La Iniciativa para Criptomonedas y Contratos (IC3) anunció en el evento Consensus 2017 que su protocolo de transacciones externas a la cadena llamado Teechan tiene una nueva versión.

Esta organización, mejor conocida como IC3 por sus siglas en inglés, está conformada por diversos miembros de facultades de educación superior como la Universidad de Cornell, y su sede se encuentra en Nueva York.

El protocolo de hardware Teechan recibe ese nombre porque permite la escalabilidad de la red sin disminuir en ningún momento la seguridad ya que las transacciones tienen lugar en canales de pago en bitcoins que se encuentran en entornos seguros. De hecho, el protocolo se utiliza gracias a que se ejecuta en un Entorno de Ejecución de Confianza (en inglés Trusted Execution Envioroment, TEE) que se encuentra en la última gama de procesadores Intel con tecnología SGX.

Para entender mejor cómo funciona este protocolo, la compañía estadounidense Ledger, que se especializa en la seguridad de las criptomonedas en general, explica la arquitectura de esta aplicación blockchain de seguridad. Existen unos enclaves que son una parte del TEE, en la cual un chip multipropósito que se encuentra generalmente en el procesador principal, manufacturado por Intel, crea una especie de capa aislante de hardware para proteger de cualquier otro componente del sistema los fragmentos de código.

Un protocolo que actúa de manera similar es el Lightning Network, que permite millones de transacciones Bitcoin fuera de la blockchain al crear una red centralizada de canales de pago.

De hecho, Lightning Network ha sido la inspiración para diversos proyectos semejantes, incluyendo la Teechan con sus recientes cambios. Esta renovación fue llevada a cabo por la Universidad de Cornell, en la que se incluyeron novedades como la disponibilidad de hacer pagos directos entre partes que no estén vinculadas por un canal existente. De esta manera, el protocolo Teechan ahora adoptó el nombre de Teechain.

El profesor Emin Gün Sirer,  de la Universidad de Cornell, a quien logramos entrevistar en una oportunidad, hizo unas aclaraciones al respecto:

En el salto de la “teechan” (canales de pago peer-to-peer respaldados por TEE) hacia “teechain”, añadimos la capacidad de encaminar los pagos a lo largo de las trayectorias. Así, ahora el sistema puede llevar el dinero a lo largo de las rutas teechan desde un usuario a otro, incluso si no están conectados directamente. El sistema garantiza atomicidad, es decir, que el dinero no se va a perder o bloquear si hay un fallo en cualquier punto de la ruta mientras se están transfiriendo los fondos.

Emin Gün Sirer

Profesor, Universidad de Cornell

El objetivo de la IC3 es impulsar hacia el mañana soluciones y aplicaciones basadas en la blockchain, por lo que ha hecho asociaciones con expertos en diferentes áreas que van desde la financiera hasta reguladores, además de abrir comunidades de software de código abierto. Un ejemplo de ello es la reciente asociación con la empresa estadounidense especializada en gestión de activos y fondos de pensiones, Fidelity.