México ha mantenido a los usuarios latinoamericanos en la expectativa desde el anuncio tentativo de una próxima regulación en materia fintech. Ahora, el Banco de México (Banxico) reveló que la promesa de una Ley Fintech aún carece de bases sólidas para ser realidad.

La presunta ley anunciada desde el año pasado elevó las expectativas nuevamente hace un mes, con la promesa de aplicar Bitcoin como un activo digital legal en México. No obstante, el trecho por recorrer es más largo de lo que pudiera pensarse, como fue evidente en una reciente entrevista al gobernador de Banxico y Presidente del Comité Monetario y Financiero, Agustín Carstens.

De acuerdo a Carstens, la “mal llamada ley fintech” está centrada en una futura regulación de criptomonedas, un campo aún sometido al análisis atento, así como visión internacional. “Queremos adoptar las mejores prácticas internacionales”, sostiene el representante de Banxico.

Lejos de poseer el afán competitivo que emocionó al público conocedor de tecnologías disruptivas, la apuesta del sector bancario está hecha en ver efectos a largo plazo tras estudiar a fondo las implicaciones, sin un período definitivo. “Iremos a paso lento, pero seguro”, declaró.

Todavía tenemos que definir con gran precisión todo este asunto de los activos alternativos. Es un tema del cual querríamos saber cuales van a ser las repercusiones, y tampoco queremos correr mucho más rápido de lo que hagan otros países.

Agustin Carstens

Gobernador, Banxico

Asimismo, Carstens establece que es necesario un soporte tecnológico sólido que evite riesgos asociados con la malversación de nuevas tecnologías. “Y bueno, que obviamente eso no se convierta en moneda nacional”, añadió, agregando que la incertidumbre respecto al buen empleo de las criptomonedas se extiende a nivel mundial.

Por otra parte, la volatilidad del mercado de criptomonedas también es un factor tomado en cuenta por la institución. Las preocupaciones fundamentales se centran en una circulación irregular y en la seguridad. “Periódicamente hay problemas técnicos, de hackeos, de robos y eso nos pone a nosotros bastante nerviosos”, explicó Carstens, dejando en claro que primero buscarán proteger al público antes de permitir la adopción.

Pese a este revés, Carstens está al tanto de las implicaciones positivas de una pronta adopción de criptomonedas, resaltando que la iniciativa está centrada en emplear fintech para generar menos costos de transacción y mayor inclusión financiera.  Además, la institución ya está realizando una transcisión de la teoría a la práctica: de acuerdo a su director, Banxico ya está empezando a experimentar con el uso de Bitcoin a pequeña escala. 

Yo no (he usado Bitcoin), aunque sí tengo que reconocer que en el banco para aprender si ha habido algunos, por decir así, esfuerzos de laboratorio, de hacer el proceso de miras al trabajo que hay que hacer, pero únicamente con el objeto de irnos familiarizando con esta tecnología y obviamente son de bajísima escala.

Agustin Carstens

Gobernador, Banxico

Asimismo, México aún cuenta con un futuro prometedor en este ámbito. El apoyo del sector gubernamental por el Ministerio de Hacienda, así como el impulso exponencial de iniciativas fintech mantiene al país latinoamericano en la mira de futuros avances con tecnología Bitcoin.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 15fcdijgXw3x5hhPvQb1fuYMEKMPsBFfYm
DAR PROPINA