La transparencia y eficacia son dos de las características más atrayentes de la tecnología Bitcoin. El empleo de su sistema de registro ha impulsado innumerables iniciativas para proyectos diversos. Ahora, la startup australiana XO.1 hará su aporte al sistema de votación democrático a nivel mundial.

Descrito por sus creadores como el “primer sistema de votación seguro del mundo”, la aplicación SecureVote funciona a través de la blockchain de Bitcoin, haciendo posible realizar una votación anónima, transparente y auditable desde un smartphone o máquinas electrónicas de votación conectadas a la red.

El software es una de las creaciones de Nathan Spataro y Max Kaye, fundadores de XO.1. El sistema está diseñado como una alternativa para procesos de elección de cualquier tipo, garantizando la verificación y anonimato del voto gracias al algoritmo Copperfield, creado por la startup con el fin de ser aplicado al servicio de votación.

La aplicación probó su capacidad para ser adoptada a nivel comercial tras una prueba de estrés, la cual consistió en una votación masiva en la que sus creadores se propusieron alcanzar 1.5 millardos de votos verificados a través de la blockchain de Bitcoin. El proceso recaudó un total superior a los 1.6 millardos de votos en un lapso de 24 horas.

Además, el procedimiento causó un retraso de hasta 30 minutos en transacciones Bitcoin a nivel mundial, llegando a verificar hasta 7 veces el número de votos recaudados en una elección masiva tan sólo en Estados Unidos. Si bien resulta una cifra exagerada, ésta es sólo una preparación para los primeros usos de SecureVote, explica Kaye, Director de Tecnología.

Estamos construyendo la tecnología de votación más segura del mundo. De momento no hay votaciones que pudieran requerir 1.5 millardos de votos, por lo que decidimos probar la efectividad y escalabilidad de esta tecnología conduciendo un stress-test varias veces mayor a lo esperado en sus primeros usos.

Max Kaye

Director de Tecnología y Co-fundador, XO.1

Asimismo, SecureVote obedece a un ideal democrático impulsado por sus creadores. Tanto Kaye como Spataro son fundadores del movimiento político Fluxcon el cual buscan reinventar el ejercicio de la democracia con el apoyo de la tecnología.

Los fundadores de XO.1 no sólo buscan la mejora de la democracia mediante la aplicación de una herramienta comercial, sino con la creación de un nuevo tipo de sistema democrático, denominado Democracia Directa Basada en la Emisión (IBDD por sus siglas en inglés), la cual busca proveer de conocimientos a los ciudadanos para una mejor toma de decisiones.

“A diferencia de todas las demás formas de democracia, IBDD está profundamente conectada con la epistemología”, explica Kaye. Esta filosofía basada en la extensión del conocimiento humano es un motor para impulsar la eficacia no sólo del sistema electoral, sino de la misma conciencia de los electores, volviéndolos parte activa del proceso.

Esta no es la primera vez que es planteado someter el proceso de votación a la verificación y registro de la blockchain. La adopción de esta herramienta ya es discutida en Estados Unidos y Europa, reafirmando la transparencia de los procesos electorales en ambas regiones.

La capacidad de la tecnología Bitcoin para transformar los aspectos más fundamentales de la democracia actual ya están siendo puestos a prueba. Queda por ver hasta dónde logrará causar impacto, más allá de la economía y la política, para ofrecer otra visión social, un objetivo que muchos emprendedores luchan por alcanzar.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 15fcdijgXw3x5hhPvQb1fuYMEKMPsBFfYm
DAR PROPINA