A mediados de marzo un nuevo competidor en el mercado de las criptomonedas comenzó a elevarse por sobre los demás con sorprendente rapidez, pasando de tener un precio menor al del dólar y una capitalización de menos de un millón de dólares a inicios de febrero, a valer casi dos dólares y alcanzar una capitalización que supera los 85 millones de dólares al momento de esta nota. Se trata de la criptomoneda PIVX (Private Instant Verified Transaction), que logró conquistar el décimo puesto en el mercado de forma más bien repentina, superando así a otras criptomonedas destacadas como MaidSafeCoin, Zcash, Steem y Lisk.

PIVX nació en febrero de 2016 como una bifurcación de Dash bajo el nombre de Darknet (DNET), presentando como principal oferta el anonimato. Sin embargo, desde entonces su gráfica de precio, como puede verse en Coinmarket, se había mantenido más bien en línea recta por debajo del millón. Al menos hasta ahora, cuando ha experimentado un brusco aumento que la hizo entrar al top 10 durante un buen período de tiempo, aunque posteriormente descendió al puesto 11 del ranking de criptomonedas.

Gráfico PIVX Coinmarket

Gráfico de capitalización y precio de PIVX en Coinmarket

En sus inicios utilizó el algoritmo de Prueba de Trabajo (PoW), fase que duró hasta agosto de 2016, cuando cambió a Prueba de Participación (PoS). Y a pesar de que este fue un cambio sustancial, seguramente los ajustes que le otorgaron su nuevo estatus fueron los realizados este año.

Para empezar, cambió su nombre en enero, y desde allí no ha detenido sus lanzamientos. Los más importantes han sido su página web y su propia cartera encriptada con BIP38, que protege la llave privada con una contraseña. Su oferta, además, se convirtió no sólo en anonimato:

La meta del proyecto PIVX es lograr crear una criptomoneda centrada en la comunidad con rápidas transacciones privadas a tiempo completo y un sistema de gobierno justo.

PIVX

Asimismo, se declara la primera criptomoneda en utilizar las mejoras traídas por el protocolo Bitcoin Core 0.10.x y en combinarlas con los característicos masternodos de Dash. Según se puede ver en su página web, estos ya han superado los 2000 masternodos, mientras que sus desarrolladores se mantienen bajo seudónimos y sus usuarios se reparten por todo el mundo. Sin duda, muchos han encontrado más que interesantes sus nuevas cualidades.

Principales características

– Masternodos: este sistema lo hereda de Dash. Se tratan de los ‘nodos incentivados’ que reciben las mayores recompensas a cambio de estar siempre disponibles para mantener y proveer servicios a la red de forma descentralizada y confiable. Para correr un masternodo, se debe disponer de al menos 10 mil PIV, y el usuario, además de las recompensas, podrá votar en las propuestas más importantes de la plataforma. La recompensa actual se calcula en 4.77 PIV al día.

– Staking: se le compara a minar bitcoins, sólo que no se usa el poder del hardware para ganar más PIV, sino los propios PIV: mientras más se posean en la cartera personal, mayor será el interés en ganancias. De este modo, se puede obtener 1 stake (equivalente a 6.62 PIV actualmente) cada 14 días si se poseen 1000 PIV (alrededor de 1500$). Sin embargo, para lograrlo es necesario mantener encendido el servidor o PC 24/7, exceptuando 50 minutos por día.

– Ofuscación: para lograr el anonimato que pretende, PIVX utiliza el mismo sistema propuesto en Mimblewimble, CoinJoin. Este consiste básicamente en llevar todas las transacciones realizadas a una sola unidad, en donde se mezclan y hacen imposible la identificación de su origen. Próximamente, planean implementar el mismo protocolo que Zcash, el Zerocoin.

– Rapidez: se ofertan transacciones casi instantáneas, sin necesidad de confirmaciones como en la red Bitcoin y siendo verificadas por los Masternodos. El tiempo estimado es de sólo 10 segundos por transacción y 60 por bloque, mientras que Dash y Bitcoin utilizan mucho más tiempo.

Velocidad Pivx

Comparativa de la velocidad de PIVX frente a Dash y Bitcoin

– Gobierno comunitario: en esta blockchain se prima a la comunidad, y su intención es alcanzar un tipo de gobernanza que le permita involucrarse en todos los niveles con el desarrollo de esta criptomoneda. Para ello se planea que los usuarios puedan enviar propuestas, a ser votadas por la comunidad de dueños de masternodos (MNO’s) una vez al mes.

Dichas propuestas pueden ser de tres tipos: propuesta de Manifiesto —la más inusual—, que requeriría a la gran mayoría de los votantes para aprobarse o negarse; propuesta a la tesorería —la más usual— que consiste en cómo distribuir el presupuesto mensual para el mantenimiento e innovación de PIVX; y propuesta de protocolo, destinada a deliberar sobre cambios en el código base del sistema.

Comercio y planes

A la fecha, PIVX puede comerciarse en las casas de cambio Bittrex, Cry, YoBit.net, LiteBit.eu y Anycoin Direct a la par con el BTC; mientras que su cartera está disponible en Windows, Mac, Linux e incluso Rasberry Pi. Adicionalmente, en su Slack oficial pueden conseguirse algunas propinas y muchos más detalles o inquietudes sobre la compra y venta en el canal dedicado para ello. Y, por supuesto, al poseer un consenso PoS en lugar de PoW, la minería ya no es posible (si bien lo fue durante su etapa como Darknet). Su equivalente es el staking, que básicamente se trata de ‘ahorrar’ para conseguir los intereses mientras se mantiene la red poseyendo esas monedas.

En lo que respecta a sus perspectivas para el futuro, próximamente planean implementar la última versión de Bitcoin Core, para seguir en sintonía con las mejoras y con su meta de ser la criptomoneda más técnicamente avanzada. Asimismo, está pendiente de integración el protocolo Zerocoin, sistema de gobierno comunitario, carteras multifirma, un sistema de chat encriptado y la autenticación de dos factores universal (U2F), en la que se utiliza una ‘llave de hardware’ para proteger las carteras.

Tras ver todas sus características, puede entenderse parcialmente su súbito aumento, que, por otro lado, también pudo ser influido por el reciente máximo histórico de Dash. Lo cierto es que PIVX presenta una propuesta similar a la de esta última criptomoneda (siendo, claro, una bifurcación de la misma), donde el sistema de masternodos resulta fundamental para su crecimiento. Además, aunque aún está en desarrollo, persigue por sí misma las soluciones que ahora están buscándose con urgencia en Bitcoin: escalabilidad, velocidad y privacidad. No es una garantía de logro, pero es posible que PIVX continúe creciendo a partir de aquí.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 1CZ2E8v31p417TDbSmYXSYwSVTVExGcip3
DAR PROPINA