Este 25 de mayo tuvo lugar en Nueva York la conferencia enfocada en la economía y regulación de tokens y criptomonedas, “Token Summit”, en la que participaron varias personalidades y compañías destacadas del ecosistema.

Entre los oradores destacan Muneeb Ali de Blockstack, Kathleen Breitman de Tezos, Brian Armstrong de Coinbase, Simon de la Rouviere de ConsenSys, Shawn Wilkinson de Storj, Vinny Lingham de Civic, Ned Scott de Steemit, Erik Voorhees de ShapeShift y Zooko Wilcox de Zcash. El panel inaugural estuvo centrado en nuevos casos de uso de activos digitales y mostró cómo las aplicaciones basadas en tecnología blockchain que sirven para casos de uso reales pueden ser parte del futuro.

Básicamente, el objetivo de esta conferencia fue explorar las posibilidades y desafíos que plantean las monedas digitales y tokens, tanto actuales como para el futuro. De hecho, Voorhees, CEO de ShapeShift, posicionó el trabajo como parte de la fundación del próximo “Facebook y Google”; en contraposición a los críticos que sostienen que el auge de la criptografía es poco más que especulación.

Los casos de uso real vendrán en el futuro, pero si esta tecnología va a tener un impacto, debería haber especulaciones hoy.

Erik Voorhees

CEO, ShapeShift

No obstante, a medida que los empresarios y oradores tomaron el escenario, varios de los asistentes permanecieron escépticos, y los propios panelistas expresaron algunas advertencias.

De tal manera, con los casos de uso expuestos, inició Voorhees revelando más detalles sobre el nuevo producto de ShapeShift: Prism. Seguidamente, Brian Armstrong, co-fundador de Coinbase, previó que la economía en desarrollo será la primera en adoptar estas aplicaciones de blockchain.

Al respecto cabe mencionar que estos comentarios de Armstrong vienen después de que Coinbase  lanzara en Consensus 2017 una aplicación de mensajería basada en Ethereum, llamada “Token”. Tal vez lo más importante de la aplicación es que incluye una interfaz que el co-fundador describió como el “equivalente de HTML”, pero para Ethereum en lugar de la web; a lo que agregó:

El principal valor de las criptomonedas es llevar los servicios financieros al mundo en desarrollo. Eso es lo que vamos a hacer con Token.

Brian Armstrong

Co-fundador, Coinbase

Por su parte Ali, co-fundador de Blockstack, anunció el lanzamiento de su navegador descentralizado, que busca un objetivo similar: “facilitar el desarrollo de nuevos tipos de aplicaciones”. En línea con esta iniciativa, igualmente informó que su empresa está ofreciendo un premio a quien pueda encontrar algún bug entre su aplicación y los proveedores de almacenamiento descentralizado, como IPFS, Storj o Sia.

Entretanto, el fundador de Storj, Shawn Wilkinson declaró: “estamos todos ideológicamente alineados para aplastar a Amazon y otros servicios centralizados”, enfocando su trabajo desde una perspectiva al estilo “enemigo de mi enemigo”.

En resumen, si en el evento se sostuvo alguna certeza, esa fue que el camino por delante está caracterizado por un progreso lento y probablemente difícil. En esta línea, otra explicación para el lento crecimiento de la tecnología y la adopción provino de la audiencia: Tone Vays, quien es crítico de muchas aplicaciones descentralizadas. Vays indicó:

No se trata de la aplicación, ninguna de estas aplicaciones necesita descentralización, sino que están utilizando el hito de la tecnología de Bitcoin para llevar sus valoraciones fuera de proporción.

Tone Vays

Asistente

Sin embargo, cabe recordar que la descentralización es uno de los principales preceptos de lo planteado originalmente por Satoshi.

Finalmente, Muneeb Ali fue un paso más allá y pronosticó un “período de fracasos a gran escala por compañías respaldadas por ICO” ante cualquier tipo de web descentralizada, insistiendo que la blockchain está en la fase de “luna de miel”. Esto implica que aún le queda lo más difícil por delante.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina: