La empresa de consultoría profesional Deloitte, en su sección del Reino Unido, presentó recientemente un reporte dedicado a su clientela sobre las tecnologías que serán tendencias este 2017, publicación que le da un papel preponderante a blockchain.

El documento expone y pronostica, en un apartado especial para blockchain, lo revolucionaria que será la aplicación de esta tecnología en el mercado financiero, ya que la misma propone ser una solución disruptiva de los protocolos bancarios y financieros ya existentes.

Deloitte considera que dos de las partes más atractivas de la tecnología de contabilidad distribuida son las “adolescentes” criptomonedas y la posibilidad de los contratos inteligentes. No obstante, también propone que en un ecosistema donde “la economía de confianza es vital” uno de los grandes aportes de blockchain para el mercado es que sea segura y transparente:

Más allá de crear eficiencias por medio de remover los intermediarios financieros y legales en un acuerdo contractual, blockchain está asumiendo el rol de confiable guardián y proveedor de transparencias.

Deloitte

Blockchain puede servir como almacenador y registro confiable de información, función que no sólo afectaría al sector financiero, sino que se puede extender al historial profesional, información tributaria, registros médicos, referencias de los consumidores, entre otras; siendo sus potenciales aplicaciones sumamente amplias. A su vez, esta información almacenada no sólo estaría custodiada, sino que puede ser compartida de forma selectiva entre empresas, como ocurren con el intercambio de fondos digitales o de contratos inteligentes.

Los tres niveles de funcionamiento

Deloitte propone que blockchain tiene tres (3) niveles fundamentales que beneficiarían a las empresas. El principal de ellos sería el almacenamiento de registro digital. Esta función puede ayudar a la digitalización de documentos de identidad como pasaportes o licencias de conducir, al manejo de transacciones o documentos de propiedad, a la transferencia de documentos financieros como transacciones de fondos digitales, al manejo de códigos para acceso a páginas web, o al control de vehículos inteligentes, así como a registros médicos comprimidos. Toda esta información, asegura la empresa consultora, será “segura, inmutable y auditable” ya que el usuario tendrá acceso y control a todos sus datos almacenados, así como a sus entidades digitales.

La blockchain también servirá para intercambiar fondos sin necesidad de procesos de pago o entidades bancarias en tiempo real y bajo una reputación confiable. También permitirá los pagos transfronterizos, es decir, entre diversos países, como lo está realizando la solución blockchain de Ripple con el banco de Abu Dabi y el Banco Central de Inglaterra. De igual manera, proponen expandir blockchain al modelo de transacciones P2P (entre pares), lo cual permitiría certificar y liquidar intercambios de fondos de forma instantánea.

Asimismo, hacen notar que blockchain posibilita la ejecución de contratos inteligentes, declarando que: “Los contratos inteligentes representan el siguiente paso en progresión de blockchain, desde transacciones financieras hasta utilidades de cualquier propósito”, esto ayudaría a simplificar y automatizar los procedimientos de negocios. Deloitte hace una aclaración sobre este punto respectivo, ya que aunque los contratos inteligentes no son iguales a los contratos legales y por ende no pueden ser aplicados a todo tipo de condiciones, si son funcionales cuando las redes de dos compañías se conectan frecuentemente y comparten información, por lo cual un contrato inteligente sería la mejor opción para crear el vinculo en la blockchain.

Una herramienta beneficiosa para las empresas

La tecnología de contabilidad distribuida, asegura Deloitte, funcionaría como “una cadena de herramientas” para aquellas empresas que decidan adoptarla, ya que sus beneficios son muy variados y sus aplicaciones no sólo ayudarían a desarrollar un solo sector de la compañía sino con tiempo y dedicación podrían potenciar varios puntos a la vez.

No obstante, la empresa de consultoría empresarial hace notar que la tecnología de contabilidad distribuida está todavía madurando y presenta riesgos y cambios que sólo por medio del apoyo empresarial pueden ser superados. Deloitte considera que “es el tiempo de las compañías para probar la tecnología subyacente a bitcoin”, con la finalidad de visionar como las mismas pueden beneficiar económicamente a sus negocios. Sobre este caso en particular, Accenture ha calculado en un reporte de encuestas que con la aplicación de blockchain se podrían ahorrar 8 billones de dólares en el sector bancario.

Ante estos beneficios, propone el reporte a sus empresas clientes, realizar inversiones en tecnología blockchain, así como también aconseja incursionar en otro tipo de tecnologías como la inteligencia artificial, las analíticas, las maquinas inteligentes, la realidad aumentada, la biología sintética, el almacenamiento de energías e incluso nuevos conceptos arquitectónicos que podrían ayudar a desarrollar y potenciar la imaginación de los trabajadores por medio de sitios de trabajo más cómodos y agradables, lo cual no sólo ayudaría a multiplicar sus ganancias sino también potenciar sus servicios.

Deloitte, así como entre otras empresas de consultorías empresariales como PwC y Ernst & Young, han estado comprometidas con el desarrollo tecnológicos de sus empresas clientes, educando sobre la aplicación de dichas tecnologías y los posibles beneficios. En el caso de Deloitte, anunciaron el pasado febrero la creación de un protocolo de protección de aplicaciones blockchain, y en enero estrenó un laboratorio de soluciones blockchain en Europa.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina: