La industria entorno a la blockchain crece cada vez más, por lo que al mismo ritmo son requeridos profesionales en la materia. Esto es algo en lo que planean contribuir la Universidad Nacional de Singapur (NUS) en colaboración con el Centro para la Innovación Blockchain de IBM (ICBI), pues desde enero de 2018 estarán impartiendo un curso conjunto sobre tecnología de contabilidad distribuida como parte de la carrera Sistemas de Información.

Aunque en esta carrera se está desarrollando una nueva especialización en tecnologías financieras, el curso se centrará especialmente en tecnologías de contabilidad distribuida, desde sus nociones más básicas hasta sus casos de uso, pasando por la banca, las monedas digitales y la cadena de suministro. El currículo será diseñado tanto por miembros de la facultad universitaria como por expertos provenientes de IBM, y asimismo se impartirán las clases. Por otro lado, el software necesario para el curso lo proveerá el Hyperledger Project, que pondrá a disposición la plataforma Fabric también para fines investigativos en la universidad.

Robert Morris, Vicepresidente de Global Labs de IBM Research, comentó al respecto:

Blockchain es una de las más disruptivas tecnologías en computación hoy, y está impactando a muchas industrias, incluyendo a los servicios financieros, el comercio, la salud y la cadena de suministro. Esta colaboración con la Escuela de Computación de la Universidad Nacional de Singapur ayudará a preparar una futura fuerza de trabajo que ha nacido de la blockchain, lista para implementar, mejorar e innovar: habilidades esenciales requeridas para que Singapur alcance su visión como Centro Financiero Inteligente y Nación Inteligente.

Robert Morris

Vicepresidente, Global Labs de IBM Research

Sobre dicho objetivo cabe mencionar que Singapur ha estado realizando notables esfuerzos por mejorar sus servicios mediante la tecnología blockchain. A través de su proyecto Tecnologías del Sector Financiero & Innovación (FSTI), su Autoridad Monetaria (MAS) ha comprometido alrededor de $157 millones durante un período de cinco años para la creación de un ecosistema Fintech nacional. Adicionalmente, esta misma institución ha llevado a cabo alianzas y acuerdos de entendimiento para impulsar este sector con territorios como Abu Dhabi, India y Baréin; y se encuentra desarrollando distintas pruebas de concepto con esta tecnología.

Una de las últimas, en colaboración con el R3CEV, concluyó con éxito el desarrollo de una moneda digital para pagos interbancarios. Así que, sin duda, esta pequeña nación no planea quedarse atrás en cuanto a tecnología blockchain, la cual, según datos de IBM, estará siendo adoptada de forma masiva por compañías financieras, sanitarias y gubernamentales a partir de 2018.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina: