Seleccionar página

Amor a la humanidad en cadena: blockchain para caridad y filantropía

Amor a la humanidad en cadena: blockchain para caridad y filantropía

Filantropía quiere decir amor al género humano, y usualmente solemos verlo expresado mediante la ayuda desinteresada hacia los semejantes, ejecutable de diversas maneras. La ayuda económica es una de ellas.

Muchas filántropos dirigen de pequeñas a grandes cantidades de dinero para acciones que beneficien a los menos favorecidos. De manera que en este ámbito se manejan jugosas sumas de dinero. Lamentablemente, la historia de la filantropía ha estado marcada por las estafas y organizaciones fantasmas que se aprovechan de la generosidad de las personas. A pesar de la buena voluntad de los filántropos, una falta de seguimiento en sus actos benéficos suele desencadenar una desviación de recursos y, en última instancia, que los potenciales beneficiarios se queden con las manos vacías.

Es aquí donde entra en juego la tecnología blockchain como herramienta para aumentar la efectividad filantrópica, garantizando el registro inmutable de información, ausencia de intermediarios, posibilidad de dar seguimiento a las transacciones y transparencia. No en vano los estrategas de negocios de apellido Tapscott lo señalan como el protocolo fiable.

Ayuda para mejorar la calidad de vida, para brindar apoyo en caso de desastres naturales, todo eso se está materializando gracias a la tecnología blockchain. Veamos a continuación cómo.

Trazabilidad

La trazabilidad es definida como la “posibilidad de identificar el origen y las diferentes etapas de un proceso de producción y distribución de bienes de consumo”. Es un término que proviene de una adaptación de traceability, del verbo “to trace” que significa rastrear.

En este sentido, podemos decir que la tecnología blockchain permite rastrear o darla seguimiento a las donaciones, para asegurarse de que sean utilizadas para el fin previamente establecido.

“En el mundo de la filantropía, donaciones y ayuda humanitaria, esto permitirá que los donantes sepan de qué forma su donación ha sido gastada, proporcionando así un mayor conocimiento del resultado e impacto de la ayuda realizada”, escribe la asociación filantrópica brasilera Doebem.

Transparencia

La falta de transparencia en la filantropía ha generado desconfianza hacia organizaciones de este tipo por parte del público en diferentes partes del mundo. En este sentido, la tecnología blockchain garantiza transparencia a la hora de utilizar las donaciones debido a que todas las transacciones se registran de manera pública e inmodificable en un libro de contabilidad abierto a la contraloría.

Además, con los contratos inteligentes es posible asegurar que los fondos no sean gastados para metas distintas a las previamente establecidas en el contrato.

“Todo el sector caritativo se ha visto dañado por la corrupción, el fraude y además la falta de transparencia. La ineficiencia y la redistribución injusta de los fondos hacen que la gente no confíe en organizaciones sin ánimo de lucro y evite donar”, se indica en la página de Helperbit, una plataforma blockchain dedicada a este sector.

Cero intermediarios

Gracias a que la gran mayoría de las plataformas blockchain son descentralizadas (a excepción de ciertas blockchains privadas) no existe una autoridad central que medie en las transacciones entre pares que allí se llevan a cabo. En el caso de las donaciones, siempre suele haber un intermediario entre el donante y la organización. Dicho intermediario por lo general suele cobrar una tarifa por su servicio. Con tecnología blockchain se pueden prescindir de cualquier intermediación.

“Esto representa una ganancia enorme para la filantropía y la ayuda humanitaria, ya que elimina la necesidad de bancos como intermediarios de transacciones de donaciones o direccionamiento de recursos y, así, los valores de las tasas administrativas que pertenecían a los bancos e instituciones financieras se destinan a las causas”, agrega Doebem.

Algunos proyectos blockchain ligados a la filantropía

Hoy en día existen plataformas blockchain que permiten que personas puedan donar y dar seguimiento al dinero que han ofrecido para ayudar a los más necesitados, así como también cerciorarse de que sea utilizado para la finalidad preestablecida.

Entre ellas podemos mencionar a Alice, BitGive y Helperbit. Empecemos por Helperbit. Se trata de una plataforma blockchain que acepta bitcoins para la caridad, en especial para casos de hambruna, escasez de agua, refugiados, para emergencias por desastres naturales y para los brotes de enfermedades. Además, quien se registre como usuario en la plataforma también podría verse beneficiado en caso de que sufra alguna catástrofe.

Helperbit se caracteriza por permitir el control total de los benefactores sobre sus donaciones con eficiencia, velocidad y transparencia. Organizaciones como Legambiente y la Azienda Agricola Brandimarte Alessia se han asociado con Helperbit.

Ahora bien, hablemos acerca de Alice. En la gráfica que se muestra a continuación se describe en qué consiste esta plataforma blockchain. En primera instancia, se deben tener definidos los objetivos de la caridad. Luego, las personas que quieran colaborar realizan las donaciones. Seguidamente, cuando se cumplan los objetivos de la caridad, se validan y confirman las metas, y finalmente la caridad recibe las donaciones. De esta manera se garantiza que el dinero sea gastado únicamente cuando en verdad la organización cumpla con los objetivos.

“Alice tiene que ver con ser transparente y rendir cuentas a los donantes. Es por eso que las organizaciones benéficas de Alice sólo reciben donaciones si alcanzan los objetivos enumerados en la página de su proyecto”.

Cómo funciona Alice. Fuente: alice.si

Este proyecto se basa en contratos inteligentes, por lo que dar seguimiento y asegurar los fondos se facilita y automatiza. Además, debido a la volatilidad del valor de las criptomonedas, utilizan tokens que representan exactamente el monto donado en dinero fiat, y por lo tanto no aceptan criptomonedas como forma de donación. Un claro ejemplo de que blockchain es más que criptomonedas.

Cabe destacar que el proyecto piloto de “London Street Impact: 15 Lives, St Mungo’s”, busca cambiar la vida de quince personas en situación de calle en Londres a través de las donaciones en Alice, como se explica en el video que se muestra a continuación.

Finalmente, pero no menos importante, tenemos la organización BitGive, la cual fue fundada en el 2013 y promueve las donaciones en bitcoins para ayudar a los más necesitados. Han colaborado con ONG’s en diferentes partes del mundo, como Save the Children, TECHO, The Water Project, Medic Mobile, TEAM RUBICON y Mental Health.

ONG´s vinculadas con BitGiven. Fuente: bitgiven.org

Además, BitGive cuenta con la plataforma GiveTrack. “GiveTrack se basa en la tecnología Bitcoin y blockchain, una plataforma personalizada para organizaciones sin fines de lucro centrada en los datos, fácil de usar y que proporciona una interfaz de usuario completa. Nuestro MVP inicial (producto mínimo viable) está actualmente en desarrollo”.

En el video que se muestra a continuación, Connie Gallippi, fundadora y directora ejecutiva de esta organización explica en qué consiste GiveTrack:

De igual forma, organizaciones como Start Network se han interesado por la tecnología blockchain para aumentar su efectividad de cara a las emergencias. También AID:Tech, para asegurarse de que las donaciones a la Cruz Roja Internacional lleguen a su destino.

A pesar de que se acuse a las criptomonedas de ser utilizadas para financiar actividades delictivas, el problema no radica en la herramienta, sino en la intención del corazón de quién o quiénes la empleen, porque, si es usada para ayudar a otros a progresar (atacando problemas sociales desde la raíz y no sólo sus consecuencias) en vez de dañar, esta herramienta tiene un potencial transformador indudable.

En este sentido, cabe recordar la célebre frase de Benjamin Franklin: “Yo creo que el mejor medio de hacer bien a los pobres no es darles limosna, sino hacer que puedan vivir sin recibirla“. Ese debe ser el objetivo de la filantropía, ser solidarios y ayudar a transformar vidas, no mantener la pobreza.

Además, hay que recalcar que la tecnología blockchain está a disposición del mundo entero gracias a un acto de solidaridad, puesto que su creador, Satoshi Nakamoto compartió con el mundo su innovador invento sin intenciones de alcanzar renombre, dando respuesta a uno de los problemas más graves de nuestro tiempo como lo es la crisis de la confianza.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Emily Faria

Curiosa y emprendedora. Ingeniera Civil. Cursando maestría en Ingeniería Ambiental. Blockchain es mi nueva obsesión.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD