Seleccionar página

Steemit, una red social descentralizada gracias a blockchain

Steemit, una red social descentralizada gracias a blockchain

En la actualidad, la mayoría de nosotros utilizamos alguna red social. Bien sea para informarnos, mantener el contacto con nuestros amigos o familiares, para compartir nuestras experiencias día a día y encontrar consejo o apoyo, e incluso para compartir y promocionar nuestro arte o impulsar nuestra empresa. El caso es que las redes sociales ya son parte de nuestra vida y cotidianidad.

Esencialmente, podemos definir “red social” como una plataforma en Internet a la que accedemos a través de un explorador o aplicación, para compartir intereses o actividades en general, permitiendo el intercambio de casi cualquier tipo de dato, de forma privada o pública. Entre las más conocidas podemos pensar en Facebook, Twitter, YouTube e Instagram con 1.900, 328, 1.000 y 700 millones de usuarios, respectivamente. Cada una enfocada en diferentes tipos de contenido. Así que sólo era cuestión de tiempo antes de que la contabilidad distribuida tocase esta área.

En este contexto surge Steem, la blockchain en la que se basa la red social Steemit. En este artículo daremos un paseo por los aspectos más importantes de dicha red.

STEEMIT

La red Steemit tiene como diferencia principal, en cuanto a otras redes sociales, que recompensa a sus usuarios con criptoactivos, o, dicho de otra forma, los participantes de esta red social podrían ganar dinero compartiendo, creando y votando contenido.

No necesitamos ser expertos en blockchain o criptoactivos para usar Steemit, tan sólo constancia y creatividad, pues la meta principal de esta red es que el contenido sea útil y atractivo para los demás usuarios. Es muy similar a un blog: los usuarios escriben publicaciones a las que pueden agregarse fotos o vídeos, así como también links o menciones a otras cuentas dentro de Steemit. Incluso existen algunas herramientas para facilitar algunas funciones relacionadas.

Básicamente, para realizar una publicación damos click en “Submit a Story”, y allí se nos despliega un sencillo recuadro en el que escribiremos y desarrollaremos nuestra idea. También disponemos de un sencillo editor de texto.

Espacio para subir un post en Steemit. Fuente: Steemit

Seguidamente, sólo nos queda promocionarla a través de los chats, tags (etiquetas) y canales que Steemit dispone para ello. Para esto, podemos incluir otras redes sociales y compartir así nuestro contenido con más personas, ampliando la red de Steemit.

Cabe mencionar, que el post tendrá siete días para ser votado y generar ingresos, luego quedará registrado en la blockchain para siempre, por lo que debemos estar seguros de lo que compartiremos; aunque, sí, podemos editar luego de publicada –si te lo estabas preguntando. Creando o votando contenido valioso (siendo curadores) es la forma de ganar STEEM (el criptoactivo de la red). No obstante, debemos conocer un poco más a fondo la plataforma si queremos aprovechar todo su potencial.

¿CÓMO FUNCIONA STEEMIT?

 En la plataforma hay tres tipos de recompensas por las publicaciones: los criptoactivos STEEM y Steem Dollar, y el STEEM Power. El primero sirve para el funcionamiento de la red y para ser comercializado en casas de cambio como Poloniex, Open Ledger, Bitterx o ShapeShift, en las que también podría comprarse STEEM con otros criptoactivos, al igual que los Steem Dollars; con la diferencia que estos últimos siempre tendrán un valor cercano de 1 a 1 con el dólar americano. Por su parte, el STEEM Power es la medida de influencia que tendrá el usuario para votar o publicar: mientras más poder tenga un usuario más recompensas podrá recibir. Adicionalmente, con STEEM o Steem Dollars se puede adquirir STEEM Power.

Para poder reclamar la recompensa, no obstante, debemos esperar los siete días que dispone Steemit para que la publicación en cuestión sea votada y difundida; igualmente con los comentarios. Los porcentajes de la recompensa de publicación suelen estar divididos entre 50% STEEM y 50% STEEM Power, aunque existe la opción de cobrar todo en STEEM Power.

Sobre su funcionamiento también hay que decir que, a un nivel técnico, la blockchain Steem difiere de otras como Bitcoin en que en lugar de “mineros” utiliza “testigos”, quienes son recompensados con STEEM Power para producir los bloques; así que no, no se puede minar. En el protocolo, llamado “delegated proof of stake“, sólo el 10% de los criptoactivos producidos le es asignado a los testigos, mientras que el otro 90% se le otorga a “los productores de contenido, curadores y poseedores de STEEM Power”. Con este sistema, que también es de código abierto, se produce un nuevo bloque cada 63 segundos.

Paralelamente, la comunidad es quien elegirá a los “testigos” que harán funcionar la red, producirán bloques y que actuarán como una especie de gobierno. Hay 20 testigos que producen cada uno un bloque en cada ronda de 63 segundos, y un número 21 que servirá de reserva. El usuario dispone de 30 votos para elegir a los testigos que prefiera.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS

Por supuesto, la primera ventaja es que podríamos ganar dinero simplemente compartiendo el contenido que probablemente ya compartimos en otras redes sociales. Segunda, es transparente, gracias a la tecnología blockchain, dándonos mayor seguridad. También tenemos libertad de contenido, pues a través de las etiquetas correctas podemos exponer casi cualquier cosa, mientras sea legal. Y, por último, es descentralizada, lo que se traduce en que ninguna entidad o gobierno estatal puede controlarla.

De los contra, en primer lugar, es que después de los mencionados 7 días el contenido no genera ingresos y sólo queda como información –los comentarios sí pueden seguir generando si son nuevos, pues funcionan como otra pequeña publicación. En segundo lugar, todo queda registrado para siempre en la blockchain, lo que dependiendo de cómo se mire puede ser una ventaja; pero corremos el riesgo de arrepentirnos de publicar algo y ya cuando está registrado no hay manera de eliminarlo, aunque es posible editarlo y ocultarlo de la interfaz de Steemit.

Aquí cabe mencionar, seguramente como ventaja extra, que la red ha estado bajo la mirada de algunos famosos y entusiastas del ecosistema Bitcoin, quienes se han convertido en steemians (como se les llama a los usuarios), como la cantante Tatiana Moroz, o el escritor Neil Strauss, también conocido como Style y Chris Powles; quienes acompañaron a Ned Scott, el CEO de la plataforma, en la primera Steemfest.

¿EXISTEN PLATAFORMAS SIMILARES?

La respuesta inmediata es sí, a pesar de que muchas se encuentren en sus primeras etapas. De hecho, Steemit aún está en su etapa Beta. Hay algunas otras redes de este tipo, pero se enfocan en otra clase de contenido, como música y contenidos multimedia o arte. Junto a estas, destacan plataformas blockchain que se especializan en recompensar justamente a los creadores de contenido (sea artístico o no) y en hacer cumplir los derechos de autor.

De las que podemos nombrar, se encuentran Akasha, que es una aplicación que combina la tecnología de Ethereum con la llamada “Inter-Planetary File System”, donde usuarios  pueden publicar y votar contenido y también generar micropagos; y Voice, una plataforma rusa que utilizando Steemit como plantilla tiene la intención de dar una voz al pueblo ruso en su idioma.

Tanto estas últimas como Steemit pueden combinarse con otros sistemas, que si bien no son redes sociales, apuntan a descentralizar la Internet de la misma manera en que Bitcoin lo ha hecho con el dinero. De dichos sistemas destaca MaidSafe, que en 2016 ya lanzaba su versión alfa de SAFE (Secure Acces For Everyone), plataforma con la que pretende mejorar el resguardo y almacenamiento de datos y los ataques cibernéticos, y evitar la vigilancia masiva por parte de los organismos de seguridad. Sia, por su parte, busca ofrecer el mejor servicio de almacenamiento descentralizado en la nube, y apenas este julio recibió $400.000 dólares para impulsar sus proyectos.

Finalmente, el panorama parece indicar que tanto las redes descentralizadas como un Internet descentralizado en general tienes muchos beneficios y buenas posibilidades de volverse parte del día a día en nuestro futuro. Y Steemit, con sus últimas medidas para el mejoramiento de la plataforma y sus planes de descentralización, no piensa quedarse fuera.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Valeska Escobar

Lic. en Letras. Músico que no sabe bailar. Me gusta explorar el potencial de la blockchain en el arte.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD