Seleccionar página

Rootstock reúne otros $3.5 millones para llevar contratos inteligentes a la red de Bitcoin

Rootstock reúne otros $3.5 millones para llevar contratos inteligentes a la red de Bitcoin

Bitcoin es la blockchain más popular del mercado debido a su exitosa criptomoneda, así como por la estabilidad y seguridad de su plataforma. No obstante, la blockchain de Ethereum ha empezado a tomar protagonismo en los últimos años gracias sus contratos inteligentes, que han llamado la atención de entidades tanto públicas como privadas en todo el mundo. Con el objetivo de nivelar a la primera cadena de bloques en esta competencia, la compañía blockchain Rootstock (RSK) viene desarrollando desde 2015 una plataforma que permite integrar los contratos inteligentes en la red de Bitcoin.

Ahora, según fuentes periodísticas, la empresa RSK ha logrado reunir otros 3,5 millones de dólares para potenciar su funcionamiento; dotándola de mayor seguridad, implementando una red principal e inaugurando una red de prueba para el público, llamada Ginger.

Rootstock es una empresa argentina que ofrece la primera plataforma de contratos inteligentes para Bitcoin del mercado. La red RSK es una blockchain independiente que sirve como cadena lateral bidireccional conectada a la primera blockchain, con la finalidad de que los usuarios de esta red puedan trabajar cualquier tipo de operación, desde transacciones hasta minería, en el corazón de su cadena distribuida, que es considerablemente más rápida que Bitcoin.

Sin embargo, la red de RSK no tiene un token como tal sino que trabaja con bitcoins, funcionando como una herramienta para multiplicar la rapidez, eficiencia y seguridad de las transacciones. De esta manera, RSK ofrece a sus clientes una velocidad de 400 transacciones por segundo y prevé que en un futuro, con la aplicación de una nueva red llamada Lumino, pueda realizar 2.000 transacciones por segundo.

Ante estos pronósticos, empresarios como Anthony Di lorio, CEO de Decentral y Jaxx,  y otras compañías del ecosistema como Bitfury y Bitmain, han contribuido en esta última financiación de la pre-serie A del proyecto Ginger, con el objetivo de llevar al mercado una red estable que pueda combinar tanto las funciones de Ethereum como las de Bitcoin.

Gabriel Kurman, co-fundador de RSK, declaró que una gran cantidad de agencias bancarias, plataformas de intercambio y compañías tecnológicas están colaborando en el proyecto; firmemente interesadas en los resultados de una red con dichas características integradas:

Más de 40 empresas están probando actualmente a Ginger, incluyendo bancos, corporaciones y nuevas empresas de todo el mundo. Pero una vez que abramos el código para el mundo, se espera que cientos de empresas – y socios – empiecen a probar la plataforma, que, hasta ahora, estaba cerrada.

Gabriel Kurman

co-fundador , RSK

Una red por encima de Bitcoin

Adrian Eidelman, co-fundador de Rootstock, nos había comentado en una entrevista exclusiva para CriptoNoticias que la meta de la empresa es convertirse en “una capa por encima de Bitcoin” que ayudase a mejorar su funcionamiento por medio de injertar contratos inteligentes de la misma capacidad de Ethereum e introducir a la red protocolos de pago “casi-instantáneos”.

Por medio de Ginger, RSK planea convertirse en una herramienta indispensable para que la plataforma de Bitcoin se actualice ante las innovaciones más recientes del mercado, así como también ofrecer un sistema más rápido ante la lentitud de respuesta que posee en la actualidad esta blockchain. Aunque es posible que esto esté a punto de cambiar con el acuerdo logrado hoy a favor de SegWit.

En todo caso, los usuarios podrán transferir sus fondos a la red RSK que convertirá los bitcoins en “smart-bitcoins” por medio de una conversión sencilla de igual a igual. De esta manera, cualquier información que se encuentre en la plataforma de Rootstock también está conectada a la blockchain de Bitcoin, permitiendo que las operaciones se realicen en la red descongestionada y dotada de contratos inteligentes.

RSK comprende que la falta de contratos inteligentes y la lentitud de respuesta de la plataforma de Bitcoin puede ser un gran problema para el crecimiento futuro de esta blockchain, por ello la compañía se ha constituido como un medio para llevar una posibilidad de mejoría y funcionabilidad a esta red:

La falta de capacidades de contratos inteligentes de Bitcoin puede significar un obstáculo para su crecimiento. Es por eso que nuestro objetivo es proveer lo necesario para que Bitcoin incorpore, mediante una sidechain, estas capacidades.

Adrian Eidelman

co-fundador, RSK

Una red para la minería

En esta carrera por convertirse en la mano derecha de Bitcoin, RSK también ofrece soluciones a los mineros de la plataforma por medio de un proceso llamado “merge-mining” que permite tiempos de confirmación más rápidos y contratos inteligentes integrados, es decir, mayor seguridad y eficiencia.

Así, la plataforma Rootstock ofrece una conexión entre las dos blockchain introduciendo un hash de la red de RSK en la red de Bitcoin, asociándolos. Merge-mining permite, además, que se mine más de una blockchain al mismo tiempo, lo que se traduce en mayores ganancias para los mineros ya que recibirán recompensas de dos tasas de transacciones distintas.

Frente a estas posibilidades, una gran cantidad de compañías mineras como Antpool, BTCC, Bitfury y SlushPool se han unido a RSK para buscar mejores resultados. Sin embargo, por medio de esta reciente financiación que ha recibido la compañía blockchain argentina, los empresarios buscan también promover que otras empresas de minería se unan al proyecto, ya que la red funciona establemente sólo si una gran proporción de mineros permite su asociación y realizan asistencia activa en ella.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Andrea Leal

Estudiante de Letras. Si somos lo que leemos, entonces quiero ser de Rimbaud a Pavese.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD