Seleccionar página

Agencias de seguridad celebran conferencia sobre lavado de dinero y monedas digitales en Qatar

Agencias de seguridad celebran conferencia sobre lavado de dinero y monedas digitales en Qatar

El lavado de dinero con criptomonedas es uno de los crímenes más recurrentes con tecnologías descentralizadas, algo que suelen argumentar sus detractores. Las posibilidades de negocios fraudulentos aumentan con la facilidad proporcionada por las transacciones anónimas en la blockchain. Ahora, las autoridades se preparan para esta nueva amenaza digital.

La Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), la Oficina Europea de Policía (Europol) y el Instituto de Gobernanza de Basilea (IGB), organizaron la primera Conferencia Global sobre Lavado de Dinero y Monedas Digitales, donde más de 400 miembros de instituciones y empresas de seguridad provenientes de 60 países se reunieron para discutir los riesgos que encierran las monedas digitales para el financiamiento criminal.

El evento de seguridad -organizado en colaboración con el Comité Nacional Anti-Lavado de Dinero y Financiamiento Terrorista de Qatar junto con el Grupo de Trabajo para Monedas Digitales creado por la Interpol, Europol y el IGB- finalizó tras una jornada de tres días en la que los agentes de seguridad se instruyeron en el empleo criminal de Bitcoin y otras criptomonedas, además de estudiar esquemas de protección que las autoridades puedan implementar con una perspectiva de su impacto global.

Por otra parte, la conferencia fue antecedida por las declaraciones del Jeque Fahad Faisal Al-Thani, Presidente del Comité Nacional Anti-Lavado de Dinero y Financiamiento Terrorista de Qatar, quien recalcó la importancia del entendimiento del empleo de monedas digitales en operaciones de lavado de dinero, con el objetivo de mejorar las capacidades de investigación y registrar evidencias en su formato digital.

En una nota de prensa publicada por la Interpol, la organización recalcó que el lavado de dinero con criptomonedas y su posible empleo en el financiamiento de grupos terroristas constituyen una prioridad en su agenda. Asimismo, la unidad Anti-Corrupción y Crímenes Financieros  de la fuerza policial internacional presentó reportes sobre debilidades de las criptomonedas que permiten su uso para lavado de dinero, junto con las consecuencias que representan para las autoridades.

El problema de las criptomonedas recae mayormente en su falta de regulación y uso libre como divisa única, explicó Tim Morris, Director Ejecutivo de Servicios Policiales de Interpol. Si bien esto representa exactamente una de las mayores ventajas para los usuarios en general, la falta de un marco legal y judicial entre naciones, impide la protección de los usuarios contra crímenes de alto impacto, como pérdidas financieras por fraude o financiamiento de organizaciones criminales.

Las monedas digitales no están atadas a regulaciones nacionales o fronterizas, por tanto la cooperación para luchar contra los usos criminales de las criptomonedas debe trascender fronteras e integrar soluciones de parte de las fuerzas de la ley y el sector privado.

 

Tim Morris

Director Ejecutivo de Servicios Policiales, Interpol

La movilización de autoridades internacionales para combatir el empleo de monedas digitales como parte de actividades criminales es un gran paso para limpiar el nombre de ésta tecnología. Podemos esperar que futuras regulaciones acordadas entre organismos de la ley permitan finalmente el uso libre y sin tabúes de las criptomonedas, aprovechándolas como herramientas versátiles, transparentes y de bajos costos operativos.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Diana Aguilar

Periodista. Investigadora enfocada en economía, emprendimiento y tecnología.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD