Seleccionar página

Prism: el nuevo portafolio de activos digitales de ShapeShift

Prism: el nuevo portafolio de activos digitales de ShapeShift

La casa de cambio de criptomonedas ShapeShift anunció recientemente un nuevo producto que promete cambiar la forma en la que opera su servicio.

Su nombre es Prism, y es una plataforma –aún en etapa beta- que permite a los inversores de monedas digitales crear en tiempo real sus propios portafolios de inversión (Prismas) personalizables en tamaño, duración y porcentajes de asignación sin preocuparse por ser susceptibles a hackeos, fraudes o problemas con proveedores bancarios.

Prism está construido en su totalidad con contratos inteligentes basados en Ethereum, por lo que solo necesitas una billetera digital de Ethereum como herramienta y ethers como tokens de referencia –colateral-, para financiar el monedero.

Esto quiere decir que en lugar de comprar la criptomoneda en la que quieras invertir y mantener los fondos en una cartera de intercambio, los usuarios colocarán una cantidad en dólares –dinero de garantía, que luego es convertido a Ether- e invertirán en Bitcoin, Monero o Litecoin al seleccionar la exposición que desean tenga el portafolio en relación a las fluctuaciones de precios.

Siendo así, el funcionamiento del portafolio de activos Prism es bastante básico, pues permite que los inversionistas de criptomonedas como Bitcoin, Litecoin, Dash, Monero, Golem y Ether, establezcan una cartera mixta, olvidándose por completo de los intermediarios -usualmente relacionados a mantener una billetera para cada activo digital-.

Así pues, los usuarios crearán un portafolio en el cual la cantidad de Ether utilizada como criptomoneda colateral será dividida entre los activos, en porcentajes elegidos por el dueño del Prism; proporciones que serán las escritas en el contrato inteligente bajo el cual funcionará la cartera. Un contrato que será cerrado únicamente cuando los usuarios envían el respaldo del portafolio, creando una cartera que no tiene siquiera los activos de Ether, pues solo sigue los términos del contrato.

Una cartera de Prism no tiene un montón de fichas proxy en algún lugar, es simplemente ethereum como garantía puesta en el contrato por el comprador y el ether puesto en el contrato por parte del vendedor, y el precio puede subir y bajar.

Erik Voorhees

CEO, ShapeShift

Por el momento, el rol de vendedor será asumido enteramente por ShapeShift. Aunque no descartan que en un futuro los usuarios puedan lograr esta clase de acuerdos con otros usuarios.

El anuncio de ShapeShift ilustra el ejemplo de Sarah, una chica que quiere invertir 5.000 dólares en criptomonedas de forma segura; esto con el fin de ejemplificar cómo funcionará su nuevo producto.

Sarah es una optimista de los activos digitales centrados en la privacidad y quiere invertir de manera fácil y segura $5.000 en ellos. Ella diseña un portafolio Prism que consiste (en la siguiente relación):

1/3 Dash, 1/3 Monero, 1/3 Zcash

Poniendo Ether como moneda colateral.

Tras definir las proporciones, un contrato inteligente único –Ethereum- rastrea el valor de sus tres activos –desde los índices de precios de las monedas-, así como también el cambio al token colateral. También tiene una cantidad –de activos- equivalente como garantía de la otra parte que tomó la posición opuesta (esta otra parte es ShapeShift, por ahora)

Tres semanas después, el precio de los tres componentes del Prism ha aumentado en promedio 25%. Y Sarah escoge cerrar su prima recibiendo el 125% de la garantía que depositó –menos comisiones-.

ShapeShift

A los usuarios de Prism se les cobrará una comisión de 2.4% para cerrar sus portafolios, una tarifa que cubre el costo de los contratos inteligentes generados para cada cartera. El ejemplo continua diciendo:

Al establecer el Prism, Sarah no necesitaba una billetera confiable o conveniente para cada moneda. Aparte de Ethereum, no necesitaba sincronizar ni administrar claves. Todo el proceso desde la mera idea hasta el contrato lleva cinco minutos.

ShapeShift

El ejemplo concluye resaltando un hito de importancia para Prism: permitió a Sarah evitar dejar sus fondos en un intercambio. Y añade que “su garantía solo puede ser retirada a su cuenta predefinida Ethereum”.

La iniciativa de ShapeShift pretende revolucionar la forma en la que son utilizadas las billeteras digitales, pero no para todas las personas que hacen uso de criptomonedas, sino solo para quienes invierten en moneda digitales.

Asimismo, con respecto a la seguridad de Prism, según lo expresado por Erik Voorhees, CEO de ShapeShift, las carteras Prism están garantizadas por ambas partes, pues el riesgo es mínimo al presentarse una relación de confianza humano-máquina que funciona con código abierto.

Los portafolios Prism son totalmente garantizados por ambas partes, por lo que no hay riesgo de incumplimiento. El riesgo se minimiza porque la confianza está depositada en un objeto con código abierto, en lugar de en los caprichos humanos de una contraparte humana.

Erik Voorhees

CEO, ShapeShift

Modelo que Voorhees considera como un acercamiento al modelo que toda la infraestructura económica debería seguir para lograr una economía más eficiente, honesta, productiva y justa: basada en las leyes de código abierto y las matemáticas, en lugar de las leyes de los hombres.

Por el momento, tendremos que esperar por actualizaciones sobre la implementación y los resultados de software beta de Prism, pero antes pueden acceder al audiovisual que presenta el portafolio de activos para inversión.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Jackeline Rivero

Estudiante de Comunicación Social, UCAB. Interesada en el área económica. Apasionada por el emprendimiento y la investigación.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD