Seleccionar página

Cripto-reconciliación: reuniendo dos blockchains bifurcadas

Cripto-reconciliación: reuniendo dos blockchains bifurcadas

Eric Wall, Ingeniero investigador dedicado al estudio de criptomonedas, publicó recientemente en su cuenta de Medium un método a través del cual se podría lograr unificar nuevamente un par de blockchains anteriormente bifurcadas. Si bien, el mismo aclara que este experimento no se basa más que en la teoría detrás de la práctica.

La publicación explica cada uno de los requerimientos necesarios que tendrían que cubrir las blockchains bifurcadas, y los pasos necesarios para poder llevar a cabo una reunificación de ambas. Para dar esta explicación, utilizó como ejemplo las blockchains de Bitcoin y Bitcoin Cash para ilustrar su punto, aclarando que no hay ninguna intención por parte de estos proyectos de llevar a cabo un proceso similar en un futuro cercano.

Esta inquietud nació, según cita Wall, a partir de un comentario realizado por el desarrollador de Bitcoin Core, Eric Lombrozo, durante la edición de este año del evento Breaking Bitcoin, realizada en el mes de septiembre.

No tenemos un proceso de unificación en Bitcoin. Pudiese haber eventualmente algunas ideas a futuro en otras criptodivisas que permitieran reunificaciones, pero como Bitcoin se encuentra en este momento, realmente no hay manera de reunificar dos blockchains que son incompatibles.

Eric Lombrozo

Colaborador, Bitcoin Core

¿Qué hace falta para unir dos blockchains bifurcadas?

Para llevar a cabo este procedimiento sería necesario que el nuevo nodo de Bitcoin sea capaz de enlazar los códigos de ambas cadenas, así como de validar sus bloques a diferentes alturas. Esto ya se ha visto en la actualidad, puesto que Bitcoin ABC utiliza un método similar de validación para BTC y BCH de acuerdo a sus reglamentos de consenso.

Otro par de aspectos de suma importancia a tomar en cuenta son las UTXO (Salida de Transacciones No Gastadas según sus siglas en inglés) de ambas cadenas, las cuales deben ser gastables en la nueva cadena unida mediante el uso de las mismas claves privadas que se tenían antes de la unión.

Por otro lado, el valor de capitalización en el mercado de criptomonedas debe permanecer intacto. Lo cual merita una serie de cálculos que permitan argumentar la lógica de 1 + 1 = 1. Es decir (utilizando el ejemplo de una hipotética reunión entre BTC y BCH) 1 BTC + 1 BCH= 1 BTC (unido).

Wall menciona dos maneras de obtener este resultado. La primera de ellas, debido a que hay más de 126mil BCH que han sido minados paralelamente al BTC, tendría que hallar un coeficiente que equivalga al valor de ambas criptomonedas en el mercado. En otras palabras, la porción que representara 1 BCH y 1 BTC al convertirse en 1 BTC (unido).

El problema con este método, es que a causa de las fluctuaciones del mercado de criptomonedas y su posible manipulación, esta porción equivalente a ambas criptomonedas se mantendría cambiando constantemente. Lo que nos lleva a descartar la efectividad de esta estrategia.

El segundo método traído a colación se basa en medir la disparidad en la Prueba de Trabajo. Tomando en cuenta la cantidad de trabajo de minado que se ha hecho en cada cadena, se puede definir la proporción equivalente de cada criptomoneda bifurcada en relación a la criptomoneda reunificada.

Aún así, siempre habrá usuarios de cada criptomoneda bifurcada que podrán ser afectados positiva o negativamente por un proceso de este tipo. Los únicos que quedarán como si nada hubiese pasado son aquellos que no utilizaron las criptomonedas de la cadena minoritaria luego de la bifurcación, sino que las conservaron.

Aparte de llegar a un acuerdo sobre la equivalencia de precios de cada criptomoneda bifurcada ante la criptomoneda de la reunificación, las blockchains también deben establecer la altura a la que se han de reunificar. Al alcanzar dicho bloque en ambas cadenas, estas empezarán a rechazar los bloques que pretendan extender cada una bajo las previas reglas del consenso, para entonces aceptar sólo los bloques que sigan las nuevas reglas del consenso acordadas en conjunto por ambas blockchains.

Ilustración de la bifurcación y reunificación de blockchains. Cortesía de Eric Wall

La idea que está siendo discutida acá sólo pretende juguetear imaginariamente con cómo un unificador de blockchains podría ser diseñado siendo una instancia de último recurso cuando ambas blockchains se arrepienten de haberse separado.

Eric Wall

En los últimos meses, y en especial en estos últimos días, los términos Hard Fork o Bifurcación Dura se han hecho cotidianos en las discusiones de la comunidad entusiasta de la tecnología blockchain y de las criptomonedas, especialmente tras las bifurcaciones de Bitcoin Cash, Bitcoin Gold y la posible bifurcación de SegWit2x. Es por esto que existe una relevancia innegable en la propuesta de Wall.

El hecho de plantear la posibilidad de reunificar un par de blockchains después de haberse bifurcado, trae consigo una lista de oportunidades a considerar para quienes están a la cabeza de las plataformas que han pasado por este tipo de situaciones, si bien no cabe duda que este es un planteamiento que aun requiere de mucho desarrollo, preparación y ensayos.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Alfredo Oquendo

Profesor, músico, compositor, emprendedor y aficionado a la gente, la cultura, los idiomas y las nuevas tecnologías (entre tantas otras cosas)

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD