Seleccionar página

BitPay anuncia oficialmente su propuesta para la escalabilidad de Bitcoin

BitPay anuncia oficialmente su propuesta para la escalabilidad de Bitcoin

El pasado 22 de marzo, la compañía de pagos con bitcoin, BitPay, presentó su propuesta para solucionar la crisis de la escalabilidad de Bitcoin y ha llamado la atención de la comunidad. Su propuesta destaca por lo dinámico de la modalidad que plantea y también porque la comunidad parece recibirla con reservas.

¿La propuesta? Un sistema de bloques dinámicos. En lugar de limitarse a un tamaño de bloque particular y actualizarlo cada cierto tiempo, BitPay está buscando imponer un límite dinámico. El tamaño de un bloque se determinaría mediante la mediana del tamaño que corresponde a los últimos 12.960 bloques que lo antecedieran (eso es un aproximado de tres meses como período de tiempo) y el ajuste de la solución se haría de acuerdo a esto.

Es remarcable el hecho de que la aplicación de la propuesta conllevaría a que se pudiera prescindir de hardforks para el aumento del tamaño de los bloques, en un mediano-largo plazo. Nada más esto es más que suficiente para que la popularidad de esta alternativa aumente.

Otras dos ventajas son que se le permitiría a los mineros escoger el tamaño del bloque sobre el que trabajan y que, naturalmente, no sería necesario estar acrecentando los bloques cada cierto tiempo. Simplemente, con el cálculo de la mediana, los bloques irían creciendo progresivamente. Esto último resulta más que necesario para la propuesta pues si algo se tiene en claro, es que los bloques tienen que seguir creciendo. Pero al menos no se estaría saltando de bloques de 1MB a bloques de 2 MB o a bloques 8 MB.

La propuesta llega como una nueva alternativa a Bitcoin Core y Bitcoin Classic, que han reunido cada cual, un sólido apoyo entre los miembros de la comunidad bitcoin. No obstante, al igual que ésta última, y que cualquier propuesta que ha surgido para solucionar el problema de la escalabilidad de los bloques de bitcoin por parte de equipos distintos al Core, la propuesta de BitPay requerirá una bifurcación fuerte con consenso de 75% de los livenet nodes (nodos de la red viva) y 51% de los test nodes (nodos de la red de prueba), algo que hasta ahora ninguna propuesta ha conseguido.

Igualmente destacable es que por más que la propuesta de BitPay se muestre muy flexible y dinámica y por más que ello le sirva para ganar una base de apoyo sólida, ello no garantiza que toda la comunidad la reciba con los brazos abiertos. Su principal desventaja radica en que es una propuesta generada directamente por una empresa.

En su creación no tuvieron mayor intervención los demás usuarios de la comunidad bitcoin, a la cual le caracteriza un rechazo de todo intento de regulación o ventajismo sobre la red. Y lo cierto es que esta propuesta le concede a BitPay una ventaja competitiva sustancial a la hora de materializar transacciones.

Por los momentos, Bitcoin Core lidera como opción favorita de entre todas las propuestas, a pesar de que el apoyo a Bitcoin Classic ha ido aumentando progresivamente. En todo caso, BitPay ha hecho su jugada y la propuesta está sobre la mesa pero el dilema de la escalabilidad tiene todavía un buen trecho por delante hasta encontrar su solución.

Acerca del autor

Mariano Puigvert

Periodista y emprendedor. Agente del mundo globalizado y entusiasta de los progresos del nuevo siglo.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD