El Grupo Financiero Mitsubishi UFJ (MUFG), megabanco nipón y una de las agencias financieras más influyentes del mundo, ha comunicado a su clientela japonesa el lanzamiento de una tarjeta de crédito que trabajará como subsidiaria de cualquier transacción mercantil, incluyendo incluso los pagos con criptomonedas.

Según fuentes de Nikkei Asian Review, la entidad bancaria concibió esta decisión frente a la necesidad de disminuir el uso de las monedas físicas; planteando así una nueva generación de métodos de pagos mediante la conversión de la filial de tarjetas de crédito de la compañía, llamada Nicos, en una plataforma operacional.

En conjunto con esta razón, el grupo MUFG también pronostica que las criptomonedas, las billeteras digitales y los pagos electrónicos tendrán cada vez mayor demanda hasta ocupar un puesto reconocido entre los métodos de pago del país. Debido a estas expectativas, el grupo considera de vital importancia enfocarse en las plataformas de pago digitales.

Una mirada al futuro

Nicos planea invertir 150 billones de yenes para unir todas estas funciones de pago en la misma tarjeta y prevé que la plataforma esté finalizada y operativa para el 2021. La medida podría ahorrar 20 billones de yenes anuales sólo por reducciones operativas, otro de los beneficios que seduce a los empresarios.

Asimismo, la entidad financiera trabaja desde el 2005 de la mano del Norinchukin, banco prestamista agrícola japonés, para la expedición de las tarjetas de crédito Nicos; agencia que seguirá unida a MUFG en este nuevo proyecto. Frente a este contexto, la medida se convierte en una inversión de gran envergadura para estas compañías con considerables alcances nacionales.

Por si fuera poco, en vista de todo lo que ofrece esta simplificación sistemática, el grupo financiero también está planteándose la posibilidad de emitir su propia criptomoneda, las monedas MUFG, que serían equivalentes a 1 yen pero sus costos de envío se verían minimizados gracias a la blockchain. Tal idea ya viene desarrollándose en el seno de la entidad bancaria desde el 2016 y planean que sea lanzada para el otoño de 2017.

Cabe destacar que el Grupo Financiero Mitsubishi UFJ ha realizado importantes aportes a la comunidad de las criptomonedas y blockchain. La agencia ha estado activamente involucrada en la oleada de adopciones de tecnología de contabilidad distribuida que ha ocurrido en Japón en los recientes años y que fue un factor primordial para la legalización de Bitcoin en el país. Igualmente, la compañía también se ha involucrado en proyectos y aceleradores de tecnología financiera con la finalidad de descubrir las posibles aplicaciones de DLT en el mercado de la mano del Grupo Financiero Mizuho.

De esta manera, la entidad bancaria ha participado con la Asociación de Banqueros Japoneses (JBA) para la aplicación de blockchain en el sistema interbancario nacional. Unido a esto, MUFG también ha participado en el consorcio de 56 bancos nacionales para la realización de transacciones transfronterizas. Apuesta a una blockchain pública con el laboratorio de innovación del Banco Mizuho y ahora pertenece al Grupo de Dirección de Pagos Globales de Ripple. Sin duda, es esta una compañía que sigue interesada y comprometida por el desarrollo tecnológico disruptivo y distribuido en la tierra del sol naciente y el mundo.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina: