa con la alta rentabilidad que presentan criptomonedas como Ethereum actualmente.

Otras GPUs más poderosas de NVIDIA no son tan buenas para la minería Ethereum, debido principalmente al uso de memoria de vídeo GDDR5X en lugar de GDDR5 que se encuentra en la GTX 1070. La memoria GDDR5X es más rápida en términos de velocidad de reloj y ofrece más ancho de banda, pero a su vez ofrece tiempos de memoria menos agresivos y como resultado no es mucho más rápida que la memoria, supuestamente “más lenta”, GDDR5. Por lo anterior, si se está pensando en adquirir una GTX 1080 o GTX 1080 Ti para la minería Ethereum, su relación precio/rendimiento no es atractivo en lo que a minería Ethereum respecta. No obstante, NVIDIA es más rápida en ZEC (mayor core clock y menor memory clock) y muchos otros algoritmos, pero por ahora, los mineros están enloquecidos por ETH.

Los problemas de abastecimiento que presenta AMD con sus GPUs hacia los mineros, puede terminar de alentar definitivamente a NVIDIA a competir en un mercado que hasta el momento lidera el gigante estadounidense AMD.

Pero, no solo AMD puede estar afrontando problemas de producción en masa debido a la alta demanda de sus GPUs por parte de la gran y creciente comunidad de mineros. También, se ha observado una ausencia importante de varios componentes esenciales de rigs de minería, como lo son las tarjetas madre o motherboards (MOBO) de más de 5 slots PCIE y fuentes de poder de más de 1000W, entre las que destacan la AsRock H81 Pro BTC y la EVGA Supernova de 1300W, respectivamente, que tienen algún tiempo desaparecidas del mercado.

De lo que no cabe ninguna duda, es que la comunidad minera está creciendo vertiginosamente y todo ello debido al profundo impacto que han tenido las criptomonedas de la mano de Bitcoin y su tecnología subyacenyte, blockchain. Ante tal escenario, pareciera que los fabricantes de componentes o hardware de minería no estaban preparados para asumir tan monumental compromiso, lo que los ha puesto en serios aprietos.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina: