La tecnología blockchain surge ante la industria tecnológica mundial como una herramienta certera y confiable para registrar y compartir información, sin sacrificar la identidad de los usuarios, aumentando la velocidad de las transacciones y disminuyendo exponencialmente los costos operacionales.

Como solución para el registro y conservación de la identidad, interesantes aplicaciones se han estado desarrollando, como por ejemplo aquellas que establecen un intermediario entre las empresas, las instituciones y los usuarios, generando confianza entre todas las partes involucradas y protegiendo a los clientes, que suelen ser los más vulnerables por desconocimiento del sistema con el que lidian y también por vacío legal.

Sin embargo, hasta el momento no se había creado una aplicación que protegiera la información genómica humana, animal y biológica, con una plataforma basada en blockchain. Para ello ha aparecido Encrypgen, un proyecto sumamente interesante que ofrece la tecnología de contabilidad distribuida como solución y alternativa a los incontables problemas que afectan a aquellos que desean disponer de la información genómica de su propiedad sin ser vulnerados.

Nuestros genes poseen muchísima información que resulta valiosa para todas las entidades comerciales, institucionales, sanitarias y benéficas del mundo. Pueden indicarnos si somos propensos al cáncer o a la depresión; pueden darnos información sobre cómo serían nuestros hijos y nuestras expectativas de vida. En tiempos de globalización y grandes migraciones, además de la aparición de trastornos y enfermedades raras o desconocidas, la información genética ha adquirido una importancia crucial para poderosos factores mundiales.

Aunque esta información pueda ayudar a los investigadores científicos y médicos a curar y prevenir enfermedades, las empresas que administran la data genética de miles de personas no lo hacen con medidas de seguridad serias y, en muchas ocasiones, sus términos de servicio carecen de lealtad y ética para con el usuario.

Al respecto del potencial de la información genética y su mal manejo, David Koepsell, fundador de Encrypgen, alerta en una entrevista para Forbes:

Podría negársete acceder a un seguro médico de salud debido a tener genes relacionados con el cáncer de mama. O incluso, eventualmente, se te podría negar un ascenso laboral porque, según tu ADN, tus habilidades no son compatibles con el perfil del empleado. Tus datos genéticos pueden ser mal empleados por potenciales empleadores, corporaciones inescrupulosas, y gobiernos, de distintas maneras. Por tanto, debe mantenerse en privado.

Dr. David Koepsell

Fundador, Encrypgen LLC

Gen-Chain, la blockchain del genoma humano

Estos fueron los motivos que llevaron al filósofo y académico David Koepsell y a la Dra. Vanessa Gonzalez a impulsar una causa que ha derivado en la fundación de Encrypgen LLC, una empresa tecnológica que muy pronto implementará las aplicaciones blockchain al campo de la información genómica. La ausencia de un marco legal que permita a los pacientes y donantes de información genómica llevar un control de cómo se utilizan sus datos, es uno de los principales motivos de la creación de esta compañía, sin mencionar además lo inseguros y vulnerables que resultan los servicios de genómica en la nube, plataformas que ya han sido hackeadas incontables veces, muchas de las cuales no son denunciadas.

Para esto, Encrypgen propone la Gen-Chain. Según la definen, es una cadena de bloques distribuidos con miles de perfiles de información genómica precargados, donde nuevos usuarios pueden registrar su propia información de forma segura y gratuita, además de buscar y explorar entre perfiles; agregando que posee una capa de esta blockchain donde se pueden desarrollar aplicaciones propias.

Asimismo, las grandes corporaciones, universidades y centros de investigación pueden registrar o comprar información de esta blockchain, además de poder intercambiarla bajo procedimientos éticos y supervisados por los nodos de esta cadena de bloques, de modo que así se puede fomentar la colaboración entre instituciones y la búsqueda de conocimiento sobre el genoma humano sin vulnerar los derechos a la privacidad y compensación de los usuarios.

El Dr. David Koepsell aseguró que blockchain es un mecanismo sumamente seguro para almacenar y compartir información entre las partes:

Tus datos estarán más seguros que en otras soluciones, incluyendo la del almacenamiento en dispositivos USB, que se pueden extraviar. En Gene-Chain, tus datos son virtualmente imposibles de hackear, encriptados, y puedes proveer una llave privada temporal a tu doctor y otros con quienes desees o necesites compartir información. Además, puedes elegir exactamente que parte de tu información compartir. Nosotros podemos también rastrear el mal uso de la información, que tiene una firma única.

Dr. David Koepsell

Encrypgen LLC

Para permitir el intercambio de información entre los participantes, se creará la Gen-Coin, una criptomoneda que puede ser minada descargando un cliente ligero en equipos, y posiblemente será comercializada en los mercados globales de activos de la blockchain, tecnología que resulta ser la solución para los problemas de las bases de datos convencionales. “El reto es crear una base de datos segura tanto para manejo personal de genética y para la ciencia”, que esté protegida contra ataques informáticos y que sea controlable y rastreable por los donantes de información, aseguran.

La ICO (Oferta Inicial de Monedas) de Encrypgen ya se encuentra abierta al público y su plataforma promete ser única en su tipo, revolucionando no sólo el campo del almacenamiento de información genética, sino posicionándose como pioneros de la industria blockchain en el sector ciencia, identidad y salud.

 

Descargo de responsabilidad: este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir. CriptoNoticias no es responsable de los productos y/o servicios descritos.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina: