Bitcoin continúa llamando la atención en los mercados tradicionales debido a la gran volatilidad que ha presentado en los últimos dos meses. Al mismo tiempo, sigue generando incertidumbre dentro de la comunidad interna por la falta de una tendencia clara de su precio. Este miércoles 11, el valor de la moneda se desplomó fuertemente en los mercados luego de las autoridades en China realizaran revisiones a diversas casas de cambio de criptomonedas en dicho país.

La caída en los mercados provocada por estos movimientos del gobierno chino es la segunda del mes de enero, justo después de que diera a conocer la información de que las autoridades financieras de dicho país buscan fortalecer sus políticas para evitar fuga de capitales, lavado de dinero, evasión de impuestos y otras actividades.

En este orden, el gobierno chino ha estado conversando con las casas de cambio locales para posteriormente diseñar las políticas que les resulten más beneficiosas a la hora de atacar las actividades ilícitas antes mencionadas. El pasado 6 de enero, las autoridades chinas se reunieron con las casas de cambio más importantes del país (BTCC, Huobi y OkCoin) y ayer realizaron inspecciones a dichas instituciones.

Las caídas del precio de bitcoin en enero fueron originadas por los movimientos del gobierno chino

Como se observa claramente en el gráfico, ambas noticias no fueron recibidas positivamente por la comunidad de usuarios de bitcoin en China y en el resto del mundo. Debido a la gran influencia que posee el mercado chino en el precio de bitcoin -manejan más de 90% del volumen diario en bitcoins- los movimientos bajistas no tardaron en reflejarse de inmediato en el resto de los mercados globales.

Los objetivos de China respecto a Bitcoin

Existe un pensamiento erróneo de que el gobierno chino no ve a Bitcoin con buenos ojos, cuando en realidad es todo lo contrario. La gran cantidad de empresas chinas que trabajan en varios sectores del ecosistema de Bitcoin y las criptomonedas en general son generalmente exitosas y cuentan con el aval del Estado de China para realizar sus actividades. Muestra de ello son las numerosas empresas fabricantes de hardware de minería, proveedoras de grupos para minar bitcoins, casas de cambio que manejan grandes volúmenes y más; todas ellas acumulan un gran poder sobre el ecosistema Bitcoin actual que, peligrosamente, hoy pareciera estar llamando la atención de los funcionarios gubernamentales de China.

Bajo las consignas de protección a la economía china, las autoridades ven en Bitcoin una herramienta propicia para la evasión de impuestos así como para el blanqueo y la expatriación de capitales. Esta última práctica ha sido precisamente una de las causas por las cuales el precio de bitcoin estuvo en alza durante casi todo el 2016, puesto que cada vez que el gobierno chino anunciaba una nueva devaluación al Yuan, los inversores buscaban proteger sus capitales al comprar bitcoin.

Además, los controles de capitales existentes en China son bastante fuertes para las empresas y grandes inversores, donde el Estado posee leyes que le permiten controlar y restringir el movimiento de dinero fuera de las fronteras chinas. Con estas políticas, es obvio que muchísimos ciudadanos chinos usen a Bitcoin como una herramienta para poder mover sus capitales sin intervención de autoridades gubernamentales o bancarias. Y, debido al gran volumen de la economía china y de su población (los primeros a escala global en ambos parámetros), fácilmente la influencia que poseen en el precio del bitcoin se manifiesta con cada movimiento de mercado que se genera en este país asiático.

El gobierno de China no ha anunciado qué tipo de medidas podría llegar a ejecutar para contrarrestar el flujo de capitales fuera del país a través de las casas de cambio de bitcoins. Lo que sí es cierto es que en este 2017 las autoridades han comenzado a establecer nuevas políticas legales al respecto y desde ya han estado reuniéndose con las principales casas de cambio en el país. Mientras tanto, la incertidumbre ha causado pánico en los mercados y la caída en los precios de bitcoin ha sido bastante significativa.

Todas las operaciones en BTCC son normales, y seguimos trabajando activamente con los reguladores para asegurar que seguimos cumpliendo. Mientras tanto, instamos a nuestros clientes a tomar una visión racional y cautelosa de los artículos de noticias que especulan sobre la visita y las discusiones.

BTTC

Los efectos de la regulación China a largo plazo

De concretarse medidas regulatorias que le otorguen mayor control al gobierno sobre el movimiento de capitales en bitcoins y demás criptomonedas dentro del territorio chino, las probabilidades de que incidan de forma positiva en el precio son mayores a que suceda lo contrario. Este ha sido un efecto que históricamente se ha observado en el ecosistema de Bitcoin luego de que algún Estado o institución gubernamental ejecuta leyes para controlar el comercio de bitcoins; no tendría porqué ser distinto en el caso de China.

Aunque bien estamos especulando en un posible escenario donde el gobierno chino pudiese rastrear, a través de las casas de cambio nacionales, el movimiento de bitcoins de sus ciudadanos; la verdad es que Bitcoin es una tecnología descentralizada donde el comercio de las criptomonedas puede realizarse directamente entre los usuarios sin tener que pasar por intermediarios como las casas de cambio. Así que la posibilidad hipotética de que se forme un “mercado negro” de bitcoins en China es latente en caso de que lleguen a aprobarse medidas así de restrictivas para los ciudadanos.

Esta presunción no es descabellada si tenemos en cuenta las recientes devaluaciones que viene ejecutando el gobierno chino y que cada vez que son anunciadas lleva a los inversores a refugiarse en Bitcoin. Precisamente la cadena Reuters ha reflejado que los bancos chinos actualmente tienen orden de las autoridades gubernamentales de no reflejar el flujo de capitales en Yuanes hasta recibir nuevas instrucciones; un hecho que causa mayor incertidumbre en los mercados chinos pero que Bitcoin puede aprovechar a largo plazo como refugio de valor.

De manera complementaria, otros acontecimientos similares podrían generar un aumento significativo en el precio de Bitcoin durante el 2017; en especial la llegada de Trump a la Casa Blanca, las crecientes políticas de eliminación de dinero en efectivo y un posible derrumbe del Euro. Respecto a las políticas económicas de Donald Trump, un estudio realizado por el Saxo Bank danés predice que el precio de la criptomoneda podría cerrar cercano a los 2100 $ al final del 2017.

No obstante, otro posible impulso sería la inclusión del ETF a las bolsas de valores estadounidenses, suceso que vienen siendo impulsado por los gemelos Winklevoss -fundadores de la casa de cambio Gemini en los Estados Unidos. De concretarse esta inclusión, Bitcoin entraría por la puerta grande a los grandes mercados financieros tradicionales y, según aproximaciones, unos 300 millones de dólares podrían entrar al ecosistema de la criptomoneda en solo la primera semana.

Con estos recientes movimientos del gobierno, China demuestra una vez más que posee gran influencia en Bitcoin y que con una simple noticia puede alterar el precio de la criptomoneda (tal como ya sucedió en el 2013). Aun así, el diseño económico de bitcoin como moneda sigue apuntando a que su valor seguirá subiendo con el pasar del tiempo y que las fuertes escaladas y caídas que observamos cada cuanto no son más que temporales efectos del mercado.

¿Regulará China el comercio de bitcoins en sus casas de cambio? ¿Cómo influirá esto en el precio de la criptomoneda a corto, mediano y largo plazo? Comparte tus opiniones con nosotros en el cajón de comentarios.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina: