Australia ha sido uno de los países más interesados en las criptomonedas y la tecnología blockchain, lo que vino a probar desde 2014 la startup Living Room of Satoshi, que a la fecha permite pagar casi cualquier tipo de factura o servicio en este país utilizando Bitcoin, Litecoin, Dash, Monero, Ethereum y Ethereum Classic. Gracias a ello, ya lleva $5 millones en facturas procesadas.

Su CEO, Daniel Alexiuc, fundó esta compañía confiando primero en el potencial de Bitcoin como método de pago: “Como la primera moneda realmente internacional, descentralizada y P2P del mundo, Bitcoin es perfecto para los pagos de facturas en Australia”. Así ha resultado, pues ahora mismo millones de australianos pueden utilizar el servicio para pagar desde los servicios públicos hasta los impuestos.

Seguramente esto no podía preverse en su primer año de operaciones, cuando las criptomonedas estuvieron bajo doble impuesto en Australia. Ante esta medida, Living Room of Satoshi tuvo que cerrar por dos meses. Por fortuna, esta crisis ha quedado atrás, especialmente gracias al significativo aumento que ha experimentado Bitcoin, el cual sigue siendo a la fecha el activo más utilizado por los usuarios de esta plataforma.

Bitcoin está experimentado un rápido crecimiento en 2017 debido a su naturaleza como ‘activo no relacionado’. Como inversión no parece ser afectado por los movimientos de otras monedas o metales preciosos, por los mercados globales o por alguna industria particular o gobierno. Esto lo hace ser altamente buscado por las compañías de inversión de riesgo y los individuos que buscan diversificar su riqueza.

Daniel Alexiuc

CEO, Living Room of Satoshi

Sin embargo, son otras posibilidades más cotidianas las que plantea esta firma. Las personas que utilizan Living Room of Satoshi lo hacen para pagar, en su mayoría, tarjetas de crédito, opción a la que le siguen servicios públicos como el Internet, el teléfono, el gas y la electricidad. Pero entre los usos también se incluyen los pagos de rentas, compras, impuestos, préstamos, matrículas académicas, seguros e incluso entretenimiento. Alexiuc, además, destaca la oportunidad que se brinda para las remesas internacionales.

La gran mayoría de estos pagos son realizados en bitcoins, al que le sigue Dash, Ether, Litecoin y en último lugar Monero. Ethereum Classic aparece como opción, pero al parecer ha sido muy poco o nada utilizada aún. Por otro lado, el servicio ofrece la ventaja de un sistema de recompensas, donde por cada dólar cancelado se gana un punto, de modo que estos puedan acumularse para conseguir distintos premios, que van desde carteras frías hasta consolas de videojuegos.

De este modo, hasta la fecha, se está haciendo realidad para los usuarios lo que Alexiuc se planteó para nombrar esta compañía:

Nos gusta imaginar que cuando Satoshi (el creador de Bitcoin) tiene una factura que pagar, él se relaja al final del día y la paga desde su sala (living room). Por ello ‘Living Room of Satoshi’.

Living Room of Satoshi

Pese a todo, en lo próximo es posible que le aguarden algunas sorpresas a esta compañía, pues el gobierno australiano se propone incluir las criptomonedas en las leyes contra el terrorismo y el lavado de dinero. Este hecho probablemente implicaría cambios en sus operaciones, en especial en lo que a las medidas de identificación de los clientes se refiere.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 1CZ2E8v31p417TDbSmYXSYwSVTVExGcip3
DAR PROPINA