Corea del Sur ha sido uno de los países más activos en cuanto a blockchain se refiere, por lo que no es de extrañar que nuevas alianzas estén surgiendo entorno al desarrollo de esta tecnología. La última de ellas es un nuevo consorcio liderado por la casa de cambio de criptomonedas Coinone, que incluye, de momento, a cinco grandes compañías nacionales.

De este modo, Woori Bank, uno de los bancos más grandes del país; Shinhan Card, una de las cinco compañías de tarjetas de crédito más grandes del mundo; Daishin Securities, importante firma de servicios financieros; Lotte Card, otra compañía de tarjetas de crédito y parte del octavo conglomerado empresarial más grande de Corea del Sur, y KICC, destacada por sus servicios de pago, se han unido para ampliar el ecosistema Fintech nacional. Sin embargo, se espera que en lo próximo el consorcio crezca con nuevas adiciones del mundo financiero, desde bancos hasta startups.

Según se describe en el anuncio oficial, los objetivos que pretende alcanzar este consorcio son la investigación y el desarrollo de tecnologías financieras por medio de la blockchain, el establecimiento de nuevos servicios con plataformas exclusivas basadas en esta tecnología, y la coordinación con las autoridades supervisoras para estos fines, de modo que la tecnología no esté apartada de la regulación. Asimismo, dichas plataformas empezarán centrándose en el mercado de remesas internacionales.

Respecto al acuerdo, Chan Myung Hun, CEO de Coinone, comentó:

Con el establecimiento de este consorcio financiero, hemos dado un primer paso hacia la provisión de servicios más estratégicos y sistemáticos de FinTech, como un consorcio de compañías líderes en cada sector.

Chan Myung Hun

CEO, Coinone

A pesar de que en el comunicado sólo se menciona a la tecnología blockchain, -en específico para alcanzar una visión donde cada banco puede conformarse también como un servicio de pago profesional a través de Internet– lo cierto es que las criptomonedas quedan implícitas siendo una casa de cambio la que lidera el grupo. Así que es posible tanto que estas instituciones financieras lleguen a crear sus propios activos digitales como que se decanten por probar, al menos, las ventajas que provee la primera criptomoneda, tal como lo ha hecho ya el Shinhan Bank —perteneciente al mismo conglomerado que Shinhan Card—, que ofrece servicios de remesas en Bitcoin.

Por otro lado, este no es el primer consorcio blockchain que se forma en Corea del Sur. A finales del año pasado fue anunciado el primero del país, del que han tomado parte 21 entidades financieras y 5 compañías blockchain para el desarrollo de proyectos colaborativos con esta tecnología. Aunque éste se trató de una iniciativa estatal, por lo que es posible que ahora las empresas privadas estén buscando su propio camino en el mundo Fintech.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina: