Select Page

La tecnología blockchain: no es solo bitcoin

La tecnología blockchain: no es solo bitcoin
La mayoría de las discusiones sobre Bitcoin resaltan su uso como dinero alternativo, y debido a la creciente y desesperada necesidad de una alternativa a las monedas nacionales, esto es genial. Pero el debate público se ha pasado por alto en su mayoría la característica más maravillosa de Bitcoin, la verdadera fuente de su propuesta de valor que se encuentra en su arquitectura de la información subyacente: la tecnología blockchain.
Algunos actores del mundo financiero están empezando a entenderlo, y cada vez es más frecuente enterarse de compañías y entidades bancarias que prueban tanto con bitcoin como con la tecnología Blockchain. El mercado privado de NASDAQ comenzará a experimentar con el uso de la infraestructura de Bitcoin para llevar a cabo el comercio, en lugar de confiar en las bolsas manuales o contratos con terceros que requieren confianza.

La tecnología Blockchain y sus implicaciones

Bitcoin vive en un libro llamado el Blockchain. Este libro de contabilidad existe en la internet en una red que se distribuye a todo el planeta. Se sincroniza en tiempo real para que cualquiera pueda ver. Es lo último en transparencia. Cualquier persona puede ver el Blockchain en funcionamiento al ir a Blockchain.info. Por ejemplo, allí se pueden ver las operaciones junto con las direcciones públicas del emisor y el receptor. Los registros se verifican varias veces, son no falsificables, no reproducibles, inmutables, e incluso inmortales.
Pero ¿Para qué sirve la tecnología blockchain? No es sólo cuestión de dinero. Permite el embalaje, la titulación y la mercantilización de cualquier conjunto de datos de información. Este paquete de datos puede ser portado de cualquier lugar a otro y prácticamente con coste cero. Esto sucede sin necesidad de utilizar un tercero, pues las transacciones se llevan a cabo de una persona a otra, al igual que el intercambio de bienes y servicios.

Lo que sucede en el libro de Blockchain se registra siempre en la Blockchain. Incluso ahora, se puede observar cada comercio realizado desde su creación en enero de 2009.

En otras palabras, el algoritmo de la tecnología Blockchain permite que la información se comporte exactamente igual que la propiedad física, pero con una diferencia: no hay que estar físicamente presente para modificarla. Si nos preguntamos por qué esto no es posible en Internet sin usar la tecnología Blockchain, luego de pensar, veríamos que si enviamos a alguien un archivo, lo que realmente estamos haciendo es crear una copia del archivo, no enviar el propio archivo. El receptor puede tomar ese archivo y cambiarlo, o copiarlo, y reenviarlo a otras personas. Esto puede ocurrir un número infinito de veces.
No es así como funciona la propiedad en el mundo físico. Y es por ello que la tecnología Blockchain, hace al mundo digital comportarse como el mundo físico, sin las limitaciones de peso, espacio y en menos tiempo. En pocas palabras, esto es impresionante. Esta es la principal razón por la que los mercados financieros están empezando a cavar en el terreno. Y esto es sólo el comienzo. Cualquier cosa que se puede representar como un paquete de información (títulos, contratos, leyes, escrituras, testamentos, acciones, bonos) puede ser portado en todo el mundo como propiedad real. Y esto se puede hacer sin el riesgo y el costo de la utilización de agencias de terceros que se basan en la confianza.
Esto nunca ha sido posible antes y lo hace posible la tecnología Blockchain. Debemos tener en cuenta que éste servicio sería tan útil en el mundo sin importar si el tipo de cambio de dólares a Bitcoin es un millón o un centavo. Realmente no importan siquiera los asuntos de volatilidad de los precios, ya que estas transacciones en la Blockchain pueden tener lugar con apenas fracciones infinitesimales de unidades monetarias.
Han pasado seis años desde que Bitcoin fue puesto en libertad. Pero sólo ahora están empezando a darse cuenta las instituciones de las implicaciones que Satoshi escribió en su libro blanco original:
Lo que se necesita es un sistema de pago electrónico basado en la prueba criptográfica en lugar de confianza, permitiendo a las dos partes negociar directamente entre sí sin necesidad de un tercero de confianza.

Las transacciones que son computacionalmente impracticables de revertir protegerían a los vendedores del fraude, y los mecanismos rutinarios de depósito de garantía pueden ser fácilmente implementadas para proteger a los compradores.

En este trabajo, proponemos una solución al problema de doble gasto mediante un servidor de distribución peer-to-peer con marcas de hora para generar una prueba computacional del orden cronológico de las transacciones.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

About The Author

Héctor Cárdenas

Ingeniero y MBA. Bitcoiner desde 2013. Ayudando a la masificación del bitcoin en los países en desarrollo.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD