La compañía de servicios financieros State Street, con sede en Estados Unidos, dio por terminado su experimento para mejorar los procesos de préstamos con un sistema basado en tecnología blockchain.

El experimento que inició State Street transcurrió durante siete meses y culminó este diciembre. La empresa había enviado a quince de sus mejores miembros a investigar alrededor del mundo sobre la tecnología, las innovaciones y las variadas aplicaciones en el mundo financiero.

Los resultados parecen prometedores, ya que la compañía podría implementar el sistema para el año que viene. La finalidad principal del sistema basado en blockchain será agilizar los préstamos de valores, haciéndolos más rápidos y automatizados.

Dicho sistema tendría la capacidad de crear un registro inmutable de las rutas de los préstamos, automatizando la devolución del capital a la cuenta del prestamista. Con la mejora del registro también se haría más fácil el reporte de los procesos. Además de esto, el sistema reduciría la intervención manual, disminuyendo los errores y aumentando la seguridad.

Sobre las pruebas del sistema y sus funciones, el director del Centro de Tecnologías Emergentes de Street State, Hu Liang, declaró a Reuters:

El objetivo es mejorar el aspecto operacional de los préstamos de valores. En muchos casos no hay una vinculación automatizada para decir a qué cuenta (el colateral) debería volver el préstamo.

Hu Liang

Director, Centro de Tecnologías Emergentes de State Street

Asimismo, el sistema funcionará de manera que la garantía colateral de un inversionista para tomar prestados valores de otros clientes de State Street se transformaría en un token digital que podrá ser usado en otras transacciones.

La iniciativa fue motivada por el miedo a que la compañía -que se auto proclama “el corazón de los servicios financieros”-, pueda quedarse atrás en los avances tecnológicos de la industria financiera. Siendo una empresa de más de 200 años, responsable de muchas firmas y sus fondos, debe renovarse y aprovechar las nuevas tecnologías que facilitan este tipo de transacciones; es decir, sumarse a las aplicaciones Fintech.

No obstante, este experimento no es el primer acercamiento de State Street con la tecnología blockchain, pues también forma parte de las grandes compañías que se unieron al proyecto R3, el cual logró reunir unas treinta firmas y desarrollar su propia plataforma blockchain: Corda.

Paralelamente, aunque en este caso la adopción de la tecnología fue dirigida al funcionamiento interno de la empresa, igualmente State Street ya tiene un tiempo invirtiendo y prestando atención a las aplicaciones basadas en blockchain, y a la relación de estas tecnologías con el mundo financiero. La compañía ha invertido en patentizar sus propias infraestructuras en la nube, en formas de disminuir costos y riesgos de sus clientes, y en unidades de análisis de datos.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 1GrUH6omz7N6zz3Vd9WCLpFWqSPcmoRxg6
DAR PROPINA